domingo, 27 de noviembre de 2016

BLASFEMIAS DE LOS FUNDADORES PROTESTANTES CONTRA NUESTRA SEÑORA

Una afirmación de muchos apologistas conciliares y ecumenistas es decir "Los primeros reformadores tenían en respeto a la Virgen, y sus herederos los niegan al blasfemar contra Ella", y aseguran y prueban que Lutero no era tan "reformador" como lo pintan. Contra esto está el testimonio implacable y verídico de la historia.
  
Juan Eck, el dominico que dio a conocer la bula "Exsúrge Dómine" que excomulgó a Lutero, escribió los 404 artículos, un libro que recoge, como lo indica su nombre, otros tantos errores protestantes. Entre estos, están las siguientes sentencias que los primeros protestantes dirigieron contra la Virgen:
  • "Cristo dijo a María: «¿Qué tengo que ver contigo?» diciendo: «Porque eres una mujer, piensas que te será mostrado por mí un favor especia sobre la base de un mérito de prerogativa. Entiende, sin embargo, que no tienes más influencia sobre mí que la mujer que fue pecadora (Magdalena), o la sirofenicia»". (Felipe Melanchthon)
  • "Cristo permitió a María errar; y José quería dejarla bajo sospecha de adulterio". (Martín Lutero)
  • "Cuando Cristo predicaba, el centurión tuvo mayor fe que María; porque mientras Cristo le dio a su madre gran fe en la concepción y la natividad, y posteriormente no, o solo raramente, una fe tan grande, y entretanto él permitió que vacilara". (Martín Lutero)
  • "La contradictoria a que la Bienaventurada Virgen fue concebida sin pecado original no ha sido reprobada". (Martín Lutero)
  • "Ciertamente nosotros somos tan santos como María. Por ello, no deseemos tenerla como nuestra abogada". (Martín Lutero)
  • "Que en el día de la Natividad de María usemos la Epístola de la sabiduría de Dios (Prov. 8:22-35), y el Evangelio del Nacimiento de Cristo (Mat. 1:1-16), es una mendacidad y blasfemia". (Martín Lutero y el Concejo de Núremberg)
  • "La Salve regína y el Regína cœli son impropias, sino que hacen injuria a Cristo, porque tributan a una creatura lo que a Dios le es propio". (Concejo de Heiden lippense; Concejo de Núremberg y Martín Lutero)
  • Dice Lutero a sus oyentes: "Tu oración me es tan preciosa como la de María, porque puedes ayudarme tanto como ella".
  • "Cristo no quería satisfacer la curiosidad de María, cuando ella pidió un milagro al faltar el vino". (Ulrico Zwinglio).
  • "Claustra virginitátis Maríæ in partu fuérunt apérta et dimóta". [El seno virginal de María fue abierto y dividido en el parto] (Martín Lutero)
  • "No hay fiesta que más odio que la de la Concepción de María y el Corpus Christi". (Martín Lutero)
  
Alguno objetará: "¿Entonces por qué existen citas de Lutero, Calvino y Ecolampadio elogiando a la Virgen?". Respondemos a esto, y citando al apologista luterano James Swan:
"Lutero se burla de aquellos que invocan a María o la veneran. Lutero insiste que aquellos que buscan a Cristo por María lo hacen por el uso de la “razón”, y “la razón es por naturaleza una hermosa prostituta”".
  
Y aún cuando Lutero se explayare en exponer sobre el Magníficat o sobre la Inmaculada Concepción, NO LO HACE POR LA FE CATÓLICA, sino para defender sus herejías de él. En suma, Lutero odia tanto a la Virgen como en su tiempo lo hiciera Judas Iscariote, y como haría cualquier pentecostal o testejehovista. Por eso Lutero (como Judas Iscariote) cayó en muchos pecados e inmundicias, y al final de sus días fue abandonado a la desesperación y acabó suicidándose, Y SU ALMA ESTÁ EN EL INFIERNO POR TODA LA ETERNIDAD.
  
Como Católicos, no queda más que proclamar: ¡REGOCÍJATE, VIRGEN MARÍA, EXTERMINADORA DE LAS HEREJÍAS, PORQUE TÚ SOLA HAS DADO MUERTE A TODAS LAS HEREJÍAS EN EL MUNDO ENTERO!

2 comentarios:

  1. Jorge, a Igreja está de acordo com os historiadores quando diz que Lutero e alguns outros reformadores eram devotos da Virgem, porque até hoje os luteranos tem um rosário próprio. Portanto, é tolice afirmar que nem Lutero e nem Calvino eram devotos marianos, porque esse argumento é muito forte contra os ataques dos evangélicos pentecostais.

    Deus te guarde.

    ResponderEliminar
  2. Ninguno que sea verdadero devoto de la Virgen puede atacarla a Ella ni lo que Le pertenece. Y no es necedad decir que ni Lutero ni Melanchton ni Zwinglio fueron devotos de la Virgen porque, como expusimos en el comienzo del artículo, todas esas blasfemias fueron compiladas por el dominico Juan Eck, contemporáneo de Lutero y uno de los primeros en combatir contra él.

    Aparte, el "Rosario luterano" (compuesto en 2005 por el pastor John Longworth OEF (y su esposa Sara), independiente de si se meditan en él los puntos del Pequeño Catecismo de Lutero, o una variación de los Misterios del Rosario (sustituyendo la Asunción y la Coronación de María por la Comunión de los Santos y la Jerusalén celestial respectivamente) sin importar si adoptan o no los "Misterios Luminosos", aunque se suplan usando el tercio de los Católicos, aunque reciten en él el Ave María recortado, el Magníficat y la Oración de Fátima, o la jaculatoria "Señor Jesucristo, Hijo de Dios, ten piedad de mí, pecador", o cualesquiera otra oración, no es NI POR EQUIVOCACIÓN una devoción que ninguno que se precie de ser católico debe asumir ni elogiar, porque en el Rosario luterano no se sigue la intención de la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica, esto es, honrar a la Santísima Virgen (por algo Ella dijo que era SU salterio). Y aún así, a pesar de que el Sínodo de Missouri lo considera algo indiferente, el artículo 20 de la Confesión de Ausburgo clasifica al Rosario entre las "cosas pueriles y supérfluas" de los predicadores antiguos, y muchísimos luteranos rechazan dicha práctica porque la consideran una "vana repetición".

    PD. Las herejías son como las infecciones virales: Hay que saber distinguir los síntomas para atacarlas eficazmente y sin efectos colaterales. Ese argumento de "Lutero y Calvino eran devotos de la Virgen", aunque parezca fuerte, no resistiría un examen acucioso, lo mismo que usar la "herejía" de Honorio y Liberio para justificar la obediencia a los papas conciliares.

    ResponderEliminar