miércoles, 18 de mayo de 2016

LA PEDOFILIA EN EL JUDAÍSMO COMENZÓ CON EL RABINO BEN YOHAI

Traducción del artículo publicado por el Rev. Ted Pike en NATIONAL PRAYER NETWORK y en DAILY STORMER.
 
Rabino Shimon bar Yohai
 
La Universidad Yeshiva en la ciudad de Nueva York es la más reciente institución educativa judía en ser apedreada por acusaciones de pedofilia extensiva por rabinos y docentess. La Yeshiva, incluyendo una preparatoria de élite, el Colegio de Medicina Albert Einstein, la Escuela de Leyes Benjamin N. Cardoza, y una dote de casi 1.3 mil millones de dólares, es la Harvard del judaismo ortodoxo en Estados Unidos. Pero ahora 31 ex estudiantes de la preparatoria y afiliados a la Yeshiva alegan haber sido abusados sexualmente por dos rabinos altamente respetados de la Yeshiva durante los años 1969 y 1989. Ellos están demandando a la Universidad Yeshiva por 380 millones de dólares. “La Secundaria de la Yeshiva se presenta como una escuela secundaria judía ejemplar cuando de hecho estaba permitiendo que predadores sexuales notorios rondaran la escuela con la intención de buscar otras víctimas”, dijo el apoderado de los quejosos, Kevin Mulhearn. Mulhearn asevera que cientos de muchachos fueron acosados sexualmente o sodomizados.
 
Típicamente, como susede con otros escándalos judíos de abuso de menores en Brooklyn, Sidney, Melbourne, Jerusalén, etc., la administración de la Yeshiva es evasiva. A causa de esto, la AIG (American Insurance Group) no puede continuar asegurándola.
  
¿Por qué las figuras de autoridad judías continúan siendo acusadas de pedofilia principalmente contra niños judíos? El Talmud, la suprema autoridad para el judaísmo talmúdico moderno, apoya la pedofilia. ¡La llaman “Halajá” o norma vinculante judía!
  
El rabino talmúdico más importante en pesuadir a los rabinos de hoy para indulgirse en la pedofilia es el rabino Simeón ben Yohai, del siglo II después de Cristo. Es duro imaginarse un sabio rabínico más apreciado que ben Yohai. Él es reconocido por los judíos ultraortodoxos como el autor del Zohar o Cábala. Todos los años en Meron, Israel (donde ben Yohai murió), más de 10.000 judíos hasídicos se reúnen durante una semana cantando, bailando y alabando a ben Yohai, que bien puede ser la autoridad más venerada del judaísmo cabalista.
  
En el judaísmo ortodoxo, los antiquísimos rabinos de los siglos I y II, los “Tanaím”, son considerados la mayor autoridad. Esto es principalmente porque ellos vivieron en Palestina casi contemporáneos a los Fariseos quienes, nacidos en Babilonia, crearon la Mishná (ley oral), que luego se codificó como el Talmud de Babilonia. Hay un “Taná” reciben más respeto que Moisés por los judíos ortodoxos. Jesús acusó la ley oral de “hacer inválida la ley de Dios”.
  
El Talmud es la mayor autoridad religiosa para los judíos observantes de hoy. Este enseña que cuando los sabios del nivel de ben Yohai pronunciaron nuevas leyes, ellos lo hicieron a partir de la memoria de lo que Dios les había enseñado en el cielo. El Talmud afirma que dicha memoria fue impartida por el maestro de ben Yohai, el Rabino Akiba: cuando Moisés murió, él fue al cielo y contempló al Rabino Akiba “exponiendo maravillosamente sobre la Torá”. Por eso, cuando ben Yohai autoriza la pedofilia en el Talmud, esa permisión se convirtió en ley para los judíos ortodoxos de todos los tiempos.
  
En Yebamoth 60b, el Talmud dice:
Esto fue enseñado: Rabino Simeón ben Yohai declaró: Un prosélito que tenga menos de tres años y un día de edad se le permite casarse con un sacerdote. Por eso está dicho: ‘Pero todas las niñas que no han conocido varón por acostarse con ellos, guardadlas para vosotros’; y Finees seguramente estuvo con ellas.
 
La interpretación de ben Yohai parte de Números 31:18. Los hebreos, después de derrotar a los madianitas, fueron permitdos de tomar a las mujeres vírgenes de todas las edades como esposas o potenciales esposas cuando hubieran madurado sexualmente. Ben Yohai explotó este versículo clamando que Dios le dio a los judíos el derecho de usar sexualmente de las mujeres virtualmente de cualquier edad, aunque él puso el techo de tres años y un día. Más allá, dice que porque el justo Finees estuvo entre la congregación hebrea que aceptó a las mujeres madianitas, eso significa que Finees apoyaba el sexo con niños.
 
En la nota al pie N° 5 de este pasaje dice que la permisión de ben Yohai para tener sexo con niñas de 3 años de edad permanece para todos los tiempos. La nota al pie pregunta: “¿Cómo podrían ellos [cualquier otro rabino en la historia] contrariando las opiniones del Rabino Simeón ben Yohai, que tiene soporte escritural, prohibir el matrimonio de las jóvenes prosélitas?” Claramente no pueden. (El texto completo de esta nota al pie y el pasaje entero de la edición inglesa de Soncino del Talmud están al final de este artículo).

Así, la pregunta planteada por la nota al pie del Talmud es extremadamente significativa and oportuna. ¡Dice que justo como no hubo autoridad rabínica que desafiara el permiso halájico de ben Yohai para tener sexo con niñas de tres años, tampoco habrá autoridad rabínica en una organización judía, sinagoga, Yeshivá, facultad o seminario de hoy empoderada para declarar que la pedofilia para el judío está mal!
  
Por supuesto, los líderes judíos y los consejos rabínicos condenan de dientes afuera la pedofilia mientras están enredados en escándalo. Pero eso es con el fin de, como lo manda el Talmud, “el nombre de Dios no sea profanado” por causa de una mala reputación del judaísmo. Pero si un rabino ortodoxo cree en alguna cosa, es que cada letra del Talmud es divinamente inspirada. Si es necesario mentir sobre su contenido, entonces el Talmud alienta este subterfugio diciendo: “es lícito mentirle a un goy” (gentil). (Baba Kama 113b)
   
A fin de conjurar la plaga del abuso de menores en el judaísmo ortodoxo, la Suprema Corte Rabínica de Apelaciones de Israel necesita confrontar la pedofilia en el Talmud y declarar que no será halajica. Esto puede ser imposible, sin embargo, considerando el nivel de ben Yohai y el hecho de que históricamente muchos de los más eminentes rabinos ultraortodoxos han desafiado la autoridad de la corte en primer lugar. Ciertamente ninguna corte rabínica (Bet Din) en la historia ha cuestionado los pronunciamientos halajicos de ben Yohai.
 
Con la autoridad de ben Yohai en mente, Yebamoth 60b presenta una secuencia de los más autorizados rabinos, quienes concluyen que justo como la totalidad de la población masculina de Israel fue titulada para casarse con las “niñas” de Madián, así no solo los rabinos, sino también todos los hombres judíos tienen permitido violar sexualmente a las menores de edad. El Talmud continúa: “Consecuentemente, debe decirse y la escritura habla de alguien [una niña de tres años] que está adecuada para cohabitación”.
  
Un eminente sabio resume: “La Halajá está de acuerdo con el rabino Simeon ben Yohai”. Él cita un precedente histórico: “Hubo cierta ciudad en Eretz Yizrael cuya legitimidad de sus habitantes estaba en disputa, y el Rabino [ben Yohai] envió al Rabino Romanos quien condujo una investigación y encontró en ella la hija de un prosélito que era menor de tres años y un día, y el rabino la declaró elegible para vivir con un Cohen”. La nota al pie 15 dice que Romanos “le permitió continuar viviendo con su esposo”.

  
Nota: en este caso, violar a una infante menor de tres años está permitido. Dicha imprecisión introduce un hecho importante: justo como el Talmud fue flexible acerca de la edad límite para el sexo, fue también flexible en cuanto al género. La nota al pie 1 de Kethuboth 11b abre una puerta ancha para los pedófilos homosexuales judíos al pronunciar que “el coito con un niño pequeño no se reputa como acto sexual”. (Ver Judaism and Homosexuality: A Marriage Made in Hell -Judaísmo y Homosexualidad: Un matrimonio hecho en el Infierno) Los rabinos pedófilos hoy, molestando y violando a niños y niñas por igual, ejercen esta libertad sociopática.
   
El Talmud en Kethuboth 11b sumariza la permisión para el sexo con niños hasta los tres años, citando la autoridad de Raba. “Raba dijo… cuando un hombre mayor tiene relaciones sexuales con una niñita, eso no es nada…” La nota al pie de la declaración de Raba dice “esto es, las lágrimas vienen a los ojos una y otra vez, así también la virginidad de una niña hasta los tres años”. Otro de los grandes Tanaím, el Rabino Meir, dice que el estatus sexual de una niña de tres años no es diferente al de una mujer sexualmete madura. Esto apoya el edicto de ben Yohai de que las “vírgenes” madianitas estaban, a la edad de tres años y un día, o por debajo de esa edad, listas para tener sexo.
 
 
Lo que existe, entonces, en esos pasajes y entre los elementos predominantes del liderazgo rabínico ortodoxo y ultraortodoxo, es la convicción más firme, basadas en alegados precedentes escriturales del Antiguo Testamento, como también en las más grandes y antiguas autoridades talmúdicas, que el sexo con niñas de la edad de tres años o menores está sancionado por Hashem.
  
¿Por qué las autoridades judías protegen a los pedófilos?
 
Los líderes ortodoxos están por eso obligados a proteger a los rabinos pedófilos porque dichos pervertidos están ejerciendo la libertad sexual que su Dios les concede. Esto ayuda a explicar el patrón consistente hasta hoy de las autoridades judías no toman ninguna acción contra los judíos pedófilos o medidas rigurosas en las escuelas religiosas y cortes judías. En cambio existe un sórdido registro de rabinos pedófilos y profesores de yeshivas siendo enviados a otras áreas o a puerto seguro en Israel -o incluso mantenidos en el staff-. Dicha indulgencia se retrotrae a la imponente influencia de Simeon ben Yohai.
  
Aunque la incitación talmúdica de violación de niños nunca es mencionada entre la población judía de hoy, aún los bien conocidos judíos ortodoxos protestan que 1 de 5 niños judíos es abusado sexualmente. ¿Por qué el silencio? Temen a los rabinos dominantes que pueden ser pedófilos y proteger a los suyos. Hay muchos casos citados en FailedMessiah.com de cómo dichos potenciales reformadores siendo verbalmente, social y aún físicamente atacados.
  
Esta primavera, el Rabino Herschel Schachter, ex decano de la Yeshiva University y estudioso halájico de renombre internacional, decretó que las familias judías cuyos hijos fueron abusados sexualmente deben siempre ir primero a las autoridades y cortes rabínicas. Él y Agudath Israel de Estados Unidos, un cuerpo prominente de sabios de la Torá, dice que esto es ley judía. (Ver The Great “Raping Rabbis” Cover-Up -El gran encubrimiento de los “Rabinos violadores”) ¿Las familias judías obedecerán y consignarán a sus hijos, como lo han hecho por décadas, a una indemnización o protección irrisoria de los rabinos violadores?
  
La respuesta, en la mayoría de los casos, es sí. El poder de los líderes rabínicos, las cortes judías y the abrumador consenso de la comunidad judía ortodoxa Orthodox en no avergonzar al liderazgo es simplemente demasiado grande. Sumada a esto es la protección de los media controlados por los judíos a los rabinos pedófilos mediante un silencio casi total sobre el escándalo creciente. (Ver Jews Confirm Big Media Is Jewish -Los judíos confirman que los Grandes medios son judíos).
  
En tiempos de la más profunda apostasía en el antiguo Israel, los malvados líderes religiosos judíos instruyeron a los padres hebreos a ofrecer a sus primogénitos como ofrendas quemadas a los ídolos cananeos. Solo entonces les enviaría Dios la lluvia y buenos tiempos sobre sus campos. El pueblo, teológicamente iletrado, obedeció.
  
Hoy, la gran mayoría de los laicos judíos son ignorantes de que el Talmud alienta a los líderes en quienes confían a acechar a sus niños como juguetes sexuales. En retorno al sol de la aceptación en la comunidad judía, ellos confían la inocencia y la seguridad de sus hijos e hijas a la crecientemente devoradora lujuria de sus adorados ídolos rabínicos. Como consecuencia, por milenios, poco ha cambiado para el rebaño de Israel, pisoteado y devorado por falsos pastores.
“Los que gobiernan sobre ellos los hacen aullar, dijo Yahveh, y mi Nombre es blasfemado todo el día, sin cesar”. (Isaías 52:5)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada