viernes, 27 de junio de 2014

OFICIO PARVO DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Oficio compuesto por el Padre Jean Croisset, SJ. Las oraciones y los himnos son fueron escritos por San Juan Eudes, CJM; por el Padre José de Gallifet y el Padre Croisset, SJ.
     
OFFÍCIUM PARVUM SACRATÍSSIMI CORDIS JESU
  
AD MATUTINUM (Maitines, antes de 06:00h)
   
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
            
℣. Dómine, lábia mea apéries.
℟. Et os meum annuntiábit laudem tuam.
   
℣. Deus in adjutórium meum inténde.
℟. Dómine, ad adjuvándum me festína.
   
℣. Glória Patri, et Fílio, et Spirítui Sancto.
℟. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, et in sǽcula sæculórum. Amen. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Allelúja, decir: Laus tibi, Dómine, Rex ætérnæ glóriæ.
      
℣. Cor Jesu, flagrans amóre nostri.
℟. Inflámma cor nostrum amóre tui.
   
Cæléstis aulæ gáudium,
Splendor Patérnæ glóriæ,
Carnem benígnus índuens,
Nobis fores ut hóstia.
   
Jesu, volúptas córdium,
Cor ure sacris ígnibus,
Dignis ut ornem láudibus
Cordis tui sacrárium.
   
Cor dulce, Cor amábile,
Amóre nostri férvidum,
Amóre nostri lánguidum,
Fac sis mihi placábile.
    
Cor Jesu, o melle dúlcius,
Puris amícum méntibus,
Puris amándum córdibus,
In corde regnes ómnium. Amen.
    
Antiphona: O sacrum Cor Jesu, Patris voluntáti obsequentíssimum, inclína ad Te corda nostra, ut quæ plácita sunt ei faciámus semper.
   
℣. Parátum cor meum, Deus cordis mei, ut fáciam voluntátem tuam. 
R. Deus meus, vólui, et legem tuam in médio cordis mei.
    
Orémus
Dómine Jesu, qui ineffábiles Cordis tui dulcédines ac divítias Ecclésiæ, Sponsæ tuæ, singulári dilectióne apérire dignátus es: cóncede nobis fámulis tuis, ut grátiis cæléstibus ex hoc dulcíssimo fonte manántibus ditári et recreári mereámur. Qui vivis et regnas in sǽcula sæculórum. Amen.
   
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
    
AD LAUDES (06:00h)
   
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
      
℣. Deus in adjutórium meum inténde.
℟. Dómine, ad adjuvándum me festína.
   
℣. Glória Patri, et Fílio, et Spirítui Sancto.
℟. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, et in sǽcula sæculórum. Amen. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Allelúja, decir: Laus tibi, Dómine, Rex ætérnæ glóriæ.
      
℣. Cor Jesu, flagrans amóre nostri.
℟. Inflámma cor nostrum amóre tui.
   
Cor digna sedes Númine,
Te sacra virtus Fláminis,
Illápsa in alvum Vírginis,
Puro creávit sánguine.
    
Tu Trinitátis glória,
In te Patris sunt gáudia,
Jungit tibi se Fílius,
In te quiéscit Spíritus.
    
Orbi salus tu perdíto,
Secúra pax fidélium,
Puris asýlum méntibus,
Castis recéssus córdibus.
     
Cor Jesu, o melle dúlcius,
Puris amícum méntibus,
Puris amándum córdibus,
In corde regnes ómnium. Amen.
    
Antiphona: O sacrum Cor Jesu, salútis nostræ sitientíssimum, revóca nos prævaricatóres ad Cor, ut non moriámur in peccátis nostris.
   
V. Parátum cor meum, Deus cordis mei, ut fáciam voluntátem tuam. 
R. Deus meus, vólui, et legem tuam in médio cordis mei.
    
Orémus
Dómine Jesu, qui ineffábiles Cordis tui dulcédines ac divítias Ecclésiæ, Sponsæ tuæ, singulári dilectióne apérire dignátus es: cóncede nobis fámulis tuis, ut grátiis cæléstibus ex hoc dulcíssimo fonte manántibus ditári et recreári mereámur. Qui vivis et regnas in sǽcula sæculórum. Amen.
   
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
    
AD PRIMAM (A la primera hora, 07:00h)
   
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
      
℣. Deus in adjutórium meum inténde.
℟. Dómine, ad adjuvándum me festína.
   
℣. Glória Patri, et Fílio, et Spirítui Sancto.
℟. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, et in sǽcula sæculórum. Amen. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Allelúja, decir: Laus tibi, Dómine, Rex ætérnæ glóriæ.
      
℣. Cor Jesu, flagrans amóre nostri.
℟. Inflámma cor nostrum amóre tui.
   
O Cor amóris víctima,
Cæli perénne gáudium,
Mortálium solátium,
Mortálium spes única.
   
Grandi reclúsum vúlnere,
Amor dedit te pérvium,
Amor reclúsit óstium,
Hortátur et pervádere.
     
Quos abluísti Sánguine,
Venis apértis ómnibus,
Nos íntimis recéssibus
Semel recéptos contíne.
          
Cor Jesu, o melle dúlcius,
Puris amícum méntibus,
Puris amándum córdibus,
In corde regnes ómnium. Amen.
    
Antiphona: O sacrum Cor Jesu, puritátis exémplar perfectíssimum, fac nos corde mundo, ut secúndum te inveníri mereámur.
   
V. Parátum cor meum, Deus cordis mei, ut fáciam voluntátem tuam. 
R. Deus meus, vólui, et legem tuam in médio cordis mei.
    
Orémus
Dómine Jesu, qui ineffábiles Cordis tui dulcédines ac divítias Ecclésiæ, Sponsæ tuæ, singulári dilectióne apérire dignátus es: cóncede nobis fámulis tuis, ut grátiis cæléstibus ex hoc dulcíssimo fonte manántibus ditári et recreári mereámur. Qui vivis et regnas in sǽcula sæculórum. Amen.
   
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
    
AD TERTIAM (A la hora tercia, 09:00h)
   
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
      
℣. Deus in adjutórium meum inténde.
℟. Dómine, ad adjuvándum me festína.
   
℣. Glória Patri, et Fílio, et Spirítui Sancto.
℟. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, et in sǽcula sæculórum. Amen. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Allelúja, decir: Laus tibi, Dómine, Rex ætérnæ glóriæ.
      
℣. Cor Jesu, flagrans amóre nostri.
℟. Inflámma cor nostrum amóre tui.
   
O Cor amóre sáucium,
Amóre corda sáucia:
Vitále nectar Cǽlitum,
Amóre nos inébria.
   
Novo Deus mystério,
Carnem suam dat pábulum
Et Sánguinem dat póculum
Mirábili in convívio.
  
Quem proni adórant Ángeli,
Sub mýstico velámine,
Divinitátis tempérans
Lumen, fit esca sérvulis.
     
Cor Jesu, o melle dúlcius,
Puris amícum méntibus,
Puris amándum córdibus,
In corde regnes ómnium. Amen.
    
Antiphona: O sacrum Cor Jesu, in hostes tuos mitíssimum, exsúltet pax tua in córdibus nostris, ut persequéntibus et calumniántibus nos remittámus de córdibus nostris.
   
V. Parátum cor meum, Deus cordis mei, ut fáciam voluntátem tuam. 
R. Deus meus, vólui, et legem tuam in médio cordis mei.
    
Orémus
Dómine Jesu, qui ineffábiles Cordis tui dulcédines ac divítias Ecclésiæ, Sponsæ tuæ, singulári dilectióne apérire dignátus es: cóncede nobis fámulis tuis, ut grátiis cæléstibus ex hoc dulcíssimo fonte manántibus ditári et recreári mereámur. Qui vivis et regnas in sǽcula sæculórum. Amen.
   
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
    
AD SEXTAM (Al medio día, 12:00h)
   
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
      
℣. Deus in adjutórium meum inténde.
℟. Dómine, ad adjuvándum me festína.
   
℣. Glória Patri, et Fílio, et Spirítui Sancto.
℟. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, et in sǽcula sæculórum. Amen. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Allelúja, decir: Laus tibi, Dómine, Rex ætérnæ glóriæ.
      
℣. Cor Jesu, flagrans amóre nostri.
℟. Inflámma cor nostrum amóre tui.
   
Cor ara Cælo célsior,
Terris márique látior,
Quas ante non excepéris,
Deus repéllit hóstias.
    
Hic sacra virtútum cohors,
Custos comésque cándidæ
Fidélis innocéntiæ,
In sede regnat própria.
   
Hoc jura quæ mundum regant,
Volvúntur alto péctore;
Hoc fonte, quæ mentes beent,
Manant fluénta grátiæ.
    
Cor Jesu, o melle dúlcius,
Puris amícum méntibus,
Puris amándum córdibus,
In corde regnes ómnium. Amen.
    
Antiphona: O sacrum Cor Jesu, pro peccátis nostris afflictíssimum, da nobis cor contrítum et humilitátum, ut dígnos pœniténtiæ fructus faciámus.
   
V. Parátum cor meum, Deus cordis mei, ut fáciam voluntátem tuam. 
R. Deus meus, vólui, et legem tuam in médio cordis mei.
    
Orémus
Dómine Jesu, qui ineffábiles Cordis tui dulcédines ac divítias Ecclésiæ, Sponsæ tuæ, singulári dilectióne apérire dignátus es: cóncede nobis fámulis tuis, ut grátiis cæléstibus ex hoc dulcíssimo fonte manántibus ditári et recreári mereámur. Qui vivis et regnas in sǽcula sæculórum. Amen.
   
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
    
AD NONAM (A la hora nona, 15:00h)
   
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
      
℣. Deus in adjutórium meum inténde.
℟. Dómine, ad adjuvándum me festína.
   
℣. Glória Patri, et Fílio, et Spirítui Sancto.
℟. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, et in sǽcula sæculórum. Amen. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Allelúja, decir: Laus tibi, Dómine, Rex ætérnæ glóriæ.
      
℣. Cor Jesu, flagrans amóre nostri.
℟. Inflámma cor nostrum amóre tui.
   
Cor sole puro púrius,
Templúmque Cælo dígnius,
Verbi Dei sacrárium,
Opum Dei compéndium.
     
Ex te quot actus prodéunt,
Tot digna Patre múnera;
Quot vota fundis, tot Pater
Justis repéndit prǽmiis.
     
Vindex reis iráscitur
Deus, sed ut te réspicit,
Placátus iras abíicit
Et fulmen oblivíscitur.
    
Cor Jesu, o melle dúlcius,
Puris amícum méntibus,
Puris amándum córdibus,
In corde regnes ómnium. Amen.
    
Antiphona: O sacrum Cor Jesu, paupertátis amantíssimum, pone nos ut signáculum super te, ut in te, único thesáuro nostro, totum sit cor nostrum.
   
V. Parátum cor meum, Deus cordis mei, ut fáciam voluntátem tuam. 
R. Deus meus, vólui, et legem tuam in médio cordis mei.
    
Orémus
Dómine Jesu, qui ineffábiles Cordis tui dulcédines ac divítias Ecclésiæ, Sponsæ tuæ, singulári dilectióne apérire dignátus es: cóncede nobis fámulis tuis, ut grátiis cæléstibus ex hoc dulcíssimo fonte manántibus ditári et recreári mereámur. Qui vivis et regnas in sǽcula sæculórum. Amen.
   
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
    
AD VÉSPERAS (Vísperas, 18:00h)
   
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
      
℣. Deus in adjutórium meum inténde.
℟. Dómine, ad adjuvándum me festína.
   
℣. Glória Patri, et Fílio, et Spirítui Sancto.
℟. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, et in sǽcula sæculórum. Amen. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Allelúja, decir: Laus tibi, Dómine, Rex ætérnæ glóriæ.
      
℣. Cor Jesu, flagrans amóre nostri.
℟. Inflámma cor nostrum amóre tui.
   
O Cor, Deo par víctima,
Altáre sacratíssimum,
In quo perénnis hóstia
Culpas piat mortálium.
     
Nidus geméntis turtúris,
Gratum colúmbis pábulum,
Hortus refúlgens flóribus,
Sponsæ quies et léctulus.
     
Hic casta spirant lília,
Quibus nitéscunt Vírgines,
Hic, unde splendent Mártyres,
Rosæ rubéscit púrpura.
      
Cor Jesu, o melle dúlcius,
Puris amícum méntibus,
Puris amándum córdibus,
In corde regnes ómnium. Amen.
    
Antiphona: O sacrum Cor Jesu, diligéntibus te beneficentíssimum, defíciat in te caro nostra et cor nostrum, ut sis amor córdis nostri et pars nostra in ætérnum.
   
V. Parátum cor meum, Deus cordis mei, ut fáciam voluntátem tuam. 
R. Deus meus, vólui, et legem tuam in médio cordis mei.
    
Orémus
Dómine Jesu, qui ineffábiles Cordis tui dulcédines ac divítias Ecclésiæ, Sponsæ tuæ, singulári dilectióne apérire dignátus es: cóncede nobis fámulis tuis, ut grátiis cæléstibus ex hoc dulcíssimo fonte manántibus ditári et recreári mereámur. Qui vivis et regnas in sǽcula sæculórum. Amen.
   
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
    
AD COMPLETÓRIUM (Completas, 21:00h)
   
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
  
℣. Convérte nos Deus, salutáris noster.
℟. Et avérte iram tuam a nobis. 
    
℣. Deus in adjutórium meum inténde.
℟. Dómine, ad adjuvándum me festína.
   
℣. Glória Patri, et Fílio, et Spirítui Sancto.
℟. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, et in sǽcula sæculórum. Amen. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Allelúja, decir: Laus tibi, Dómine, Rex ætérnæ glóriæ.
      
℣. Cor Jesu, flagrans amóre nostri.
℟. Inflámma cor nostrum amóre tui.
   
Cor Matris ad cor Fílii
Amóris ardens ímpetu,
Indesinénte anhélitu
Suspírat, óblitum sui.
     
Utrúmque amóris vínculo
Nexu perénni júgiter:
Hoc ardet hujus ígnibus
Ígnemque reddit ǽmulum.
     
Cor Jesu, o melle dúlcius,
Puris amícum méntibus,
Puris amándum córdibus,
In corde regnes ómnium. Amen.
    
Antiphona: O Víctima caritátis, Cor amantíssimum Jesu, pro peccátis nostris immolátum, ab ingrátis homínibus negléctum et afflíctum, convérte nos, vivifíca nos, accénde nos.
   
V. Parátum cor meum, Deus cordis mei, ut fáciam voluntátem tuam. 
R. Deus meus, vólui, et legem tuam in médio cordis mei.
    
Orémus
Dómine Jesu, qui ineffábiles Cordis tui dulcédines ac divítias Ecclésiæ, Sponsæ tuæ, singulári dilectióne apérire dignátus es: cóncede nobis fámulis tuis, ut grátiis cæléstibus ex hoc dulcíssimo fonte manántibus ditári et recreári mereámur. Qui vivis et regnas in sǽcula sæculórum. Amen.
   
Commendátio (Encomienda del alma, después de las Completas)
Has horas canónicas cum devotióne
Dixi in memóriam tui, Jesu bone!
Cordis sacratíssimi, pia ratióne,
Fac, ut illo pérfruar in Cæli regióne.
Amen.
      
In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen.
 
TRADUCCIÓN
OFICIO PARVO DEL SACRATÍSIMO CORAZÓN DE JESÚS
  
MAITINES (Antes de 06:00h)
   
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
            
℣. Señor, tú abrirás  mis labios.
℟. Y mi boca proclamará tu alabanza.
   
℣. Oh Dios,  entiende en mi ayuda.
℟. Señor, apresúrate a socorrerme.
   
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℟. Como era en el principio, y ahora, y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Aleluya, decir: Alabanza a ti, Señor, rey de la eterna gloria.
      
℣. Corazón de Jesús, inflamado de amor por nosotros.
℟. Inflama nuestros corazones de amor hacia Ti.
   
Gozo de la corte celestial,
Esplendor de la gloria del Padre,
Benigno te revestiste de carne
Para ofrecerte como Hostia por nosotros.
    
Oh Jesús, Delectación de los corazones,
Inflama mi corazón con tus sagradas llamas,
Para que dignamente adorne con alabanzas
El sagrario de tu Corazón.
   
Corazón dulce, Corazón amable,
Inflamado en amor a nosotros, 
Lánguido de amor nuestro,
Sé misericordioso conmigo.
   
Corazón de Jesús, más dulce que la miel,
Amigo de las almas puras,
Amado por los corazones puros,
Reina en los corazones de todos. Amén.
    
Antífona: Oh Sagrado Corazón de Jesús, obsecuentísimo a la voluntad del Padre, inclina a Ti nuestros corazones, para que siempre hagamos lo que te es agradable.
       
℣. Mi corazón está dispuesto, Dios de mi corazón, para hacer tu voluntad.
℟. Dios mío, he deseado tu ley en medio de mi corazón.
    
ORACIÓN
Oh Señor Jesús, que por tu singular dilección te dignaste abrir las inefables dulzuras y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia: concédenos a nosotros tus siervos que merezcamos ser enriquecidos y recreados por tus gracias celestiales que manan de esta dulcísima fuente. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.
   
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
    
LAUDES (06:00h)
   
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
      
℣. Oh Dios,  entiende en mi ayuda.
℟. Señor, apresúrate a socorrerme.
   
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℟. Como era en el principio, y ahora, y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Aleluya, decir: Alabanza a ti, Señor, rey de la eterna gloria.
      
℣. Corazón de Jesús, inflamado de amor por nosotros.
℟. Inflama nuestros corazones de amor hacia Ti.
   
Corazón, digna sede de la Divinidad,
Que por el sagrado poder del Espíritu Santo,
Viniste al seno de la Virgen
A formarte de su sangre pura.
   
Tú eres la gloria de la Trinidad,
En Ti está el gozo del Padre,
El Hijo se unió a Ti,
En Ti descansa el Espíritu Santo.
     
Tú eres la salvación del mundo perdido,
La paz segura de los fieles,
Asilo para las almas puras,
Y refugio para los corazones castos.
     
Corazón de Jesús, más dulce que la miel,
Amigo de las almas puras,
Amado por los corazones puros,
Reina en los corazones de todos. Amén.
    
Antífona: Oh Sagrado Corazón de Jesús, sedientísimo de nuestra salvación, atrae a nosotros pecadores a tu Corazón, para que no muramos en nuestros pecados.
   
℣. Mi corazón está dispuesto, Dios de mi corazón, para hacer tu voluntad.
℟. Dios mío, he deseado tu ley en medio de mi corazón.
    
ORACIÓN
Oh Señor Jesús, que por tu singular dilección te dignaste abrir las inefables dulzuras y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia: concédenos a nosotros tus siervos que merezcamos ser enriquecidos y recreados por tus gracias celestiales que manan de esta dulcísima fuente. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.
   
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
    
PRIMA (07:00h)
   
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
      
℣. Oh Dios,  entiende en mi ayuda.
℟. Señor, apresúrate a socorrerme.
   
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℟. Como era en el principio, y ahora, y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Aleluya, decir: Alabanza a ti, Señor, rey de la eterna gloria.
      
℣. Corazón de Jesús, inflamado de amor por nosotros.
℟. Inflama nuestros corazones de amor hacia Ti.
   
Oh Corazón, Víctima de amor,
Gozo perenne del Cielo,
Solaz de los mortales,
Única Esperanza de los mortales.
   
Con una grande herida abierta,
El amor te trazó un camino,
El amor abrió una puerta,
Y nos urge a entrar.
    
A quienes lavaste con tu Sangre,
Brotada de todas tus venas,
Recíbenos igualmente
Y guárdanos dentro de Ti
          
Corazón de Jesús, más dulce que la miel,
Amigo de las almas puras,
Amado por los corazones puros,
Reina en los corazones de todos. Amén.
    
Antífona: Oh Sagrado Corazón de Jesús, perfectísimo ejemplo de pureza, crea en nosotros un corazón limpio, para que seamos dignos de ser hallados junto a Ti.
   
℣. Mi corazón está dispuesto, Dios de mi corazón, para hacer tu voluntad.
℟. Dios mío, he deseado tu ley en medio de mi corazón.
    
ORACIÓN
Oh Señor Jesús, que por tu singular dilección te dignaste abrir las inefables dulzuras y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia: concédenos a nosotros tus siervos que merezcamos ser enriquecidos y recreados por tus gracias celestiales que manan de esta dulcísima fuente. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.
   
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
    
TERCIA (09:00h)
   
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
      
℣. Oh Dios,  entiende en mi ayuda.
℟. Señor, apresúrate a socorrerme.
   
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℟. Como era en el principio, y ahora, y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Aleluya, decir: Alabanza a ti, Señor, rey de la eterna gloria.
      
℣. Corazón de Jesús, inflamado de amor por nosotros.
℟. Inflama nuestros corazones de amor hacia Ti.
   
Oh Corazón herido por amor,
Hiere con tu amor los corazones:
Oh néctar vivificante y celestial,
Embriáganos con tu amor.
   
Dios, en un nuevo misterio,
Nos da a comer su Carne
Y a beber su Sangre
En un admirable banquete.
   
Aquel a quien los Ángeles, prosternados, adoran
Bajo el místico velo
Encubre la luz de su Divinidad
Para hacerse alimento de sus siervos.
       
Corazón de Jesús, más dulce que la miel,
Amigo de las almas puras,
Amado por los corazones puros,
Reina en los corazones de todos. Amén.
    
Antífona: Oh Sagrado Corazón de Jesús, mansísimo con tus enemigos, que exulte tu paz en nuestros corazones, para que podamos perdonar de corazón a quienes nos persiguen y calumnian.
   
℣. Mi corazón está dispuesto, Dios de mi corazón, para hacer tu voluntad.
℟. Dios mío, he deseado tu ley en medio de mi corazón.
    
ORACIÓN
Oh Señor Jesús, que por tu singular dilección te dignaste abrir las inefables dulzuras y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia: concédenos a nosotros tus siervos que merezcamos ser enriquecidos y recreados por tus gracias celestiales que manan de esta dulcísima fuente. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.
   
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
    
SEXTA (12:00h)
   
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
      
℣. Oh Dios,  entiende en mi ayuda.
℟. Señor, apresúrate a socorrerme.
   
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℟. Como era en el principio, y ahora, y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Aleluya, decir: Alabanza a ti, Señor, rey de la eterna gloria.
      
℣. Corazón de Jesús, inflamado de amor por nosotros.
℟. Inflama nuestros corazones de amor hacia Ti.
   
Corazón, Altar más excelso que los Cielos,
Más grande que la tierra y el mar,
Dios rechaza los sacrificios
A menos que se ofrezcan ante Ti.
    
Aquí, Custodia y compañero de la cándida
Fidelidad e inocencia,
La sagrada cohorte de las virtudes
Reina como en un trono propio.
    
En este profundo Corazón se hallan
Las leyes que gobiernan el mundo;
De esta fuente mana la gracia
Que hace benditas a las almas.
     
Corazón de Jesús, más dulce que la miel,
Amigo de las almas puras,
Amado por los corazones puros,
Reina en los corazones de todos. Amén.
    
Antífona: Oh Sagrado Corazón de Jesús, afligidísimo por nuestros pecados, danos un corazón contrito y humillado, para que hagamos frutos dignos de penitencia.
   
℣. Mi corazón está dispuesto, Dios de mi corazón, para hacer tu voluntad.
℟. Dios mío, he deseado tu ley en medio de mi corazón.
    
ORACIÓN
Oh Señor Jesús, que por tu singular dilección te dignaste abrir las inefables dulzuras y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia: concédenos a nosotros tus siervos que merezcamos ser enriquecidos y recreados por tus gracias celestiales que manan de esta dulcísima fuente. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.
   
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
    
NONA (15:00h)
   
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
      
℣. Oh Dios,  entiende en mi ayuda.
℟. Señor, apresúrate a socorrerme.
   
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℟. Como era en el principio, y ahora, y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Aleluya, decir: Alabanza a ti, Señor, rey de la eterna gloria.
      
℣. Corazón de Jesús, inflamado de amor por nosotros.
℟. Inflama nuestros corazones de amor hacia Ti.
   
Oh Corazón más puro que el sol,
Templo más digno que los Cielos,
Sagrario del Verbo de Dios,
Compendio de todas las riquezas de Dios.
    
Toda obra que de Ti procede
Es ofrenda digna del Padre,
Y por toda oración tuya el Padre
Concede su recompensa al justo.
   
Dios, airado en venganza por los pecados,
Cuando mira hacia Ti,
Aparta aplacado su enojo
Y aleja el rayo de sus castigos.
  
Corazón de Jesús, más dulce que la miel,
Amigo de las almas puras,
Amado por los corazones puros,
Reina en los corazones de todos. Amén.    
Antífona: Oh Sagrado Corazón de Jesús, amantísimo de la pobreza, ponnos como un sello sobre Ti, para que en Ti, único tesoro nuestro, esté siempre nuestro corazón.
   
℣. Mi corazón está dispuesto, Dios de mi corazón, para hacer tu voluntad.
℟. Dios mío, he deseado tu ley en medio de mi corazón.
    
ORACIÓN
Oh Señor Jesús, que por tu singular dilección te dignaste abrir las inefables dulzuras y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia: concédenos a nosotros tus siervos que merezcamos ser enriquecidos y recreados por tus gracias celestiales que manan de esta dulcísima fuente. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.
   
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
    
VÍSPERAS (18:00h)
   
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
      
℣. Oh Dios,  entiende en mi ayuda.
℟. Señor, apresúrate a socorrerme.
   
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℟. Como era en el principio, y ahora, y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Aleluya, decir: Alabanza a ti, Señor, rey de la eterna gloria.
      
℣. Corazón de Jesús, inflamado de amor por nosotros.
℟. Inflama nuestros corazones de amor hacia Ti.
   
Oh Corazón, Víctima digna de Dios,
Sacratísimo Altar
En el cual una Hostia perenne
Expía las culpas de los mortales.
   
Nido de la tórtola gimiente,
Pábulo deseado por la paloma,
Jardín refulgente de flores,
Descanso y lecho de la esposa.
   
Aquí respiran los castos lirios
Que hacen resplandecer a las Vírgenes,
Aquí crecen las rosas
Que ruborizan a los Mártires.
     
Corazón de Jesús, más dulce que la miel,
Amigo de las almas puras,
Amado por los corazones puros,
Reina en los corazones de todos. Amén.
    
Antífona: Oh Sagrado Corazón de Jesús, beneficentísimo para quienes te aman, que nuestra carne y nuestro corazón se abandonen en Ti, para que seas el amor de nuestro corazón y nuestra parte en la eternidad.
       
℣. Mi corazón está dispuesto, Dios de mi corazón, para hacer tu voluntad.
℟. Dios mío, he deseado tu ley en medio de mi corazón.
    
ORACIÓN
Oh Señor Jesús, que por tu singular dilección te dignaste abrir las inefables dulzuras y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia: concédenos a nosotros tus siervos que merezcamos ser enriquecidos y recreados por tus gracias celestiales que manan de esta dulcísima fuente. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.
   
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
    
COMPLETAS (21:00h)
   
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
    
℣. Conviértenos a Ti, ☨ Dios, Salvador nuestro.
℟. Y aparta tu ira de nosotros.
      
℣. Oh Dios,  entiende en mi ayuda.
℟. Señor, apresúrate a socorrerme.
   
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℟. Como era en el principio, y ahora, y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén. Desde la Septuagésima hasta la Pascua, en lugar del Aleluya, decir: Alabanza a ti, Señor, rey de la eterna gloria.
      
℣. Corazón de Jesús, inflamado de amor por nosotros.
℟. Inflama nuestros corazones de amor hacia Ti.
   
El Corazón de la Madre
Con incesante anhelo suspira,
Ardiendo en impetuoso amor al Corazón del Hijo
Olvidándose de ella misma.
   
Los lazos de uno y otro amor
Se unen en estos dos Corazones fieles,
Ambos arden en un mismo fuego
Con ferviente emulación.
    
Corazón de Jesús, más dulce que la miel,
Amigo de las almas puras,
Amado por los corazones puros,
Reina en los corazones de todos. Amén.
    
Antífona: Oh Sagrado Corazón de Jesús, Víctima de la caridad, inmolado por nuestros pecados, afligido y maltratado por los hombres ingratos, conviértenos, vivifícanos e inflámanos.
   
℣. Mi corazón está dispuesto, Dios de mi corazón, para hacer tu voluntad.
℟. Dios mío, he deseado tu ley en medio de mi corazón.
    
ORACIÓN
Oh Señor Jesús, que por tu singular dilección te dignaste abrir las inefables dulzuras y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia: concédenos a nosotros tus siervos que merezcamos ser enriquecidos y recreados por tus gracias celestiales que manan de esta dulcísima fuente. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.
   
Encomienda del alma, después de las Completas
Estas horas canónicas con devoción
He dicho, ¡oh buen Jesús!, en tu memoria.
Haz piadoso, por tu Corazón Sacratísimo,
Que goce de él en la región celestial.
Amén.
      
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.