lunes, 24 de marzo de 2014

DEL AMOR AL HERMANO Y EL ODIO AL PECADO, POR SANTO TOMÁS DE AQUINO

Desde SANTA TERESITA DEL NIÑO JESÚS
  
Santo Tomás de Aquino, "Doctor Angélico"
    
Al prójimo se le debe amor por lo que ha recibido de Dios, o sea, por la naturaleza y por la gracia, y no por lo que tiene de sí mismo o del diablo, o sea, por el pecado y la falta de justicia.
   
Por eso es licito odiar en el hermano el pecado y lo que conlleva de carencia de justicia divina; no se puede, empero, odiar en él, sin incurrir en pecado, ni la naturaleza misma de la gracia.

Pero el hecho mismo de odiar en el hermano la culpa y la deficiencia de bien, corresponden también al amor del mismo, ya que igual motivo hay para amar el bien y odiar el mal de una persona. De ahí que el odio al hermano en absoluto es siempre pecado.”
     
Santo Tomás de Aquino, "Suma Teológica" Sección II de la Parte II. Cuestión 34, art.3

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.