martes, 9 de junio de 2015

POR QUÉ NO CREO EN UNA "RESTAURACIÓN" PRE-PARUSÍACA

"Los que se consagran a «salvar el cristianismo» acaban ofreciéndole sus servicios como sepultureros".
  
(Nicolás Gómez Dávila, Nuevos Escolios a un Texto Implícito, 54c).

3 comentarios:

  1. Estimado Sr. Gomez Dávila: Ud. llama mentiroso a Nuestro Señor Jesucristo y a la Santísima Virgen María, Madre de Dios?
    Pues explique las siguientes palabras pronunciadas por la Santísima Virgen: "Por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia, que se convertirá, y será concedido al mundo algún
    tiempo de paz ( 17 ). En Portugal se conservará siempre la doctrina de
    la Fe, etc." Me cansan los grandes eruditos modernos que se hacen llamar tradicionalistas y arremeten con su "sabiduría" los grandes designios de Dios. Se olvidan de la segunda virtud teologal y matan la esperanza de millones de fieles católicos con su retórica parusíaca sin observar antes que, no nos negamos a la segunda venida de Nuestro Señor, sino que nos negamos a hacer oídos sordos a la promesa hecha por la Santísima Virgen de su triunfo. Triunfo que se realizará inexorablemente, aunque a Ud. le duela, antes del retorno definitivo de Nuestro Señor.

    ResponderEliminar
  2. Honorable Sr. Pedriel: SI alguien ha llamado "mentiroso a Nuestro Señor Jesucristo y a la Santísima Virgen María, Madre de Dios" (citando su comentario), son sin duda Roncalli, Montini, Ratzinger, Bertone y Gruner, por nombrar algunos entre los anti-fatimistas.

    Y sí, le explicamos el Segundo Secreto con todo gusto (aunque ya lo decíamos muchas veces): Acerca de "El Santo Padre me consagrará Rusia, que se convertirá, y será concedido al mundo algún tiempo de paz". La Consagración de Rusia fue hecha en 1952 por Pío XII con la carta "Sacro Vergénte Anno"; y aunque ya era DEMASIADO TARDE (porque Rusia esparció sus errores -el comunismo, el ateísmo institucionalizado, la "Teología de la Liberación-, se dio la II Guerra Mundial, hubo persecución a la Iglesia, la Masonería había calado en el Clero), Dios dispuso que ya en Rusia cesara la persecución religiosa poco a poco, en una palabra, Rusia se convirtió a la paz (Proverbios, 16:7 – “Cuando los caminos del hombre agradaren al Señor, convertirá a la paz a sus enimigos”). Ese era el "Triunfo" del que habló la Santísima Virgen: QUE RUSIA CESARA LA PERSECUCIÓN, Y QUE HABRÍA UN TIEMPO DE PAZ EN EL MUNDO, PORQUE EL TERROR ROJO PASARÍA.

    Ahora, hablemos apocalípticamente: El Triunfo final del Inmaculado Corazón de María será la conversión de Rusia (y de todas las naciones) a la Fe Católica TRADICIONAL, y eso será inevitablemente con la PARUSÍA, no antes (como afirman muchos "videntes" antiguos y modernos). ¿Vd. quiere tan mal a la Virgen que espera una Restauración, un Triunfo que, de noche a mañana, desaparecerá a manos del anticristo? ¡JAMÁS LO PERMITA DIOS! El Triunfo del Inmaculado Corazón de María será al final, cuando el anticristo haya sido vencido, y no tendrá ocaso.

    Sí, nosotros estamos matando la FALSA esperanza anti-milenarista, la ilusión del "Gran Monarca restaurador" pre-parusíaco que albergan millones de deuterovaticanos y tradicionalistas perplejos que infortunadamente se rendirán ante el Anticristo y el Falso profeta. Y preferimos eso a ser juzgados por haber callado habiendo ocasión de hablar.

    En suma, el Triunfo será inexorablemente después de la Parusía (no antes), y NO TENDRÁ FINAL, gústele o no a Vd.

    Postdata: Nicolás Gómez Dávila MURIÓ EN 1994. Si publicamos su cita fue pensando en Williamson y su "Resistencia".

    ResponderEliminar
  3. Otra cosa que faltó explicar fue:

    1° El original portugués dice “… por fim o meu Imaculado Coração triunfará. O Santo Padre consagrar-me-á a Rússia, que se converterá, e será concedido ao mundo algum tempo de paz”. Enfatizamos el "Consagrar-me-á", que significa "ha de consagrarme", que es como decir "debería consagrarme", una expectativa que, como dijimos, no se realizaría a cabalidad. Pero como Dios es grande y misericordioso, y no deja nada sin remuneración, cuando se hizo la Consagración en 1952, significó que la Persecución en Rusia comenzaría a amainar hasta desaparecer el Comunismo en su territorio y sus países satélites.

    2° "En Portugal se conservará siempre la doctrina de la Fe, etc": No es "la Doctrina de la Fe", sino "El Dogma de la Fe" (como dice el original en portugués: "Em Portugal se conservará sempre o dogma da fé, etc."). La oración está incompleta, pero como enlaza con el Tercer Secreto (que se trata sobre la Gran Apostasía por el Concilio Vaticano II, NO SOBRE UN "FIN DEL MUNDO" Y MENOS SOBRE JUAN PABLO II), creemos que puede concluir como "En Portugal se conservará siempre el Dogma de la Fe EN UN REMANENTE DE FIELES" o "En Portugal se conservará siempre el Dogma de la Fe HASTA LA GRAN APOSTASÍA".

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.