miércoles, 20 de junio de 2018

BERGOGLIO PONE EN LA QUIEBRA A LA DIÓCESIS DE FRIBURGO

Noticia tomada de GLORIA.TV.
   
Vámonos de viaje (y a quebrar obispados entre tanto).
  
La diócesis de Friburgo/Lausana/Ginebra (Suiza), está en problemas después que el papa Francisco tomó la decisión a corto plazo de visitar el 21 de junio el Consejo Mundial de Iglesias.
 
La página web oficial cath.ch escribe que “el caso constituye un emblema de los hábitos del Vaticano de organizar un viaje de ese tipo”.
  
Sólo en febrero monseñor Charles Morerod, obispo de Friburgo, fue informado de la inminente visita y del deseo de Francisco de celebrar una Misa pública, que sería organizada y financiada totalmente por la diócesis. El anuncio fue entregado bajo embargo, de tal modo que la diócesis pudo comenzar a organizar la visita sólo en marzo.
 
La Misa costará a la diócesis más de dos millones de francos suizos/dólares, una cifra que supera su presupuesto anual. Hasta aquí la diócesis pudo cubrir solo una cuarta parte del costo. La mayoría del dinero se destina a seguridad.
  
El pedido de donaciones a las parroquias por parte del obispo recaudó solamente la suma de menos de 25.000 francos suizos.
   
Cath.ch escribe que el Vaticano no contribuye con nada y, por razones desconocidas, no desea hacer la colecta durante la Misa de Francisco.
  
Como último recurso, la diócesis pidió a sus comunidades religiosas comenzar una novena a San José.
  
AMPLIACIÓN: El diseño del escenario de la Misa papal (que se realizará en el centro de convenciones Palexpo, en la ciudad de Grand-Saconnex, cerca al Aeropuerto Internacional de Ginebra) y el mobiliario -mesa, sede y ambón- corrió a cuenta de la arquitecta lituana Felicita Marockinaite y la construcción del mismo a los carpinteros Grégoire y Pierre-Vincent Erbeia. He aquí como será:
  
  
  
Nuevamente, la sobriedad devenida en mal gusto, el rechazo a la Cruz -y a Cristo crucificado-, y el hacerse Bergoglio el centro de atención SE PONEN EN EVIDENCIA. Y no es de extrañar tampoco el color azul en la iluminación (el azul es el color de los tres primeros grados de la Francmasonería).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.