lunes, 20 de agosto de 2018

PREFACIO DE SAN BERNARDO ABAD


En el Misal Cisterciense, además de los Prefacios del Rito Romano y el de San Benito Abad, se encuentra el Prefacio de San Bernardo (Doctor Melífluo), en el cual se rememora y agradece a Dios por haberle presentado a la Iglesia como un defensor de la Unidad y Paz de la Iglesia (predicó la II Cruzada y combatió tanto al hereje Pedro Abelardo como al antipapa Pierleone/Anacleto II), y como honrador de la Virgen Santísima:
 
LATÍN
Præfatio de Sancte Patre Bernardo Abbas: Vere dignum et justum est, ǽquum et salutáre, nos tibi semper et ubíque grátias ágere, Dómine sancte, Pater omnípotens, ætérne Deus. Qui beátum Bernárdum Abbátem, Doctórem egrégium Virginísque Matris præcónem miríficum, sapiéntiæ cœléstis óleo replevísti. Ut caritátis fervóre ardens et lucens, Ecclésiam tuam ad pacis redúceret unitátem, in Christo Jesu Dómino nostro. Per quem majestátem tuam láudant Ángeli, adórant Dominatiónes, tremunt Potestátes, Cœli cœlorúmque Virtútes ac beáta Seraphim sócia exsultatióne concelébrant. Cum quíbus et nostras voces ut admítti júbeas, deprecámur, súpplici confessióne dicéntes: Sanctus...
  
TRADUCCIÓN
Prefacio del Santo Padre Bernardo Abad: Verdaderamente es digno y justo, equitativo y saludable, que siempre y en todo lugar te demos gracias, Señor santo, Padre omnipotente y eterno Dios. Que ungiste a San Bernardo Abad, Doctor egregio y pregonero de la Virgen Madre, con el óleo de la sabiduría celestial, para que, ardiendo y brillando con ferviente caridad, recondujera a tu Iglesia a la unidad de la paz, en Jesucristo nuestro Señor. Por cuya majestad te alaban los Ángeles, te adoran las Dominaciones, se estremecen las Potestades; y las Virtudes celestiales, con los bienaventurados Serafines te celebran. Te suplicamos nos permitas asociarnos a sus voces, cantando humildemente tu alabanza, diciendo: Santo....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.