miércoles, 20 de noviembre de 2013

ÚLTIMAS PALABRAS DEL GENERALÍSIMO

Francisco Franco Bahamonde

Pido perdón a todos, como de todo corazón perdono a cuantos se declararon mis enemigos, sin que yo los tuviera como tales. Creo y deseo no haber tenido otros que aquellos que lo fueron de España, a la que amo hasta el último momento y a la que prometí servir hasta el último aliento de mi vida que ya sé próximo.

[...] Os pido que perseveréis en la unidad y la paz.

[...] Mantened la unidad de las tierras de España, exaltando la rica multiplicidad de sus regiones como fuente de la fortaleza de la unidad de la Patria. Quisiera, en mi último momento, unir los nombres de Dios y de España y abrazaros a todos para gritar juntos, por última vez, en los umbrales de mi muerte: ¡Arriba España! ¡Viva España!
 
Francisco Franco, Mensaje póstumo

1 comentario:

  1. No es extraño que lo odien de forma tan brutal y desproporcionada, más incluso que a cualquiera de los muchos genocidas que han abundado en el mundo: es que el Generalísimo era un hombre cabal, un católico hasta la médula y un soldado que dio su palabra y fue capaz de cumplirla. A años luz de toda la chusma que ha venido después. ¡Viva España!

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.