domingo, 18 de noviembre de 2018

OBISPOS ITALIANOS QUIEREN ABOLIR LA “MISA INDULTADA”

Noticia tomada de GLORIA NEWS.
  
  
Obispos italianos sugirieron durante su encuentro de otoño en curso abolir el Motu Proprio Summorum Pontificum, informa el 16 de noviembre MessaInLatino.it.
 
El arzobispo de Gorizia, Carlo Roberto Redaelli, de 62 años (graduado en Derecho Canónico de la Gregoriana), dijo que Benedicto XVI se “equivocó” cuando escribe en Summorum Pontificum que la Misa Antigua (sic) nunca ha sido abrogada. En vez de ello, Radaelli afirmó que la Misa Romana fue abolida por Pablo VI. Según el Motu Proprio de Benedicto esa abolición sería nula y sin efecto.
 
Varios prelados apoyaron las afirmaciones de Redaelli, entre ellos el sacerdote modernista Luigi Girardi, quien dirige el Instituto de Pastoral Litúrgica de Santa Justina de Padua (epicentro de muchas aberraciones postconciliares), el arzobispo de Novara, Franco Giulio Brambilla, de 69 años, y un obispo anónimo de Italia del sur.
   
Tanto Redaelli como Brambilla fueron designados en sus sedes por Benedicto XVI en 2012 y 2007 respectivamente.
  
COMENTARIO DE JORGE RONDÓN SANTOS: Desde el punto de vista meramente jurídico, incluso cuando la premisa ratzingeriana de una liturgia antigua numquam abrogata (sic) estuviese errada (y no lo estaba, como lo demuestran las concesiones a partir del Indulto Quáttuor abhinc annos y del Motu Ecclésia Dei Adfflícta), la ratio legis es inconfutable: la denominada Forma Extraordinaria (o más correctamente, la Misa Roncalliana) fue liberalizada en lo sucesivo (siempre para las Misas privadas, y bajo petición de un grupo estable para las públicas), por lo que la crítica de Redaelli (que se puede decir que pasó por la universidad, pero no al contrario), aunque esté fundada (y no lo es), es inocua ante el derecho canónico conciliar posterior a 2007. Y desde el punto de vista pastoral, tan caro para Girardi, aunque hubo prelados que durante el Vaticano II querían una Nueva Liturgia acorde a los nuevos tiempos, Sacrosánctum Concílium no preveía tal, ya que, entre otras, insistió en el uso del latín y el rechazo al versus pópulo (aunque de todos modos, dichas normas fueron simple papel mojado, al comparar con los hechos posteriores).
  
La Conferencia Episcopal Italiana mostró, además de la obsecuencia ante el capricho bergogliano de cambiar la Oración Dominical, la envidia y el rencor del que pierde la batalla por su propia culpa, toda vez que las congregaciones tradicionales dentro de la iglesia novusordiana están floreciendo en los últimos años, mientras que ellos (al igual que en otros países) están afrontando una de las peores crisis de su historia Y SE NIEGAN A RECONOCERLA: (fuga de los seminarios, secularización de muchos de sus sacerdotes, disminución de la práctica religiosa, denuncias de homosexualidad y condenas judiciales por pederastia, altares con cabezas degolladas, que no les marcan en la declaración de renta -en Italia, el 8×1000-, etc.).
  
Finalmente, a nosotros los Católicos Sedevacantistas, NI NOS AFECTA NI NOS INTERESA LO QUE ELLOS HAGAN CON EL MOTU (si lo quieren acabar, bien puedan), porque por una parte la Misa Romana Tradicional codificada por San Pío V es inderogable y la Misa Roncalliana es un impostaje total, y por otra NI RONCALLI, MONTINI, LUCIANI, WOJTYLA Y RATZINGER FUERON PAPAS VERDADEROS, COMO TAMPOCO LO ES BERGOGLIO NI LO SERÁN SUS SUCESORES.

1 comentario:

  1. Tienes razón sobre la misa.
    Pero te tengo una mala noticia, del que pocos sedevacantistas se dan cuenta (o no quieren admitir): Giuseppe Melchiorre Sarto (Pío X), modificó el Breviario, que NO se podía cambiar, según el Papa San Pío V en el Concilio de Trento. Simplemente Sarto abrió la puerta a Montini. Te exorto por favor que averigües por tu cuenta sobre estos temas. No quiero decirte todo yo, porque sino me podrás decir que fue por influencia mía. Averigua realmente lo que ni los Dimonds se atreven a decir... Averigua y verás la realidad... (fíjate en el CIC 1917 también).
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.