martes, 5 de abril de 2011

OBAMA: REELECCIÓN DEL MAL

  
El presidente Barack Obama anunció su intención de buscar un segundo mandato en la Casa Blanca, instando a sus seguidores a “proteger el progreso” realizado tras dos años difíciles y a continuar con su cruzada por el cambio.

Obama, más canoso y casi irreconocible como el profeta de la esperanza que llegó al poder en 2008, inició el camino hacia las elecciones de noviembre de 2012, con un correo electrónico a sus partidarios y un vídeo que lanza su “última campaña” electoral.

“Hoy estamos presentando documentos para lanzar nuestra campaña de 2012”, dijo Obama en un comunicado, una estrategia que le permitirá recaudar fondos para lo que podría ser una elección de mil millones de dólares.

“También sabíamos que el cambio duradero no vendría rápidamente o fácilmente. Nunca lo hace”, escribió Obama.

“Pero mi gobierno y mi gente en todo el país luchan para proteger el progreso que hemos hecho..., nosotros también tenemos que empezar a movilizarnos para 2012, mucho antes de que llegue el momento de que yo empiece a hacer campaña en serio”.

El vídeo incluye escenas de estadounidenses contando cómo sus vidas cambiaron con el presidente y diciendo que Obama había cumplido con el cambio que prometió en 2008. 

La reflexión de Jorge Rondón Santos: Obama, el "profeta de la esperanza" (realmente el Anticristo) reconoce que 4 años no le alcanzan para imponer su Imperio del Mal sobre la tierra; y el "progreso" que tanto quiere defender ES REALMENTE LA DEGENERACIÓN FINAL DE LA HUMANIDAD (aborto, eutanasia, putimonio, persecución a la Cristiandad, etc). A todos los Católicos estadounidenses queremos exhortar que NO VOTEN POR ÉL (mejor, NO VOTEN, PORQUE LA DEMOCRACIA ES EL PODER DEL DIABLO).

¡¡¡Señor Jesús, Rey de todas las naciones, protege al Pequeño Rebaño que en Ti confía, guarda a la Milicia que por tu Reino lucha!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.