martes, 18 de diciembre de 2018

EL PESEBRE DE ARENA

Noticia tomada del diario EXTRA (Colombia).
   
ASÍ ES EL INMENSO PESEBRE DE 1.300 METROS CÚBICOS DE ARENA INAUGURADO EN EL VATICANO


Un monumental pesebre hecho este año con arena de playa y el árbol de Navidad instalados en la Plaza de San Pedro del Vaticano quedaron inaugurados con una ceremonia.

El nacimiento, realizado con 1.300 metros cúbicos de arena de la playa italiana de Jesolo, ha sido donado por el patriarcado de Venecia y la ciudad de Jesolo y fue esculpido durante semanas por cuatro artistas, el estadounidense Richard Varano, el ruso Ilyá Filimóntsev, la holandesa Susanne Ruseler y el checo Rodovan Ziuny, sobre una superficie de unos 25 metros.

El abeto de Navidad procede del Bosque del Cansiglio, en la provincia de Pordenone (nordeste de Italia), fue donado por la diócesis de esa localidad y tiene unos 21 metros de altura.
  
La decoración y la iluminación de la Plaza de San Pedro fueron realizados en colaboración con Osram, que ofreció un sistema que limita el consumo de energía.

El papa Francisco aseguró que el árbol y el pesebre son «dos signos que nunca dejan de fascinarnos, nos hablan de la Navidad y nos ayudan a contemplar el misterio de Dios hecho hombre para estar cerca de cada uno de nosotros» al recibir a los donantes del árbol y el nacimiento.

La arena, «material pobre, recuerda la simplicidad, la pequeñez con que Dios se mostró con el nacimiento de Jesús en la precariedad de Belén», agregó el pontífice.

A la ceremonia asistieron el patriarca de Venecia, Francesco Moraglia, el obispo de Concordia-Pordenone, Giuseppe Pellegrini, y los presidentes de las regiones italianas del Veneto y de Friuli-Venezia Giulia, Luca Zaia y Massimiliano Fedriga.

El árbol y el pesebre se podrán ver hasta el 13 de enero. 

COMENTARIO: Con Bergoglio, cada año el Vaticano saca un pesebre más escandaloso que el anterior. El año pasado tocó calarse un “pesebre” de sodomitas, este año es de arena, y cumple con su objetivo por los siguientes elementos:

  • El ángel recuerda la pose y el aspecto andrógino de Lucifer/Bafomet de la iglesia satánica.
  • El San José, desde luego no nos trae nada bueno con su gesto, de repulsa hacia el Niño Jesús, que parece un bebé natimuerto.
  • La “virgen” (Dios me perdone por llamarla así) tiene toda la pinta de un varón mal encarado.
  • Entre la falsa “virgen” y los reyes son muy visible la Escuadra y el compás, los símbolos de la francmasonería.
  • Etc.

PERO BUENO, HAY ALGO POSITIVO EN EL BELÉN DE ESTE AÑO: SIRVE PARA RECORDARNOS EL DEBER DE EDIFICAR NUESTRA VIDA EN LA ROCA DE LA SANA DOCTRINA QUE CRISTO NOS ENSEÑA POR MEDIO DE LA INMACULADA IGLESIA CATÓLICA ROMANA TRADICIONAL, NO EN LA ARENA DE LAS VELEIDADES DE LA PROSTITUTA DEUTEROVATICANA:
«Así pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca: cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, y embistieron contra aquella casa; pero ella no cayó, porque estaba cimentada sobre roca.Y todo el que oiga estas palabras mías y no las ponga en práctica, será como el hombre insensato que edificó su casa sobre arena: cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, irrumpieron contra aquella casa y cayó, y fue grande su ruina». (San Mateo VII, 24-27, Biblia de Jerusalén)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.