martes, 21 de mayo de 2019

RENUNCIÓ EL OBISPO CONCILIAR DE HELSINKI

Noticia tomada de GLORIA NEWS.
  
De izquierda a derecha: Matti Tauno Antero Repo (obispo luterano de Tampere), Teemu Jyrki Juhani Sippo SCJ (obispo conciliar renunciante de Helsinki) y Mari-Anna Auvinen-Pöntinen (pastora luterana y secretaria general del Consejo Ecuménico Finlandés).
 
El papa Francisco aceptó el 20 de mayo la renuncia del obispo liberal de Helsinki (Finlandia), monseñor Teemu (Nicodemo en finlandés) Sippo (de 72 años), un convertido del luteranismo. La historia oficial es que Sippo se cayó en la Navidad de 2018 en una carretera congelada, sufrió una herida traumática en la cabeza y pasó tres meses hospitalizado. Pero hay más: la diócesis de Helsinki –8 parroquias, 30 sacerdotes, 15.000 católicos– está técnicamente en bancarrota con pérdidas millonarias. Hay propuestas para vender la casa del obispo y la propiedad de las parroquias. Sippo fue ordenado en el 2009 por el radical cardenal alemán Karl Lehmann (+2018), su ex maestro. Se mantuvo ocupado con el ecumenismo pero descuidando la diócesis, promovió servicios religiosos luteranos en iglesias católicas, y dirigió viajes de turistas luteranos a Italia. Estuvo pocas veces presente para la fiesta del patrono diocesano, San Enrique de Upsala (el 19 de enero). El centro diocesano Stella Maris, en Lohja, es una ruina, porque se descuidaron las reparaciones que eran necesarias. Mucho dinero va a los bien pagos empleados diocesanos. El tesorero Peter Kuronen es un luterano. Sippo designó recientemente a un sacerdote africano (Leonard Wobilla Shwei) como rector de la catedral de San Enrique de Upsala, mientras Anders Hamberg, un talentoso sacerdote finlandés que conoce el difícil idioma y celebra la Misa en el Viejo Rito en latín, está a cargo de San Olaf en Jyväskylä, la parroquia más pequeña de la diócesis (que abarca todo el país).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.