jueves, 21 de junio de 2018

ORACIÓN DE SAN EFRÉN DE SIRIA ANTES DEL AVE MARÍA

Ante la noticia de la aprobación del aborto en la Cámara de Diputados de la Nación en Argentina -aprobación presionada desde luego por la judeomasonería nacional e internacional, e impulsada por una plebe malditamente consciente y conscientemente maldita-; y el comunicado blandengue y fronterizo a la blasfemia por parte de la Conferencia Episcopal Argentina -concomitante al silencio importaculista del Portador de Maldición que es Bergoglio, silencio justificado por su amiguita Elisabetta Piqué- que tomando en vano el nombre de Dios, equipara a la Virgen Santísima con una mujer cualquiera víctima de un embarazo inesperado, ES CLARO TEOLÓGICAMENTE QUE CRISTO DIOS NO DEJARÁ IMPUNE CUALQUIER OFENSA CONTRA SU MADRE SANTÍSIMA, y tarde o temprano ejercerá su venganza contra los blasfemos y los tibios.

Mientras eso sucede, el honor de Nuestra Señora no puede permanecer sin ser desagraviado, y con esa intención os presentamos la siguiente oración:


«Llena mi boca con la gracia de tu dulzura, ¡oh María!, e ilumina mi mente, ¡oh llena de gracia! Mueve mi lengua y mis labios para cantar tus alabanzas con gusto y especialmente esa dulce melodía con que el Ángel Gabriel se dirigió a ti, purísima Virgen Madre de Dios. Ayúdame a saludarte con esta oración la más digna y que contiene alimento y asistencia para todas las almas. Concédeme a mí, tu humilde siervo, alabarte y saludarte devotamente: Dios te salve, María, etc.» (San Efrén de Siria, Doctor de la Iglesia. Oración antes de la Salutación Angélica)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.