domingo, 9 de diciembre de 2018

NOTICIAS DE LA SECTA VATICANA

Traducción de los Comentarios de los Padres de TRADITIO.
  
  
El “Rosario gay” está siendo introducido en las parroquias conciliares de todo el mundo.
Ya el non-sancto Wojtyla Katz-JP2 corrompió el Santo Rosario al introducir una cuarta década de los “Misterios Luminosos” de la New Age.
Ahora el “Rosario gay” introduce una quinta década de “Misterios Arcoiris”, cuyo objetivo es promover la total aceptación de las parejas sodomitas.
 
No fue suficiente para el non-sancto Wojtyla Katz-JP2 en 2002 corromper el Santísimo Rosario por la adición de cinco “Misterios Luminosos” de la New Age. Ahora lo que está circulando en círculos conciliares es el “Rosario gay” para promover los objetivos LGBTQXYZ.
  
Fue el presbítero francmasón Aníbal Bugnini quien comenzó con la idea de destruir el Rosario después del anti-concilio Vaticano II (1962-1965), pero fue incapaz de realizar esta destrucción porque estaba demasiado ocupado en destruir la Misa y los Sacramentos en la iglesia deuterovaticana. [Parte de la información para este comentario proviene del servicio LifeSite News].
 
Lanzado en la fiesta de San Nicolás, el 6 de Diciembre de 2018, el “Rosario gay”, alias el Rosario de los Dolores modernos, incluye la adición de cinco “Misterios Arcoiris” [que son: (1) la violencia contra la mujer, (2) la preservación del medio ambiente, (3) los migrantes y refugiados, (4) la discriminación racial, y (5) la “aceptación total” de los LGBTQ, N. del T.], incluyendo una oración por la “total aceptación” de las parejas sodomitas. No se proveyó la versión latina (probablemente no la hay, un hecho que confirma adicionalmente la falsía de este “rosario”):
Oramos por una bienvenida a las personas LGBTQ por parte de todas las iglesias, templos, mezquitas y sinagogas. Oramos por las parejas LGBTQ, sus hijos y familias extensas. Oramos para que puedan ser apoyados y amados, con plena aceptación como personas verdaderamente creadas a imagen de Dios, una creación que Dios vio como “buena”, y que merecen vivir cada aspecto de la vida al máximo.
De hecho, la Neoiglesia ya ha implementado el objetivo de este “rosario” permitiendo a su clero perpetrar “al máximo” sus crímenes pedófilos. Por supuesto, este “rosario” es anticatólico y anticristiano, como San Pablo declara:
Y en manera semejante, los hombres también, dejando el uso natural de las mujeres, han ardido en sus lujurias, uno ante el otro; hombres con hombres, haciedo lo que es inmundo y recibiendo en sí mismos la recompensa que es debida a su error... Quienes habiendo conocido la justicia de Dios, no entienden que los que hacen tales cosas son dignos de muerte: y no solamente ellos que lo hacen, sino también los que les consienten que lo hagan (Romanos 1:27,32/Versión Douay-Rheims).
 
Verdaderos Católicos, los fieles conciliares necesitan prepararse para ser golpeados por la introducción de más perversiones. De hecho, el grupo conciliar que está produciendo el “rosario gay” (Contemplative Rebellion) planea alentar a los hombres homosexuales a besarse entre sí durante el “signum pacis” en el servicio protestante-masónico-pagano del Novus Ordo.
 
  
Un furioso Francisco Bergoglio está desbocado erradicando organizaciones seudotradicionalistas del “Indulto”: Él ha liquidado a los Franciscanos de la Inmaculada, ha expulsado a los Trapenses de Aquisgrán, ha golpeado a la Fraternidad de la Familia Christi.
Pronto, el cardenal conciliar Robert Sarah, jefe de la Congregación para la Doctrina de la Fe [Novus Ordo], está planeando imponer en el lote de los grupos “indultados” el importe al inválido protestante-masónico-pagano Nuevo Rito en latín.
  
Primero, fueron los Franciscanos de la Inmaculada. Francisco Bergoglio envió una visita canónica y los ha liquidado. Su delito ha sido que ellos intentaron moverse contra la Revolución modernista: intentaron alejarse de la falsa Nueva Liturgia de 1969 y volver a la medio-falsa Nueva liturgia latina de 1962. Francisco Bergoglio cerró sus organizaciones, y fueron expelidos y cazados por la persecución. Los prelados neoconservadores que intentaron ayudarlos fueron expulsados y suprimidos.
  
Después, fueron los cisterciences de Aquisgrán. Ellos habían tenido la temeridad de abandonar el la Cena novusordiana y la falsa Liturgia de las Horas novusordiana y habían restaurado incluso la Misa Latina plenamente Tradicional anterior a 1962 y el Oficio del Uso Cisterciense. Fueron quizá el único grupo de eclesiásticos en la secta que estaban usando plenamente el rito litúrgico tradicional. Anathema! Francisco Bergoglio pronto lo arregló. Fueron exterminados y exiliados a los cuatro vientos. Fueron expulsados de su abadía de Mariawald. Ya no son más.
  
Entonces fueron las Hermanitas de María, Madre del Redentor, en Francia. Estuvieron moviéndose de vuelta a la tradición por medio de la Nueva Liturgia latina semi-Novus Ordo de 1962. ¡Visitas canónicas al rescate! Los examinadores conciliares encontraron que ellas estaban rezando mucho y yendo demasiadas veces a la Confesión. ¡Ese no es un problema experimentada por la vasta mayoría de conciliares! Así que Francisco Bergoglio envióles un comisario para erradicarlas. Sin embargo, están luchando y pueden devenir en independientes.
  
Más recientemente, Francisco Bergoglio decidió atacar a la Fraternidad de la Familia Christi en la archidiócesis conciliar de Ferrara-Comacchio. El anterior arzobispo conciliar, Luigi Negri, era neoconservador. Él había tenido el coraje de rescatar algunos de los refugiados de los Franciscanos de la Inmaculada, contra los cuales Bergoglio ha levantado una vendetta constante desde su elección. El anterior arzobispo fundò un instituto en 2014, y fue puesto bajo el control de la Comisión Pontificia “Ecclésia Dei” en 2016. Esta es la misma Comisión que ahora está negociando con la Neo-FSSPX de Fellay-Pagliarani tanto como para conquistar y dividirlos. Una visita canónica fue enviada a la Fraternidad de la Familia Christi en 2018. El 3 de Diciembre de 2018, Bergoglio envió allí un comisario para tomar el mando y exterminar a la Familia Christi. El comisario, Daniele Libanori (obispón auxiliar de Roma), es un neojesuita marxista/modernista, tal como Bergoglio mismo y muchos de sus secuaces.
 
Si fuera un presbítero de la Fraternidad Sacerdotal San Pedro (FSSP) o del Instituto Cristo Rey y Sumo Sacerdote (ICRSS), o de alguna otra organización operante bajo supervisión de la Comisión Ecclésia Dei, estaría sintiendo en mi nuca el aliento del diablo justo ahora. Pronto, el cardenal conciliar Robert Sarah, jefe de la Congregación para la Doctrina de la Fe [Novus Ordo], está planeando imponer en el lote de los grupos “indultados”, como ya se anunció, los Propios del Novus Ordo, llevando a los indultistas a patadas y gritos a los importes del inválido protestante-masónico-pagano Nuevo Rito en latín. Incluso eso no será tolerado al final. Entre tanto, Francisco Bergoglio ha maquinado su propia sucesión a tal punto que un Antipapa modernista le seguirá.
   
La Neo-FSSPX quiere hacer un pacto con el diablo y tragarse el veneno de la “prelatura personal”. Esto es un suicidio puro. El obispo Richard Williamson está nuevamente esquivando el tema, pero aún está el obispo Jean-Michel Faure y los otros dos obispos de la Resistencia, mas un número de obispos independientes, por no hablar de una creciente población de sacerdotes católicos tradicionales y laicos que han vuelto la espalda a la Seudoiglesia corrupta y sus Antipapas.
 
Petrus Romanus, Corresponsal Internacional de TRADITIO Network.

2 comentarios:

  1. Ahora venid a emplazarnos por calumnia ante el Tribunal de Dios, indultistas. ¿Os cuesta mucho comprender que vuestra aceptación del apóstata Vaticano II y sus antipapas, su falsa doctrina, adulterados sacramentos e inválido derecho canónico no es sino la causa de vuestra hodierna persecución?

    ResponderEliminar
  2. Es una devoción de modernistas a-católicos. Adoran al demonio, algunos sin saber, y otros, lo que es peor, sabiendo. Esperemos que los fieles católicos en las Catacumbas no caigan en semejante barbaridad.

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.