sábado, 18 de marzo de 2017

RICHARD CUSHING ESTUVO EN CONTRA DEL DOGMA Extra Ecclésiam Nulla Salus

ADVERTENCIA DEL TRADUCTOR: Sobre la cuestión del bautismo de sangre/deseo (y la ignorancia invencible) ha habido agitado debate aún en estos tiempos. Acerca de este asunto, nuestra posición es la misma que ha definido la Iglesia, siguiendo el mandato de Cristo: EL SACRAMENTO DEL BAUTISMO ES ABSOLUTAMENTE NECESARIO PARA LA SALVACIÓN, Y ES IMPERATIVO PARA SU VALIDEZ QUE SE HAGA CON LA DEBIDA MATERIA, FORMA E INTENCIÓN.

Reflexión de Lionel Andrades.

Richard James Card. Cushing, arzobispo de Boston (Portada de la revista TIME, 21 de Agosto de 1964)
  1. Richard Cushing, Cardenal arzobispo de Boston, tuvo ‘un papel vital en la elaboración de Nostra Ætáte, que exoneró a los judíos del pecado de deicidio[1]; y su influencia se refleja en el catecismo de 1992, que declara que el plan de salvación también incluye a aquellos que reconocen la existencia de un Creador, sin necesidad de convertirse al Catolicismo’[2].
  2. Cushing aceptó la carta del Santo Oficio que le fue enviada en 1949 donde se asume la existencia del bautismo de deseo, como excepción al dogma Extra Ecclésiam Nulla Salus, en contra de la interpretación del padre Leonard Feeney SJ y el St. Benedict Center en Boston, que sostenía que es necesario el bautismo con agua para ser miembro de la Iglesia (se cuenta incluso que Cushing censuró y luego excomulgó al padre Feeney a causa de la molestia que generó en su amigo Robert Francis Kennedy -irónicamente, católico- el escuchar que ningún acatólico podía salvarse).
 
La doctrina del bautismo de sangre/deseo y de la ignoriancia invencible (los “cristianos anónimos” rahnerianos, o la “buena conciencia” de rusoniano corte), devenida en la posibilidad de la salvación de los no católicos sin mediar el bautismo administrado SEGÚN LA MATERIA, FORMA E INTENCIÓN DEFINIDAS POR NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO Y LA SANTA IGLESIA CATÓLICA, se refleja en Nostra Ætáte y el Catecismo wojtyla-ratzingeriano, que declara:
“La Iglesia católica (sic) no rechaza nada de lo que en estas religiones hay de santo y verdadero. Considera con sincero respeto los modos de obrar y de vivir, los preceptos y doctrinas que, por más que discrepen en mucho de lo que ella profesa y enseña, no pocas veces reflejan un destello de aquella Verdad que ilumina a todos los hombres. Anuncia y tiene la obligación de anunciar constantemente a Cristo, que es el Camino, la Verdad y la Vida (Jn. 14, 6), en quien los hombres encuentran la plenitud de la vida religiosa y en quien Dios reconcilió consigo todas las cosas”. (Declaración Nostra Ætáte, 2)  
En una palabra, para un conciliar (y los tradicionalistas que siguen el catecismo wojtyliano) son válidos los “tantos caminos a Dios como hombres hay” que Ratzinger dijera a Peter Seewald en su libro La Sal de la Tierra.
  
Nostra Ætáte contradice el decreto conciliar Ad Gentes, que en su sección 7 indica que los acatólicos irán al Infierno. Pero a su vez Ad Gentes se contradice a sí misma, pues afirma que nadie que conozca la necesariedad ABSOLUTA de la Iglesia Católica y, sin embargo, no quiere entrar y/o perseverar en ella, puede salvarse:
Porque Cristo mismo, ‘inculcando expresamente por su palabra la necesidad de la fe y del bautismo, confirmó, al mismo tiempo, la necesidad de la Iglesia, en la que entran los hombres por la puerta del bautismo. Por lo cual no podrían salvarse aquellos que, no ignorando que Dios fundó, por medio de Jesucristo, la Iglesia Católica como necesaria, con todo no hayan querido entrar o perseverar en ella’. (Decreto Ad Gentes, 7)
Sin embargo, el mismo decreto le abre la puerta a la ignorancia invencible en el párrafo siguiente:
Pues aunque el Señor puede conducir por caminos que Él sabe a los hombres, que ignoran el Evangelio inculpablemente, a la fe, sin la cual es imposible agradarle...
A pesar de reafirmar en ese mismo párrafo el deber-derecho de la Iglesia que es evangelizar mediante las misiones:
...la Iglesia tiene el deber, a la par que el derecho sagrado de evangelizar, y, por tanto, la actividad misional conserva íntegra, hoy como siempre, su eficacia y su necesidad.
 
Justificando su posición, Cushing decía conocer casos de gentes bautizadas de deseo o que se salvaron por ignorancia invencible. Puede uno preguntarse ¿Por ventura Cushing era clarividente, o levantó empadronamiento en el Reino de los Cielos? ¡NO! Él es un hereje modernista y ecumenista, ya que contradice la divina institución: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, y enseñadles a guardar todo lo que os he mandado. El que creyere y se bautizare, se salvará, y el que no creyere se condenará” (Mateo XXVIII, 19; Marcos XVI, 16), y las definiciones del Magisterio Infalible de la Iglesia.
  
NOTAS
1. En el Vaticano II, Cushing tuvo un rol crucial en la elaboración de la declaración Nostra Ætáte, que absolvió a los judíos de haber cometido deicidio. De hecho, sus comentarios tuvieron reflejo en el documento final. Ver en.wikipedia.org/wiki/Richard_Cushing y www.thebostonpilot.com/articleprint.asp.
2. A modo de ejemplo, el artículo 841 del catecismo wojtyliano declara que el plan salvífico incluye a los musulmanes, porque supuestamente profesan tener la fe de Abraham, y junto con nosotros ellos adoran al único y misericordioso Dios, juez de la humanidad en el último día. Afirmación herética y falsa, porque el Dios musulmán es más semejante al Zeus greco-romano que al Dios cristiano, y siguiendo a los herejes nestorianos, los musulmanes no reconocen la divinidad de Jesucristo.

13 comentarios:

  1. As doutrinas do batismo de sangue e desejo e da ignorância invencível ajudam a entender o dogma do purgatório, Jorge. Se não existisse purgatório, os não cristãos não teriam nenhuma chance de ter a vida eterna. Deus seria injustíssimo se condenasse um judeu ou um pagão ignorante, da mesma forma que seria injusto se condenasse um pecador que morreu com faltas leves. Assim como seria injusto se condenasse um retardado mental que se suicidou.

    Não seja como Lutero que, orgulhosamente, excluiu essas três doutrinas da Soteriologia católica na nova religião da seita protestante.

    ResponderEliminar
  2. E tem mais um ponto do qual quero tratar: a questão do cardeal Cushing. Você não falou nada sobre a posição dele quanto ao dogma Fora da Igreja não Há Salvação. E se falou, não falou explicitamente. Custo acreditar que o cardeal Cushing este dogma fundamental da fé católica.

    ResponderEliminar
  3. Jesus deixou claro para os seus apóstolos que tudo o que Ele iria sofrer na cruz fazia parte do plano remitente de Deus. Então, nem os judeus e nem os romanos ( inclusive Pilatos ) tiveram culpa da morte de Jesus.

    E os maometanos sim, tem a fé de Abraão, porque creem no mesmo Deus, único e invisível. Eu tenho pra mim que no purgatório há mais muçulmanos do que católicos nesses tempos modernos. Se os islâmicos ignorantes não vão ao purgatório, com certeza se tornam almas errantes que buscam a luz de Deus, como disse o tradicional padre Fortea.

    ResponderEliminar
  4. E o princípio rusoniano não pode ser herético.

    ResponderEliminar
  5. Hemos cerrado hacía mucho tiempo la polémica de las doctrinas del bautismo de sangre y deseo, porque la necesidad y necesariedad absoluta del Bautismo está afirmada por la Sagrada Escritura y el Magisterio infalible, Tradicional y Legítimo de la Iglesia (y donde la ley no distingue, el intérprete no debe distinguir); aparte de que no ayudan a defender el dogma del Purgatorio, el cual es para purificar a los fieles que murieron sin satisfacer por entero a la Justicia divina, dicho de otro modo, un bautizado que muera en pecado venial, aunque por hallarse en él buenas obras que manifiestan la fe que recibió y profesa no puede ir al Infierno, no entra al Cielo inmediatamente (al Cielo nada impuro puede entrar, Apocalipsis 21, 27), sino que debe pasar un tiempo de expiación en el Purgatorio.

    La Ignorancia Invencible en particular, SOLO SE ADMITE COMO CAUSAL DE ATIPICIDAD EN EL DERECHO PENAL DE LOS HOMBRES, no ante Dios, que si Él quiere enviar a sus Ángeles para instruir a los infieles en la Fe Católica y guiarlos para que reciban el bautismo (o inspirar a algún fiel para ir hasta ellos, instruirlos y bautizarlos), perfectamente lo hace. Ítem lo anterior, la Escritura dice que TODOS seremos juzgados, mas no todos lo serán igual: “los que sin ley pecaron, sin ley perecerán, y quienes bajo la ley pecaron, por la ley serán juzgados” (Romanos 2, 14). Y en los judíos, el juicio será comparativamente más severo que con las demás naciones, porque ese Moisés y esos Profetas en quien tanto confiaban serán sus acusadores, porque rechazaron voluntariamente a Aquel que fue anunciado. En cuanto al ejemplo traído de los cabellos del “retardado mental que se suicida” (CONSTE QUE SON TUS PALABRAS), la Iglesia en este caso veía una excepción a la prohibición de sufragar y dar sepultura a los suicidas en cementerio cristiano. Los no bautizados que mueren sin uso de razón no entran al Cielo, sino que van al Limbo (¿no lo conoces? No te culpamos, ¡Ratzinger lo eliminó en 2007!).

    Desde el título señalamos que Cushing estuvo en contra del dogma Fuera de la Iglesia no hay Salvación, no tanto con sus palabras, sino con sus propias obras: Ser junto con el cardenal masón Bea la mente cristiana detrás de Nostra Ætáte (porque la mente judía en el mismo era el rabino Abraham Joshua Heschel Perlow), y presionar la excomunión del padre Feeney, que defendía el dogma EENS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (sigue) Aunque esto que decimos suene irritante y atrevido, no era necesario que Jesús padeciera todo lo que padeció y en ese nivel a fin de que se verificara el plan salvífico de Dios (de hecho, bastaría una sola gota de su Sangre para borrar todas las iniquidades del mundo habidas y por haber, como dijera Santo Tomás de Aquino). Y los judíos son y serán siempre culpables del Deicidio, porque a más de instigar su muerte, en vida contestaron su Doctrina y hasta el presente blasfeman de Él y Lo rechazan esperando con ansia un mesías conforme a sus deseos de ellos (si no es Jesucristo, a fortióri debe ser el Anticristo).

      Los musulmanes no siguen la misma fe de Abraham (que dejó los ídolos de los caldeos para seguir a Yahveh, y se llenó de gozo al ver el día de Jesús nuestro Señor), porque si la siguieran hubiesen dejado hacía tiempo al dios lunar Alá y las fantasías y mentiras del falso profeta Mahoma.

      Rousseau es herético, quieras o no aceptarlo. Tanto el París católico como la Ginebra calvinista lo condenaron porque su pensamiento niega la existencia de un Dios personal e interviniente, junto con la concupiscencia inherente al hombre (y que éste debe combatir con el auxilio de la Gracia); además de reflejar el indiferentismo religioso propio de los masones, secta maldita.

      Eso de las “almas errantes” es propio de la New Age, que no es más que gnosticismo e hinduismo adaptado a la mentalidad occidental. Aparte, Fortea ES MÁS MODERNISTA QUE OTRA COSA (y ni siquiera fue ordenado con el rito tradicional, por lo que es tan sacerdote como el “arzobispo de Canterbury”: NADA).

      Nosotros no negamos ni ponemos en duda el Purgatorio (de otro modo, sería en vano nuestro esfuerzo en escudriñar, traducir -cuando hay lugar para ello-, publicar y rezar tantas oraciones por los fieles difuntos), cosa que sí hizo el maldito Lutero con quien cada rato nos parangonas: él negó el Purgatorio y rechazó el carácter impetratorio y propiciatorio de las buenas obras y la oración para los difuntos (por eso eliminó los libros de Tobías, Macabeos, y la Carta de Santiago -que desmentían su herejía- de su canon bíblico).

      Eliminar
  6. E os suicidas, teriam um lugar no Limbo? Dependendo do caso, é claro. Não conheço muito sobre esta questão. Para mim, a maioria se tornam almas errantes.

    E sobre esta crença, quero dizer que o padre Fortea é o seu principal defensor, porque teve revelações de vários exorcismos de que existem sim almas errantes que andam em busca da luz divina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los suicidas, por regla general, van al Infierno. Aunque hay casos de algunos que por arrepentirse antes de morir reciben una larga estadía en el Purgatorio. Pero aún así, no es óbice para tomar tan mala decisión pensando en arrepentirse en esa hora. Ello es presumir de la misericordia, y es pecado contra el Espíritu Santo (pecado que no tiene absolución).

      Otra cosa: Hay que ser sumamente cautos con las declaraciones que los demonios dan durante los exorcismos, porque ellos, al hablar, lo hacen obligados, y no sufren la Verdad, tanto que prefieren irse al Infierno que confesar.

      Eliminar
  7. E sobre as almas errantes, Jorge? Se não existem, S. João da Cruz era um mentiroso, porque ele cria na existência das almas penitentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que la expiación en el Purgatorio se asimile a la noche oscura de la que habla el Evangelio en la que nada meritorio se puede hacer más, quedando solo la esperanza de los sufragios. Pero San Juan de la Cruz, en la Subida al Monte Carmelo, si habla de purgación, de noche oscura y ascenso, se refiere principalmente a las situaciones presentes en las personas que toman decisión de llevar vida devota, y cómo debe el director espritual orientarles.

      Eliminar
    2. ¿Almas errantes que toman posesión de cuerpos y pueden salvarse? Suena a herejía albigense, que ellos creían en eso. Gracias a Dios que apareció Padre Santo Domingo de Guzmán, que fundó la Orden de los Predicadores y la Santa Inquisición.

      Eliminar
  8. E o Papa Leão Magno também o cria.

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.