jueves, 2 de febrero de 2012

¡ESTAD ALERTA Y VIGILANTES, QUE NO SABÉIS CUÁNDO VENDRÁ EL SEÑOR!


«En aquel tiempo, dijo el Señor a sus discípulos: “Estad con vuestras ropas ceñidas a la cintura, y tened en vuestras manos las luces ya encendidas prontos a servir a vuestro Señor, sed semejantes a los criados que aguardan a su amo cuando vuelve de las bodas, a fin de abrirle prontamente luego que llegue y llame a la puerta. Dichosos aquellos siervos a los cuales el amo al venir encuentra así velando: en verdad os digo, que arregazándose él su vestido, los hará sentar a la mesa, y se pondrá a servirles. Y si viene a la segunda vela, o viene a la tercera, y los halla así prontos, dichosos son tales criados. Tened esto por cierto, que si el padre de familias supiera a qué hora había de venir el ladrón, estaría ciertamente velando, y no dejaria que le horadasen y forzasen su casa. Así vosotros estad siempre prevenidos, porque a la hora que menos pensais, vendrá el Hijo del hombre”. Preguntóle entónces Pedro: “Señor, ¿dices por nosotros esta parábola, o por todos igualmente?”. Respondió el Señor: “¿Quién piensas que es sino un criado vigilante aquel administrador fiel y prudente, a quien su amo constituyó mayordomo de su familia, para distribuir a cada uno a su tiempo la medida de trigo o el alimento correspondiente? Dichoso el tal siervo, si su amo a la vuelta le halla ejecutando así su deber. En verdad os digo, que le dará la superintendencia de todos sus bienes. Mas si dicho criado dijere en su corazón: ‘Mi amo no piensa en venir tan presto’; y empezare a maltratar s los criados y a las criadas, y a comer, y a beber, y a embriagarse; vendrá el amo del tal siervo en el día que ménos le espera, y en la hora que el no sabe, y le echará de su casa, y darle ha el pago debido a los criados infieles. Así es que aquel siervo que, habiendo conocido la voluntad de su amo, no obstante ni puso en orden las cosas, ni se portó conforme quería su Señor, recibirá muchos azotes; mas el que sin conocerla, hizo cosas que de suyo merecen castigo, recibirá menos. Porque se pedirá cuenta de mucho a aquel a quien mucho se le entregó; y a quien se han confiado muchas cosas, más cuenta le pedirán”» (San Lucas XII, 35-48, Versión de Mons. Félix Torres Amat).

3 comentarios:

  1. Podrias indicar cual es la fuente? o donde pueden verse los demas mensajes?

    Alguna informacion del vidente?... algo que indique que pueda ser ortodoxo en su escribir?

    Tks

    ResponderEliminar
  2. Todos los mensajes de Enoc están en http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/

    No te sabría decir sobre el vidente, por lo que mantengo reserva de él.

    ResponderEliminar
  3. Puedes leer en Surcum Corda, donde esplica porqué considera falsos estos mensajes de Enoc

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.