viernes, 7 de agosto de 2015

OTRA EVIDENCIA DE LA JUDAIZACIÓN DEL OPUS DEI

Cuando murió Álvaro del Portillo, primer Prelado del Opus Dei, el día 23 de Marzo de 1994, no fue velado en un ataúd o en una mesa (como acostumbran los cristianos), sino en el mero suelo (como los judíos).

  
Quizá del Portillo no sea judío, PERO ESCRIBA SÍ LO ERA, y aquél LO SABÍA. En ocasión a que un ex-opusdeísta reveló a Newsweek que Escriba propuso entre 1967 y 1968 una revisión al dogma del Holocuento al decirle a Del Portillo: "No fueron seis millones de judíos, sino 4 millones los que murieron en Alemania. Seis millones es una cifra exagerada", Del Portillo, enojado, respondió:
"Me siento dolorido y estupefacto por las afirmaciones aparecidas en algunos diarios; todo lo que se dice es contrario a la realidad: el fundador fue un hombre que amó profundamente al pueblo judío y siempre condenó vigorosamente la tiranía"
 
"Nada más leer la prensa de hoy (añadió Álvaro del Portillo), hemos tomado contacto con la Embajada de Israel y con representantes de la comunidad israelí, a los que he expresado mi solidaridad y mi indignación por tamañas mentiras, en el entendido de que no hago otra cosa que participar del dolor de monseñor Escrivá(sic) ante el holocausto(sic) sufrido por el pueblo hebreo como consecuencia del clan criminal nazi".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.