domingo, 3 de septiembre de 2017

OTRA BAJA EN LA “Mafia San Galo”

  
    
El día 1 de Septiembre de 2017, a las 15:35h hora británica de verano (16:35h hora de verano de España), falleció en un hospital de Londres el cardenal Cormac Murphy-O’Connor Cuddigan a los 85 años de edad, víctima de cáncer.
  
Murphy-O’Connor, quien fuera el décimo arzobispo católico de Westminster (y de facto primado de Inglaterra y Gales –de jure los arzobispos de Canterbury y York eran respectivamente primátus tótius Ángliæ y primátus Ángliæ, pero como son anglicanas ambas sedes…–), nació de George Murphy-O’Connor y Ellen Cuddigan el 24 de Agosto de 1932 en Reading (condado de Berkshire, Inglaterra). Fue ordenado sacerdote el 28 de Octubre 1956 con el rito Romano tradicional por el cardenal Valerio Valeri Tondi (ex-nuncio apostólico en Francia), mas se sometió a la apostasía del Concilio Deuterovaticano, siendo instalado obispo con el rito conciliar el 21 de Diciembre de 1977 por Michael George Bowen, y creado cardenal el 21 de Febrero de 2001 junto a Jorge Mario Bergoglio Sívori (actual antipapa Francisco I, tristemente reinante). Entre 1982 y 2000 fue miembro de la Comisión Internacional Anglicana-Católica Romana, entidad de diálogo ecuménico creada en 1967 tras el encuentro entre el arzobispo anglicano Michael Ramsey y el antipapa Pablo VI; y recibió del anglicano Arzobispado Cantuariense el Grado Lambeth en Doctor Divinitátis
  
Más que por su amistad con la familia real británica, el apoyo a la conversión del ex-Primer Ministro británico Tony Blair a la iglesia conciliar, el encubrimiento al presbítero Michael Hill (convicto de pederastia en 1997) cuando fue obispo de Arundel-Brighton, las restricciones a la Misa Indultada para sus súbditos en Westminster, y su apoyo a los inmigrantes ilegales, su nombre será recordado porque junto con el portugués José da Cruz Policarpo (Patriarca de Lisboa, fallecido en 2014), los italianos Carlo María Martini Maglia (arzobispo de Milán, fallecido en 2012) y Achille Silvestrini (ex-prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales), el belga Godfried Danneels Stofferis (arzobispo de Malinas-Bruselas), el ucraniano Lubomyr Lev Luka Husar Demchuk MSU (arzobispo mayor de Kiev-Galitzia y toda Rusia para los greco-católicos ucranianos, fallecido en 2017), el suizo Ivo Fürer (obispo de San Galo y fundador del lobby homónimo), los alemanes Walter Kasper (ex-prefecto de la Congregación para la Unidad de los Cristianos, valido de Antipapa Francisco y la mente detrás del Sínodo contra la Familia en 2015) y Karl Lehmann Waldner (obispo de Maguncia), el holandés Adrianus Herman “Ad” van Luyn SDB (obispo de Róterdam), y el también inglés George Haliburton Basil Hume Tisserye OSB (antecesor de Murphy-O’Connor en la sede westmonasteriense, fallecido en 1999), entre otros prelados conciliares, perteneció a “La Squadra” modernista, mejor conocida como “Mafia de San Galo”, que hizo renunciar a Benedicto XVI y preparó a su amigo personal Bergoglio para asumir el pontificado conciliar y llevar a cabo sus planes de perversión moral y destrucción doctrinal de la poca catolicidad que queda en la Pseudoiglesia del Vaticano.
  
Cormac Murphy-O’Connor, a causa de su rol en el ecumenismo falso, en la Apostasía generalizada por el Vaticano II y en el Gran Holocausto Sexual y Lavado de Activos perpetrado y encubierto por la misma secta, SU ALMA ESTÁ ARDIENDO EN EL INFIERNO POR TODA LA ETERNIDAD, y dado que fue ordenado sacerdote con el Rito Católico Tradicional, EL CARÁCTER QUE LE IMPRIMIERA EL SACRAMENTO LE AGRAVA SUS TORMENTOS.

1 comentario:

  1. De acuerdo al libro The Keys and The Kingdom: Britain and the Papacy from John Paul II to Francis (Las llaves y el Reino: Gran Bretaña y el papado desde Juan Pablo II a Francisco) escrito por Catherine Pepinster, antigua editora del semanario inglés The Tablet, Cormac Murphy-O’Connor, fue co-anfitrión de una recepción en la embajada británica en Roma en los días previos al cónclave de 2013, donde participaron cardenales de países angloparlantes –excepto Marc Ouellet de Canadá y George Pell de Australia, por su lealtad conservadora–, con el fin de, dado que ya no podía votar en él, persuadirlos sobre la necesidad de un Papa liberal, nominativamente Jorge Mario Bergoglio, quien al ser elegido, le dijo a Murphy-O’Connor: “Tu sei colpevole” (tú eres el culpable). [Fuente: http://www.telegraph.co.uk/news/2017/09/03/revealed-british-cardinal-fixed-vatican-conclave-friend-pope/?WT.mc_id=tmg_share_tw].

    Juscanónicamente, por ejercer influencia indebida en los electores, Murphy-O’Connor -y todos y cada uno de los miembros o simpatizantes de la Mafia de San Galo- quebrantó el artículo 79 de la constitución Univérsi Domínici Gregis de Juan Pablo II (prohibición de pactos electorales viviendo el Sumo Pontífice) e incurrió en excomunión latæ senténtiæ por quebrantar el artículo 81 íbidem (prohibición e irritud de pactos y juramentos obligando a votar o abstenerse de votar por un candidato). Si siguiera vigente la constitución Vacántis Apostólicæ Sedis de Pío XII, la excomunión sería por infringir los artículos 93, 95 y 96.

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.