viernes, 5 de abril de 2019

BENDICIÓN DEL AGUA DE SAN VICENTE FERRER PARA LOS ENFERMOS

  
San Vicente Ferrer fue esclarecido en vida y en muerte por muchos milagros (sanidad, liberación, conversión de musulmanes, judíos, herejes y pecadores empedernidos, resurrección de muertos...), tantos que en su proceso de canonización, se dejaron de registrar cuando llegaron al 800º. En vista de esta fama, los padres dominicos bendecían el día de su fiesta un agua que se daba a los enfermos.
  
LATÍN (Fuente: Breviarium Juxta Ritum S. Ordinis Prædicatorum, bajo la autoridad de Fr. Manuel Suárez, Maestro General de la Orden Dominica, Roma, Convento de Santa Sabina, 1952).
  
BENEDÍCTIO ÁQUÆ IN HONÓREM SANCTI VINCÉNTII FERRÉRII PRO INFÍRMIS
  
Sacerdos stolam deferens dicat:
℣. Adjutórium nostrum in nómine Dómini.
℟. Qui fecit cœlum et terram.
℣. Sit nomen Dómini benedíctum.
℟. Ex hoc nunc, et usque in sǽculum.
℣. Dómine, exáudi oratiónem meam.
℟. Et clamor meus ad te véniat.
℣. Dóminus vobíscum.
℟. Et cum spíritu tuo.
Orémus.
 
ORATIO. Majestátem tuam, Dómine, súpplices exorámus ut qui in desérto erémi petram benedixísti, ut bis a virga Móysi percússa, aquæ ex ea largíssime egrederéntur, et géminam illam percussiónem sacraméntum Passiónis et duo ligna Crucis significáre voluísti, tua quoque benignitáte et cleméntia per ejúsdem sanctæ Crucis mystérium, aquam istam larga bene dictióne sanctífices, ut omnis infírmus, qui de ea bíberit, vel ex ea aspérsus fúerit, séntiat statim salutárem tuæ benedictiónis efféctum. Per Christum Dóminum nostrum. ℟. Amen.
  
Benedíco hanc aquam in nómine Dei Pa tris omnipoténtis, qui hoc ad usum humánum gratum creávit eleméntum, ut sit sórdium lavácrum córporis et ánimæ, mira omnipoténtia elevátum; potum sitiéntibus tríbuat, refrigérium sit æstuántibus, via et sémita navigántibus; et qui in aqua et per aquam in mundi univérsi submersióne sacraméntum novæ legis præsignávit, cum octo ánimas salvávit in arca super eam ambulánte, apértis cataráctis cœli plúere fecit eam quadragínta diébus et quadragínta nóctibus super terram, hanc aquam bene dícat, et sanctí ficet, ut ad sui sancti nóminis et sancti Vincéntii invocatiónem ægrótum sanet, consólidet infírmum, dejéctum érigat, immúndum puríficet, ac peténti ab eo salútem poténter restítuat. In nómine Pa tris, et Fí lii, et Spíritus Sancti. ℟. Amen.
  
Targens Sacredos vas aquæ Reliquia vel Imagine sancti Vincentii dicat:
Orémus.
   
ORATIO. Adésto, Dómine, supplicatiónibus nostris, et eleménto huic aquæ méritis sancti Vincéntii, cujus Relíquia (vel Imágine) tángitur, virtútem tuæ iterátæ bene dictiónis infúnde, ut bibénti fiat potus ad salútem. In nómine Pa tris, et Fí lii, et Spíritus Sancti. ℟. Amen. Quatuor Cruces in hac Oratione præsignatæ fieri debent cum Reliqua vel Imagine.
  
Sacerdos dicat:
Antiphona: Adsit nobis propítius in hujus vitæ véspere, ad Christum nos Vincéntius tuto ferens itínere.
℣. Ora pro nobis, beáte Vincénti.
℟. Ut digni efficiámur promissiónibus Christi.
Orémus.
   
ORATIO. Deus, qui géntium multitúdinem, mira beáti Vincéntii Confessóris tui prædicatióne, ad agnitiónem tui nóminis veníre tribuísti: præsta, quǽsumus; ut, quem ventúrum Júdicem nuntiávit in terris, præmiatórem habére mereámur in cœlis. Per Christum Dóminum nostrum. ℟. Amen.
  
TRADUCCIÓN
   
BENDICIÓN DEL AGUA PARA LOS ENFERMOS EN HONOR A SAN VICENTE FERRER
  
El Sacerdote, revestido con la estola, dice:
℣. Nuestro auxilio es el nombre del Señor.
℟. Que hizo el Cielo y la tierra.
℣. Bendito sea el nombre del Señor.
℟. Desde ahora y para siempre.
℣. Señor, escucha mi oración.
℟. Y mi clamor llegue hacia Ti.
℣. El Señor sea con vosotros.
℟. Y con tu espíritu.
  
Oremos:
  
ORACIÓN. Humildemente suplicamos a tu Majestad, oh Señor, pidiéndote que así como una vez bendijiste la roca en el desierto, saliendo de ella una copiosa fuente de agua cuando Moisés la golpeó dos veces con su báculo, significando por este doble golpe el misterio de tu Pasión y de los dos leños de la Cruz; así también nuevamente santificar con tu inagotable bendición esta agua por el misterio de la misma Santa Cruz, y que toda persona enferma que beba de ella o que sea asperjado con la misma experimente el efecto salutífero de tu bendición; por Jesucristo Nuestro Señor. ℟. Amén.
  
Bendigo esta agua en nombre de Dios Padre todopoderoso, que creó este grato elemento para uso del hombre y lo ennobleció por su admirable poder para lavar las manchas de alma y cuerpo, para ser bebida al sediento; refrigerio para los que sufren de estío; vía y camino para los navegantes; y que en el agua y por el agua en el diluvio universal, cuando las cataratas del cielo llovieron por cuarenta días y cuarnenta noches, aunque perdonando la vida de las ocho personas en el Arca, prefigurando el Sacramento de la Nueva Alianza. Que Él ahora ben diga y santi fique esta agua, para que por la invocación de su Santo Nombre y el de San Vicente, pueda sanar a los enfermos, fortalecer a los débiles, animar al decaído, purificar al impuro, y dar pleno bienestar a los que lo buscan, en el nombre del Padre , y del Hijo , y del Espíritu Santo. ℟. Amén.
   
El Sacerdote, tocando el agua con una reliquia o imagen de San Vicente, dice:
Oremos.
   
ORACIÓN. Escucha, Señor, nuestras súplicas, y por los méritos de San Vicente, cuya reliquia (o imagen) aplicamos a ella, derrama tu constante ben dición sobre este elemento, agua, y sea una bebida salutífera para aquellos que usen de ella. En el nombre del Padre , y del Hijo , y del Espíritu Santo. ℟. Amén. Esta señal de la Cruz debería trazarse con la reliquia o imagen.
  
El Sacerdote dice:
Antífona: Que San Vicente sea con nosotros en el ocaso de la vida, para conducirnos por seguro camino a Cristo.
℣. Ruega por nosotros, San Vicente.
℟. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.
  
ORACIÓN Oh Dios, que hiciste que la multitud de las naciones viniese al conocimiento de tu Nombre por la admirable predicación de tu confesor el bienaventurado San Vicente, concédenos te suplicamos, que merezcamos tener como Premiador en el cielo a Aquél que anunció en la tierra como Juez venidero. Por Jesucristo nuestro Señor. ℟. Amen.

1 comentario:

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.