martes, 28 de febrero de 2017

VIENEN COSAS TERRIBLES EN LOS PRÓXIMOS MESES

La foto es de una carroza que participó en el Mardi Gras de Viareggio (Toscana, Italia). Y lo que sigue es un comentario que vimos en un artículo reciente:
Dice Fra Cristóforo, colaborador en el sitio italiano ANONIMI DELLA CROCE, que según fuentes de la Casa Santa Marta, Bergoglio se reúne frecuentemente y en forma secreta con Justin Welby y otros prelados anglicanos (por cierto, Bergoglio dijo en la iglesia anglicana de Todos los Santos en Roma que está estudiando la posibilidad de un viaje a Sudán del Sur, junto con el Primado Cantuariense), como también se encuentra con los pastores Heiner Bludau (Decano de la iglesia luterana de Italia) y Paolo Ricca (teólogo valdense).
  
No solo eso, sino que en la Comisión designada bajo la presidencia de Arthur Roche (secretario de la Congregación para el Culto Divino), para la reforma del Servicio Novus Ordo (y quizás también de la Indultada) hay también delegados anglicanos y luteranos, con el fin de crear un “rito común” para un futuro conglomerado de las distintas denominaciones cristianas, aunque conservando cada una sus “carismas” propios, de la cual Bergoglio quiere ser su presidente (no es de extrañarse, ya que él se presenta como mero “obispo de Roma” en lugar de Papa -aunque de todos modos, NO ES PAPA NI ES CATÓLICO, NUNCA LO FUE Y JAMÁS POR JAMÁS LO SERÁ-).
 
¿Y la FSSPX? Bien, gracias. Bernard Fellay viaja frecuentemente al Vaticano, y está dispuesto a aceptar la Prelatura Personal y tener como sede central la iglesia de Santa María Inmaculada en el Esquilino, no lejos de Letrán, traicionando a Mons. Marcel Lefebvre y su legado (como pasó con la Unión San Juan Vianney). Si no es el 13 de Mayo, será el 7 de Julio, y si tardare, sed pacientes. Willy caerá también, más tarde, pero caerá irremisiblemente.
 
QUERIDO HERMANO QUE LEES ESTAS PALABRAS, ¡LEVÁNTATE Y SAL PRONTO DE LA ROMA APÓSTATA, Y SI YA ESTÁS FUERA, NO VUELVAS ATRÁS! EL SEÑOR VIENE PRONTO, CON BRAZO VENGADOR, PARA DESTRUIRLA Y BORRAR DE LA TIERRA SU MEMORIA.
 
ACTUALIZACIÓN (3 de Marzo de 2017)
La comisión consta de representantes de todas las tres denominaciones, todos ellos atados por el secreto.
 
El periodista, que es bien conocido por informar detalladamente todo cuanto sucede en el Vaticano, ha dicho que si bien esta noticia es meramente un “rumor” en este momento, sus “fuentes usualmente son buenas”.
 
De acuerdo a sus fuentes, la comisión está encontrando pequeñas dificultades en en contrar un terreno común en la “liturgia de la palabra”. Tosatti reporta: “Después de la confesión de pecados, la petición de perdón y la recitación del Gloria, tendrían lugar las lecciones y el Evangelio”.
 
También dijo que la comisión está supuestamente estudiando el problema del Credo. Las iglesias protestantes prefieren rezar el Credo de los Apóstoles, aunque reconocen el Credo de Nicea. La Iglesia Católica los alterna [N. del T. Son los conciliares quienes alternan entre los dos Credos en su servicio Novus Ordo, mientras que el Catolicismo tradicional emplea el Credo de los Apóstoles en el Divino Oficio, y el de Nicea-Constantinopla en el Santo Sacrificio de la Misa]. Así que incluso este punto no representaría mayor problema.
 
La presentación de las ofrendas igualmente no presenta mayor obstáculo en el proyecto.
 
Según Tosatti, el tema central se encuentra en la Eucaristía, puesto que el entender Católico de la Eucaristía es profundamente diferente al de los luteranos o el de otras denominaciones protestantes. Los Católicos creen en la Transubstanciación y en la Presencia Real de Jesús en la Eucaristía, mientras que los protestantes creen que es solamente un memorial.
 
Tosatti informa que una posible “solución” que se propone es que las palabras de la Consagración sean remplazadas por el silencio (Casualmente como la anáfora siria de Addai y Mari, a la cual los herejes nestorianos le suprimieron las Palabras de la Consagración porque los acusaba de herejía, y dicha alteración fue aprobada por Walter Kasper en 2001):
¿Pero cómo puede celebrarse una liturgia común que difiere claramente en la enunciación justo en el punto más importante del evento?
 
Una de las posibles soluciones propuestas sería el silencio. Ello podría significar que después del Sanctus, en el momento en que normalmente durante la Misa [Novus Ordo, N. del T.] el presbítero diría las palabras: “Santo eres en verdad, Padre…”, los diferentes celebrantes permanecerían en silencio, cada uno repitiendo mentalmente “su propia” fórmula.
 
El silencio se rompe en la congregación con la recitación del Padre nuestro. Aún no es claro cómo se formarán las filas para recibir la “Comunión”.
 
A la luz de este rumor bien fundado, deberíamos percatarnos en los apuntes de Francesco Coccopalmerio, un colaborador cercano del Papa Francisco y actual Presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos. El cardenal vaticano ha sugerido que dejemos de pensar en los sacramentos tan rígidamente como si fueran o válidos o inválidos. Por amor del ecumenismo, él opinó que deberíamos empezar a ver que los sacramentos quizás tengan validez “imperfecta” o “parcial”. Abajo sus palabras exactas, como se publicó en su entrevista exclusiva con Edward Pentin de National Catholic Register:
Nosotros decimos, todo es válido; nada es válido. Quizá tenemos que reflexionar sobre este concepto de validez o invalidez. El Concilio Vaticano II dijo que hay una verdadera comunión [entre Católicos y protestantes] incluso si todavía no es definitiva o plena. Verás, ellos dan un concepto no tan decisivo, o todo o nada. Hay una comunión que es casi buena, pero algunos elementos faltan. Pero, si dices que algunas cosas están faltando y que por ello no hay nada, estás equivocado. Hay piezas faltantes, pero ya hay una comunión. Lo mismo puede decirse, o algo similar, de la validez o la invalidez de la ordenación. Yo dije que hay que pensar sobre ello. Es una hipótesis. Quizá hay algo, o quizás no, un estudio, una reflexión.

NO VALE LA PENA, ¡OH CONCILIARES!, RASGAROS AHORA LAS VESTIDURAS POR BERGOGLIO, PORQUE SIMPLE Y LLANAMENTE ÉL ESTÁ TERMINANDO LO QUE RONCALLI, MONTINI, WOJTYLA Y RATZINGER COMENZARON.

2 comentarios:

  1. Jorge, não aja como um protestante, interpretando a profecia de Apocalipse 17 como se fosse direcionada a Igreja. Custo a crer que nem mesmo Lutero, na suas amarga heresia, fazia tal coisa contra a Igreja com a Qual nunca quis romper.

    O Papa Francisco pode até ser um antipapa que permitiu que os adúlteros e os pró-abortistas comungassem do Corpo e do Sangue redentores de Cristo, mas mudar a Santa Missa mais do já fizeram em 1970? Me poupe.

    A pressão dos cardeais impediria e, se Francisco fizer alguma mudança ritualística, será insignificante porque os ritos romano moderno e o anglicano, do Livro de Oração Comum, são praticamente idênticos, pra não dizer que são quase o mesmo ritual com pequenas adaptações características de cada Igreja.

    E se ( queira Deus que não ) Francisco fizer mudanças radicais na Missa de Paulo VI, não importaria, porque Cristo disse que estaria conosco até o fim dos tempos...

    ResponderEliminar
  2. A ratos también nos cuesta creer algunos hechos de apostasía que vemos, pero la esperanza de la Parusía y la certeza de la Sana Doctrina nos alienta a seguir la guerra.

    Nosotros no hemos añadido nada a la fuente original (un comentario que vimos en otro lugar, y en él citan diversos espacios). Y sí, el Novus Ordo que concibió Bugnigni es aún demasiado "católico" para los planes ecumenistas protestantes y bergoglianos. Por eso lo quieren cambiar y crear un Novíssimus Ordo, que será la liturgia de la Religión Ecuménica Mundial del Falso Profeta.

    Cierto que Cristo estará con sus fieles hasta el fin de los tiempos, pero también es de fuerza que el Remanente fiel debe organizarse en Resistencia y librar la batalla. Y desde aquí seguiremos COMBATIENDO SIN TREGUA EN TODOS LOS FRENTES PARA QUE CRISTO REINE.

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.