jueves, 17 de octubre de 2013

LÍDER DE FEMEN: PARA FINANCIAR EL FEMINISMO, RECIBIRÉ DINERO HASTA DEL DIABLO

ADVERTIMOS QUE LA SIGUIENTE NOTICIA CONTIENE MATERIAL PERTURBADOR, PERO DUELE MENOS LA VERDAD QUE UNA MENTIRA ADORNADA

En una entrevista de iTele de Francia, Inna Shevchenko, la cara visible de Femen, reivindica poder blasfemar y aceptar dinero del diablo para su actividad feminista, a la vez que niega que el movimiento fue fundado por un hombre, que sólo lo integran mujeres bonitas y que su blasfemia sea sólo contra el cristianismo.

Inna Shevchenko, actual líder de la organización marx-nudista Femen
 
No obstante, es constatable que Femen lo fundó un hombre, que aparecen sólo mujeres hermosas en sus azonadas, y que los ataques son siempre contra la religión católica y no por ejemplo contra los musulmanes.

Ver más sobre Femen aquí, aquí, aquí, y aquí.

“¿QUIÉN PAGA?”
No es cierto que nuestro movimiento fue fundado por un hombre. En Ucrania, un hombre estuvo involucrado en su creación, pero esto no significa que no somos feministas auténticas. Nadie puede decir eso”.
 
Casi se enoja Inna Shevchenko, líder de Femen, quienes protestan contra “la dominación del varón” mostrando sus encantos, cuando el entrevistador francés de iTele le pregunta acerca del documental presentado en Venecia, donde las Femen reconocen:
“Sin un hombre detrás no habríamos salido nunca”.
 
Y el hombre, Viktor Svyatski, confirma:
“Los hombres hacen todo para el sexo: he creado el grupo para llegar a las mujeres”.
  
Viktor Svatski, “el Hugh Hefner” de Femen, reconoce que creó el movimiento por el interés del sexo. Y en reciente entrevista, se refirió a las activistas como “putas débiles de carácter”.
   
¿Pero si no es Viktor Svyatski que financia el movimiento, quien está pagando las acciones de las manifestantes en topless?
“Esta es la pregunta que todos se hacen, pero no hay una sola persona –continúa Inna– No hay un millonario o un multimillonario que nos da dinero. Hay mucha gente y yo también aceptarían una donación del diablo con el fin de difundir el feminismo”.
 
NO SÓLO MUJERES BONITAS
La líder de Femen también rechaza la acusación de que sólo las mujeres hermosas se convierten en parte del movimiento:
“Nuestro movimiento es para todas las familias, no sólo para las mujeres hermosas. De hecho, entre nosotras también hay de 45 años y de 60 años, y no sólo niñas”.
  
El dilema es: Si en Femen hay activistas hasta de 60 años, ¿por qué las que salen en las manifestaciones enseñando las tetas NO APARENTAN MÁS DE 35 AÑOS?
 
¿ISLAMOFOBIA?
Las Femen son muy transgresoras, pero también el movimiento se tuvo que doblegar a la corrección política.
 
Por ejemplo, la Shevchenko tuvo que retirar este tweet:
“¿Qué podría ser más estúpido del Ramadán? ¿Qué podría ser más feo que esta religión?”.
 
Incluso Amina, la Femen encarcelada en Túnez y que dejó el movimiento, ha acusado a sus antiguas compañeras de islamofobia.
“Estamos a favor de los derechos de las mujeres –intenta contestar Shevchenko– y no somos islamófobas, sólo hubo un problema de interpretación”.
 
Con todo, el mensaje de ''liberación' que promociona Femen es impopular entre la audiencia islámica. El 99% de las mujeres musulmanas desaprueba las puestas en escena que las activistas hacen.
 
DERECHO DE BLASFEMIA
Tal vez haya una mala interpretación, pero de seguro que son cristianofóbicas ya que han atacado el arzobispo de Bruselas y entraron en la catedral de Notre Dame en París en topless para dañar una campana.
 
A Shevchenko le da culillo atacar a los musulmanes, pero se envalentona contra el cristianismo.
 
Pero esto no es una cosa para refutar, como en el caso del Islam, sino para presumir:
“Sin duda nos hemos dañado la campana –dijo la líder de Femen-, en cuanto a la blasfemia, sí, reivindicamos el derecho de ser blasfemas”.

LOS DOS ÚLTIMOS ATAQUES DE FEMEN
Y fue contra un símbolo cristiano.
 
Tres miembros de Femen en topless interrumpieron el procedimiento en la Asamblea Legislativa de Quebec la semana pasada. Después de gritar desde la galería y quitarse sus camisetas, el trío se alejó rápidamente de la seguridad.
 
El martes 3 de Octubre, tres nudistas interrumpieron en la Asamblea Nacional de Quebec, exigiendo que retiraran el crucifijo que preside el Salón.
 
El grupo dijo que estaban protestando por la presencia del crucifijo en la pared de la Asamblea Nacional a la luz de la propuesta del gobierno secular de Quebec en la “carta de valores”, que prevé la prohibición de símbolos religiosos “manifiestos y evidentes” en las instituciones públicas.
 
Una de las “Femen Quebec”, Julie-Anne Beaulac, una estudiante universitaria de 19 años, escribió una expresión sacrilega Quebecois “Crucifijo décâlisse” (Crucifijo, lárgate de aquí) sobre sus pechos y los mostraba.
 
El Femen Quebec en su página de Facebook denuncia la religión como
“un arma de destrucción masiva”, y afirma que los miembros de Femen se han comprometido a luchar contra el “patriarcado de las instituciones religiosas”.
 
Y dicen que
al “crucifijo se debe la gran oscuridad”.
 
El mismo esquema fue utilizado una semana después en España.
  
En España, unas activistas de Femen irrumpieron en la plenaria del Congreso de los Diputados, esgrimiendo consignas pro-aborto.
 
Tres activistas de la organización feminista Femen, desnudas de cintura para arriba, interrumpieron este miércoles en Pleno del Congreso gritando desde la tribuna de invitados “Aborto es sagrado”, lo que obligó a parar la sesión mientras el presidente de la Cámara ordenaba su desalojo. El acento extranjero de alguna de las activistas dificultaba que su mensaje se entendiera claramente. Solo aplaudieron unos pocos diputados de grupos de izquierda.
 
 
“Toda maldad es pequeña comparada con la de la mujer: ¡CAIGA ELLA EN SUERTE AL PECADOR!” (Eclesiástico XXV, 19)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.