viernes, 3 de mayo de 2019

NOVENA EN HONOR A SAN PANCRACIO

Novena compuesta por el sacerdote español Salvador Mujal y Torner, párroco de San Pedro de las Puellas (Barcelona), a comienzos del siglo XX, con aprobación eclesiástica. Los Gozos son tradicionales, sin autor ni fecha conocidos. Puede rezarse en cualquier momento del año, especialmente en preparación a su fiesta el 12 de Mayo.

HISTORIA Y VENERACIÓN
San Pancracio nació en la entonces ciudad turca de Frigia en el año 286. Sus padres Cleonio y Ciriada, nobles aunque paganos, murieron en la infancia de nuestro Santo, y junto a su tío Dionisio se trasladó a Roma. Aunque era muy joven, quedó entusiasmado de la fe de muchos cristianos que estaban dispuestos a dar su propia vida por Jesucristo y se bautizó. Algunas fuentes señalan que el mismo Papa San Marcelino fue quien lo catequizó y bautizó.
  
Por aquellos tiempos, el emperador Diocleciano mandó un edicto que perseguía a todos aquellos que abrazaban la fe cristiana. Pancracio fue descubierto y condenado a morir decapitado en la Vía Aurelia un 12 de mayo del 305. Los cristianos, encabezados por una matrona llamada Octavila, se hicieron cargo del cuerpo del joven mártir y le dieron sepultura en un cementerio cercano a la mencionada calle.
 
El culto a San Pancracio fue ya importante desde el mismo día de su martirio, muchos devotos fueron a venerar su tumba que se convirtió en un auténtico santuario de peregrinación de personas venidas no sólo de la ciudad sino también de todo el país. Esto motivó que el Papa San Símaco mandara alzar una basílica a principios del siglo VI. Más tarde, otro pontífice, Honorio I construyó entre los años 625 al 638 una nueva iglesia en su honor ya que la anterior amenazaba ruina. Sobre su sepulcro mandó grabar esta inscripción:
«Ob insígne méritum et singuláre beáti Pancrátii mártyris benefícium, basílicam vetustátem conféctam extra corpus mártyris negléctu antiquitátis extrúctam, Honórius epíscopus Dei fámulus abrása vetustátis mole ruinámque minánte, a fundaméntis nóviter plebi Dei constrúxit, et corpus mártyris, quod ex oblíquo áulæ jacébat altári insígnibus ornátu metállis, próprio loco collocávit» [Por los méritos insignes y las singulares gracias del Bienaventurado Mártir Pancracio, el obispo Honorio, siervo del Señor, para bien del pueblo de Dios, ordenó derribar el viejo edificio que amenazaba ruina y no contenía los restos del santo, debido al descuido de los antiguos; mandó construir de nueva planta otra iglesia y, dentro del altar adornado con metales preciosos, colocó las reliquias que antes estaban en la pared exterior del edificio].
  
Por los favores que obtiene a sus devotos, a los cuales invita con las palabras «Veníte ad me, et ego dabo vobis ómnia bona» (Venid a mí, y os daré todos los bienes) a confiar en el Señor, San Pancracio es uno de los santos más populares y queridos en nuestro Santoral, incluso los que no son practicantes tienen su imagen en la casa, en el trabajo o en la cartera. Se le venera sobre todo como auxiliador para obtener trabajo, y contra los calambres, los falsos testimonios, los dolores de cabeza y el perjurio.
 
NOVENA EN HONOR A SAN PANCRACIO MÁRTIR

 
Hincado de rodillas delante de algún Crucifijo, y si también se pudiere delante de alguna Imagen de San Pancracio, hecha la señal de la Cruz, dirás el siguiente acto de contrición:

Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Redentor de las almas que en Vos confían, os amo de todo corazón, y me pesa si alguna vez os he ofendido, y postrado ante la imagen de vuestro mártir San Pancracio, por su mediación, propongo no más pecar, y enmendar mi vida disipada, y cumplir la penitencia que me fuere impuesta, para alcanzar de Vos misericordia y perdón, si soy digno de ello, y así purificado pobtener después en premio la corona de la Gloria eterna. Amén.

INVOCACIÓN: San Pancracio, rogad a Dios nos conceda a mí y a mi familia salud y trabajo.
     
DÍA PRIMERO - 3 DE MAYO
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Nuestro corazón ha sido creado para amar: lo que más tienes que amar es a Dios, más que a todas las personas, más que a todas las riquezas del mundo, y de esta manera te evitarás también muchos desengaños. De esta manera lo hizo San Pancracio, y por eso alcanzó tantos favores de Dios. Pídele de corazón esta gracia; vivirás más tranquilo y alcanzarás su protección en todo lo que necesites.
   
Reza tres veces el Padre nuestro, Ave María y Gloria en honor de la Santísima Trinidad, acompañado de las siguientes oraciones:
Oración al Padre Eterno: Creo, Padre Celestial, todo lo que es de Fe, y con ella quiero vivir y morir; por intercesión de San Pancracio concededme a mí y a mi familia buena salud para cumplir mis obligaciones. Padre nuestro, Ave María y Gloria.
  
Oración al Hijo de Dios: ¡Oh buen Jesús!, concededme la virtud de la Esperanza en Vuestras promesas, como lo hizo San Pancracio, que siempre confió en Vuestra Providencia, y así pueda obtener por su intercesión trabajo y don de acierto en las cosas que haya de emprender para atender a mis necesidades y las de mi familia. Padre nuestro, Ave María y Gloria.
  
Oración al Espíritu Santo: Concededme, ¡oh Espíritu Santo!, la virtud de la Caridad, para amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo por amor a Dios, como lo hacía el glorioso San Pancracio. Por su intercesión confío alcanzar esta gracia y la de verme libre de desgracias y personas mal intencionadas. Padre nuestro, Ave María y Gloria.
   
GOZOS EN HONOR A SAN PANCRACIO
     
Pues no se vive gozoso
Sin salud y sin labor,
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.
    
De ricos padres nacisteis
En Frigia, nación antigua,
Que a la Grecia está contigua,
Y allí en la infancia vivisteis,
Mas los errores huisteis
Del paganismo ominoso. 
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.

   
De padre y madre privado,
Siendo todavía niño,
Dios os busca con cariño,
Pues de vos se ha apiadado.
En Dionisio os ha dado
Un tío el más cuidadoso. 
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.

   
«Un palacio en Roma tienes
(Dice Dionisio a Pancracio),
Vamos a ver tu palacio,
Ven a visitar tus bienes».
Mas otro lauro a sus sienes
Prepara Dios bondadoso. 
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.

   
Al universal Pastor
Pancracio y Dionisio atienden,
Y sus pechos ya se encienden
Con llama de un santo amor:
Uno y otro ya al Señor
Se convierte presuroso. 
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.

   
A catorce años de edad
Habíais rayado apenas,
Ya os aguardan las cadenas
De la gentil impiedad,
Ya os espera la crueldad
De un bárbaro, de un furioso. 
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.

   
Por orden de Diocleciano
Se os ata con duros hierros,
Se os conduce a los encierros
Pues saben que sois cristiano:
Vos no teméis ni al tirano,
Ni el lugar más tenebroso. 
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.

   
El pagano emperador
Intenta con viles trazas,
Con halagos y amenazas
Seducir vuestro candor:
«Acepta, dice, mi honor,
Y evita un fin desastroso». 
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.

   
«Si bien me veis jovencito
(Le respondéis con tesón)
No me falta el corazón
Y el valor que necesito:
Soy de Cristo, lo repito,
Por Él moriré gustoso». 
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.

   
«¡Oh audaz!, pues al momento
(Dice el tirano irritado)
¡Soldados!, llevadle atado:
¡Verdugos! sabéis mi intento:
Degolladle, y su tormento
Sea ejemplar horroroso». 
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.

   
Como inocente cordero
Os llevan al sacrificio,
Ya os espera en el suplicio
Sin piedad verdugo fiero:
Al llegar al matadero
A Dios loáis fervoroso. 
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.

   
Inclinando el blando cuello
A vuestro Dios siempre fiel,
Descarga el hacha sobre él
Y consuma el cruel degüello:
Queda yerto el cuerpo bello,
Y pálido el rostro hermoso. 
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.

   
En premio de tanto amor,
De tanta fe y esperanza,
Por vos el enfermo alcanza
De Dios salud y vigor,
El pobre encuentra labor
Y el sustento más sabroso. 
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.

   
El gremio de tejedores
Del mar en Santa María,
Como a su patrono os fía
Sus trabajos y sudores:
Siempre os tributó loores
Con un celo religioso. 
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.

   
Él y los beneficiados
De vuestra antigua capilla,
Donde vuestra imagen brilla,
Por vuestro honor afanados,
Os dedican asociados
Un nuevo altar precioso. 
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.
   
En los siglos que pasaron
Constantes nuestros abuelos
En vos hallaron consuelos,
Y fieles os veneraron:
Ellos la senda trazaron
A nuestro fervor piadoso. 
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.

   
Pues no se vive gozoso
Sin salud y sin labor,
Sednos siempre protector,
San Pancracio glorioso.
      
ORACIÓN FINAL
¡Oh glorioso San Pancracio!, os pido me alcancéis las gracias que necesito y especialmente SALUD Y TRABAJO, a fin de que pueda presentarme ante vuestra imagen para daros gracias por los favores recibidos. Así sea.
      
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
   
DÍA SEGUNDO - 4 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y la invocación «San Pancracio, rogad a Dios nos conceda a mí y a mi familia salud y trabajo».
  
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Dios permite que amemos a nuestra familia y a otras personas, mientras no sea obstáculo para amar a Dios. Así lo hacía el glorioso San Pancracio, y de esta manera encaminó muchas almas al cielo. Pídele de todo corazón que ames como buenos hermanos a las otras personas, a fin de que amemos más a Dios y obtendremos muchas gracias del glorioso San Pancracio.
     
Reza tres Padre nuestros, Ave María y Gloria con las oraciones indicadas anteriormente.
  
DÍA TERCERO - 5 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y la invocación «San Pancracio, rogad a Dios nos conceda a mí y a mi familia salud y trabajo».
  
ORACIÓN PARA ESTE DÍA 
San Pancracio tenía un corazón tan bueno, que siempre se compadecía de los pobres y desgraciados: por eso logró tantas gracias del Cielo; procura tú también imitarlo en estas virtudes, y así lograrás por su intercesión obtener muchas gracias de Dios.
   
Reza tres Padre nuestros, Ave María y Gloria con las oraciones indicadas anteriormente.
   
DÍA CUARTO - 6 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y la invocación «San Pancracio, rogad a Dios nos conceda a mí y a mi familia salud y trabajo».
  
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
El glorioso San Pancracio no sólo procuró ser bueno, sino que trabajaba para poder guiar otras almas al Cielo, y por eso Dios le concedió tanto poder en favor de sus devotos. Procura tú también hacer lo que puedas para propagar esa devoción y procurar que otros vayan por el camino del cielo. Así lograrás muchas gracias, especialmente las que has de menester ahora que haces esta Novena.
        
Reza tres Padre nuestros, Ave María y Gloria con las oraciones indicadas anteriormente.
   
DÍA QUINTO - 7 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y la invocación «San Pancracio, rogad a Dios nos conceda a mí y a mi familia salud y trabajo».
   
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
En el mundo hay muchas personas que por respetos humanos no son buenas, para que no las tengan como fanáticas. Procura que no seas tú de esos: sino que, a imitación de San Pancracio, siempre defiendas la verdad y las cosas buenas. De esta manera lograrás todo lo que necesites por intercesión de San Pancracio, que atenderá siempre a tus ruegos.
   
Reza tres Padre nuestros, Ave María y Gloria con las oraciones indicadas anteriormente.
  
DÍA SEXTO - 8 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y la invocación «San Pancracio, rogad a Dios nos conceda a mí y a mi familia salud y trabajo».
  
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Una de las cosas que cuesta más a nuestro corazón, es perdonar a los que nos han agraviado. Pídele al glorioso San Pancracio que te alcance esta gracia cuando alguien te haya agraviado, ya que él perdonó hasta a los mismos que le martirizaron, y no dudes que estarás después más tranquilo y conseguirás para ti y para tu familia más de lo que puedas confiar.
  
Reza tres Padre nuestros, Ave María y Gloria con las oraciones indicadas anteriormente.
   
DÍA SÉPTIMO - 9 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y la invocación «San Pancracio, rogad a Dios nos conceda a mí y a mi familia salud y trabajo».
  
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
En este mundo se ha de tener mucha paciencia en todo, pues vienen más contrariedades de los que uno espera. Toma por modelo al glorioso San Pancracio, que en todo se conformaba con la voluntad de Dios, y así logró vivir tranquilo y ser un gran Santo, en medio de muchas penas. Pídele de buen corazón que te ayude y te concederá esta gracia y muchas más.
  
Reza tres Padre nuestros, Ave María y Gloria con las oraciones indicadas anteriormente.
    
DÍA OCTAVO - 10 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y la invocación «San Pancracio, rogad a Dios nos conceda a mí y a mi familia salud y trabajo».
  
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Así como quieres el retrato de tus padres y otras personas amigas, también conviene que quieras la imagen del glorioso San Pancracio, no dudando que desde el Cielo ve cómo te arrodillas ante el altar en que está colocado. Cuanto con mayor fervor lo hagas, más rogará a Dios para que te conceda lo que le pides en esta Novena, tanto para ti, como para las personas de tu familia.
  
Reza tres Padre nuestros, Ave María y Gloria con las oraciones indicadas anteriormente.
   
DÍA NOVENO - 11 DE MAYO
Por la señal...
Acto de Contrición y la invocación «San Pancracio, rogad a Dios nos conceda a mí y a mi familia salud y trabajo».
  
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Ahora que terminas la Novena, estás animado y tienes más deseos de amar a San Pancracio, y por lo tanto, de hacerte digno de que puedas ir al cielo para hacerle compañía. No dudes que allí te espera, e irás si cumples bien tus obligaciones viviendo como un buen cristiano; logrando ya, desde ahora, su protección en todo, tanto para ti, como para tu familia.
  
Reza tres Padre nuestros, Ave María y Gloria con las oraciones indicadas anteriormente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.