martes, 3 de mayo de 2016

ORACIONES PARA DESTERRAR LAS TEMPESTADES

En Baviera es tradición que entre las fiestas de la Santa Cruz (Invención –3 de Mayo– y Exaltación –14 de Septiembre–) después del último Evangelio en la Misa, se reciten las siguientes oraciones para pedir un buen clima y desterrar las tempestades (No en vano la llamaban Wettersegen o Bendición del Tiempo), dando la bendición con la reliquia de la Santa Cruz. También pueden rezarse privadamente durante cualquier tempestad:
   
LATÍN
℣. A fúlgure, grándine et tempestáte.
℟. Líbera nos, Dómine Jesu Christe
 
℣. Osténde nobis, Dómine, misericórdiam tuam.
℟. Et salutáre tuum da nobis.
   
℣. Dómine, exáudi oratiónem meam.
℟. Et clamor meus ad te véniat.
   
[Sacerdos dicitur:
℣. Dóminus vobíscum.
℟. Et cum spíritu tuo]
   
Orémus:
Quǽsumus, omnípotens Deus, ut, intercessióne sanctæ Dei Genitrícis Maríæ, sanctórum Angelórum, Patriarchárum, Prophetárum, Apostolórum, Mártyrum, Confessórum, Vírginum, Viduárum, et ómnium Sanctórum tuórum, contínuum nobis præstes subsídium, tranquíllam áuram permíttas, atque contra fúlgura et tempestátes désuper nobis indígnis tuam salútem effúndas de cœlis, et géneri humáno semper ǽmulas, déxtera poténtiæ tuæ, aëreas cónteras potestátes. Per eúndem Christum, Dóminum nostrum. Amen.
  
℣. Sit nomen Dómini benedíctum.
℟. Ex hoc nunc et úsque in sǽculum.
   
℣. Adjutórium nostrum in nómine Dómini.
℟. Qui fecit Cœlum et terram.
    
Benedíctio Dei omnipoténtis, Patris ✠ et Fílii et Spíritus Sancti, descéndat super vos, locum istum et fructus terræ, et máneat semper. Amen.
   
LATÍN
℣. De rayo, granizo y tempestad.
℟. Líbranos, oh Señor Jesucristo.
 
℣. Muéstranos, Señor, tu misericordia.
℟. Y danos tu salvación.
   
℣. Señor, escucha mi oración.
℟. Y mi clamor llegue hasta Ti.
   
[El Sacerdote dice:
℣. El Señor esté con vosotros.
℟. Y con tu espíritu].
   
Oremos:
Suplicámoste, oh Dios omnipotente, que, por la intercesión de la Santísima Virgen María, Madre de Dios, los santos Ángeles, Patriarcas, Profetas, Apóstoles, Mártires, Confesores, Vírgenes, Viudas, y todos tus Santos, nos concedas tu continuo auxilio, nos envíes un aura tranquila, derrames sobre nosotros, indignos, tu celestial socorro contra los rayos y las tempestades, y protegiendo siempre al género humano, aplastes las potestades aéreas con el poder de tu diestra. Por el mismo Cristo, nuestro Señor. Amén.
  
℣. Sit nomen Dómini benedíctum.
℟. Ex hoc nunc et usque in sǽculum.
   
℣. Nuestro auxilio es el nombre del Señor.
℟. Que hizo el Cielo y tierra.
    
La bendición de Dios omnipotente, Padre ✠, Hijo, y Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, este lugar y los frutos de la tierra, y permanezca siempre. Amén.

2 comentarios:

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.