lunes, 25 de agosto de 2014

ORACIÓN A SAN LUIS REY DE FRANCIA, POR UN "HIJO DE FRANCIA"

Los "Hijos de Francia" ("Fils de France") son los hijos legítimos del Rey y los del Delfín (Príncipe Heredero) de Francia. Uno de ellos dirigió esta oración a San Luis IX, Patrono de Francia y de la Casa de Borbón, para que le concediese sabiduría y rectitud en el gobierno:
 
San Luis, Rey de Francia
    
"Señor mi Rey San Luis, que partiste con los más valientes caballeros al frente del ejército cristiano, dígnate atender la súplica de un hijo de Francia que quisiera como tú levantarse para servir mejor al Señor mi Dios y a su Esposa, la Santa Iglesia. Dame horror hacia el pecado mortal, aún más que el que tenía Joinville, quien sin embargo fue buen cristiano; y consérvame puro como las lises de tu blasón. Tú que mantuviste siempre tu palabra, aún si la dabas ante los infieles, haz que la mentira jamás pase por mi garganta, aunque mi franqueza deba costarme la vida. Hazme incapaz de retroceder, ciérrale el puente a mis debilidades, y que marche siempre a lo más duro. ¡Oh tu, el más valeroso de los barones franceses!, inspirame el desprecio a los pensamientos de los hombres y concédeme el gusto de comprometerme y de tomar partido por el honor de Cristo. Finalmente, oh Príncipe, Príncipe de gran corazón, no permitas jamás que yo sea mediocre, mezquino o vulgar, antes bien, obtenme un corazón real y que a tu ejemplo sirva a los franceses, realmente. Así sea".
  
¡San Luis, Ruega por la Francia! (Tres veces)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.