miércoles, 25 de diciembre de 2019

LETANÍA DE LA VIDA Y SUFRIMIENTOS DE CRISTO

Esta letanía, publicada por el padre François Du Bois en “Sacræ Litaníæ Váriæ”, año 1615, ha sido popular desde el siglo XVII, siendo reimpresa en el “Paradísus Ánimæ Christiánæ” por Jacob Merlo Horstius, 1644; y el “Cœleste Palmétum” del padre Wilhelm Nakatenus SJ. El Papa Pío VII en 1820 le concedió Indulgencias parciales, sólo para uso privado.
   
LITANÍÆ VITÆ ET PASSIÓNIS DÓMINI NOSTRI JESU CHRISTI
  
LATÍN
Antiphona (Phil. 2, 8-11): Humiliávit semetípsum Dóminus noster Christus, factus obœ́diens usque ad mortem, mortem autem Crucis: propter quod et Deus exaltávit illum, et dedit illi nomen quod est super omne nomen, ut in nómine Jesu omne genu flectátur, cœléstium, terréstrium, et infernórum; et omnis lingua confiteátur, quia Dóminus noster Jesus Christus in glória Dei Patris.
  
Kýrie eléison.
Christe eléison.
Kýrie eléison.
   
Jesu Christe, audi nos.
Jesu Christe, exáudi nos.
  
Pater de cœlis Deus, Miserére nobis.
Fili, redémptor mundi, Deus, Miserére nobis.
Spíritus Sancte Deus, Miserére nobis.
Sancta Trínitas, unus Deus, Miserére nobis.
     
Jesu, Verbum Patris, Miserére nobis.
Jesu, splendor Patérnæ glóriæ, Miserére nobis.
Jesu, figúra substántiæ Patris, Miserére nobis.
Jesu, Sapiéntia ætérna, Miserére nobis.
Jesu, candor lucis ætérnæ, Miserére nobis.
Jesu, spéculum sine mácula, Miserére nobis.
Jesu, per quem facta sunt ómnia, Miserére nobis.
Jesu, verbo virtútis tuæ ómnia portans, Miserére nobis.
Jesu, magni consílii Ángele, Miserére nobis.
Jesu, prínceps pacis, Miserére nobis.
Jesu, sanctis Pátribus promísse, Miserére nobis.
Jesu, cunctis géntibus desideráte, Miserére nobis.
Jesu, in mundum a Patre misse, Miserére nobis.
Jesu, de Spíritu Sancto concépte, Miserére nobis.
Jesu, Verbum caro factum, Miserére nobis.
Jesu, nobíscum Deus, Miserére nobis.
Jesu, in formam servi facte, Miserére nobis.
Jesu, de vírgine María nate, Miserére nobis.
Jesu, a tua Genetríce adoráte, Miserére nobis.
Jesu, pannis involúte, Miserére nobis.
Jesu, in præsépio reclináte, Miserére nobis.
Jesu, úbere virgíneo lactáte, Miserére nobis.
Jesu, a pastóribus in præsípio cógnite, Miserére nobis.
Jesu, per circumcisiónem sub lege facte, Miserére nobis.
Jesu, a Magis adoráte, Miserére nobis.
Jesu, in templo præsentáte, Miserére nobis.
Jesu, in ulnis justi Simeónis excépte, Miserére nobis.
Jesu, in Ægýptum deláte, Miserére nobis.
Jesu, ab Heróde ad necem quæsíte, Miserére nobis.
Jesu, in Názareth nutríte, Miserére nobis.
Jesu, in templo invénte, Miserére nobis.
Jesu, paréntibus súbdite, Miserére nobis.
Jesu, a Joánne baptizáte, Miserére nobis.
Jesu, in desérto tentáte, Miserére nobis.
Jesu, cum homínibus conversáte, Miserére nobis.
Jesu, paupéribus discípulis sociáte, Miserére nobis.
Jesu, Lux mundi, Miserére nobis.
Jesu, Via, Véritas, et Vita, Miserére nobis.
Jesu, exémplar virtútum ómnium, Miserére nobis.
Jesu, ómnibus languéntibus misericórditer opituláte, Miserére nobis.
Jesu, a tuis furiósus reputáte, Miserére nobis.
Jesu, gratis ódio hábite, Miserére nobis.
Jesu, contuméliis vexáte, Miserére nobis.
Jesu, lapídibus impetíte, Miserére nobis.
Jesu, in monte coram discipulis transfiguráte, Miserére nobis.
Jesu, rex mitis Hierúsalem ingrésse, Miserére nobis.
Jesu, præ compassióne lacrimáte, Miserére nobis.
Jesu, trigínta argénteis appretiáte, Miserére nobis.
Jesu, ad discipulórum pedes inclináte, Miserére nobis.
Jesu, panis vivus nos confírmans, Miserére nobis.
Jesu, potus verus nos lætíficans, Miserére nobis.
Jesu, in oratióne prostráte, Miserére nobis.
Jesu, in agonía sanguíneo sudóre perfúse, Miserére nobis.
Jesu, ab Ángelo confortáte, Miserére nobis.
Jesu, ósculo a Juda trádite, Miserére nobis.
Jesu, a minístris ligáte, Miserére nobis.
Jesu, a discípulis derelícte, Miserére nobis.
Jesu, Annæ et Caiphæ præsentáte, Miserére nobis.
Jesu, a falsis téstibus accusáte, Miserére nobis.
Jesu, reus mortis judicáte, Miserére nobis.
Jesu, in fáciem conspúte, Miserére nobis.
Jesu, óculis veláte, Miserére nobis.
Jesu, cólaphis cæse, Miserére nobis.
Jesu, cujus corpus percutiéntibus, et genæ velléntibus, dedísti, Miserére nobis. [1]
Jesu, a Petro negáte, Miserére nobis.
Jesu, vinctus Piláto trádite, Miserére nobis.
Jesu, ab Heróde et ejus exércitu sprete et illúse, Miserére nobis.
Jesu, veste alba indúte, Miserére nobis.
Jesu, Barábbæ postpósite, Miserére nobis.
Jesu, flagéllis cæse, Miserére nobis.
Jesu, propter scélera nostra attríte, Miserére nobis.
Jesu, quasi leprósus reputáte, Miserére nobis.
Jesu, veste purpúrea indúte, Miserére nobis.
Jesu, spinis coronáte, Miserére nobis.
Jesu, arúndine percússe, Miserére nobis.
Jesu, a Judǽis ad crucem postuláte, Miserére nobis.
Jesu, morte turpíssima condemnáte, Miserére nobis.
Jesu, voluntáti Judæórum trádite, Miserére nobis.
Jesu, Crucis póndere grávate, Miserére nobis.
Jesu, tamquam ovis ad occisiónem ducte, Miserére nobis.
Jesu, véstibus exúte, Miserére nobis.
Jesu, clavis in cruce confíxe, Miserére nobis.
Jesu, propter iniquitátes nostras vulneráte, Miserére nobis.
Jesu, pro inimícis Patrem deprecáte, Miserére nobis.
Jesu, cum iníquis reputáte, Miserére nobis.
Jesu, oppróbrium hóminum facte, Miserére nobis.
Jesu, in crucis blasphemáte, Miserére nobis.
Jesu, a Judǽis deríse, Miserére nobis.
Jesu, a milítibus in crucis illúse, Miserére nobis.
Jesu, a latróne convítiis lacessíte, Miserére nobis.
Jesu, oppróbriis saturáte, Miserére nobis.
Jesu, latróni pœniténti Paradísum pollícite, Miserére nobis.
Jesu, qui Joánnem matri tuæ in fílium tradidísti, Miserére nobis.
Jesu, te a Patre derelíctum attestáte, Miserére nobis.
Jesu, felle et acéto in siti potáte, Miserére nobis.
Jesu, consummata omnia de te scripta testate, Miserére nobis.
Jesu, cujus spíritus in manus Patris commendáte, Miserére nobis.
Jesu, a Patre pro tua reveréntia semper exaudíte, Miserére nobis.
Jesu, usque ad mortem crucis obœ́diens facte, Miserére nobis.
Jesu, láncea transfíxe, Miserére nobis.
Jesu, de cujus látere exívit sanguis et aqua, Miserére nobis.
Jesu, cujus livóre sanáti sumus, Miserére nobis.
Jesu, propitiátio nobis facte, Miserére nobis.
Jesu, de cruce depósite, Miserére nobis.
Jesu, in síndone munda involúte, Miserére nobis.
Jesu, in monuménto novo tumuláte, Miserére nobis.
Jesu, vinctos tuos de lacu inférni prædáte, Miserére nobis.
Jesu, ab ínferis victor revérse, Miserére nobis.
Jesu, post resurrectiónem cum homínibus conversáte, Miserére nobis.
Jesu, in cœlum eleváte, Miserére nobis.
Jesu, in Patris déxtera collocáte, Miserére nobis.
Jesu, glória et honóre coronáte, Miserére nobis.
Jesu, Rex regum et Dóminus dominántium, Miserére nobis.
Jesu, noster apud Patre advocáte, Miserére nobis.
Jesu, Spíritum Paráclitum discípulis elargíte, Miserére nobis.
Jesu, Matrem tuam super choros Angelórum exáltans, Miserére nobis.
Jesu, vivos et mórtuos judicatúre, Miserére nobis.
Jesu, réprobos in ignem ætérnum missúre, Miserére nobis.
Jesu, parátum eléctis regnum collatúre, Miserére nobis.
Jesu, ubertáte domus tuæ Sanctos omnes inébrians, Miserére nobis.
Jesu, pater futúri sǽculi, Miserére nobis.
Jesu, júbilus Angelórum, Miserére nobis.
Jesu, Rex Patriarchárum, Miserére nobis.
Jesu, inspirátor Prophetárum, Miserére nobis.
Jesu, magíster Apostolórum, Miserére nobis.
Jesu, doctor Evangelistárum, Miserére nobis.
Jesu, fortitúdo Mártyrum, Miserére nobis.
Jesu, lumen Confessórum, Miserére nobis.
Jesu, púritas Vírginum, Miserére nobis.
Jesu, coróna Sanctórum ómnium, Miserére nobis.
  
Propítius esto, Parce nobis, Jesu.
Propítius esto, Exáudi nos, Jesu.
  
Ab omni malo, Líbera nos, Jesu.
Ab omni peccáto, Líbera nos, Jesu.
Ab ira tua, Líbera nos, Jesu.
A subitánea et improvísa morte, Líbera nos, Jesu.
Ab insídiis diáboli, Líbera nos, Jesu.
Ab ira, et ódio, et omni mala voluntáte, Líbera nos, Jesu.
A spíritu fornicatiónis, Líbera nos, Jesu.
A fúlgure et tempestáte, Líbera nos, Jesu.
A morte perpétua, Líbera nos, Jesu.
Per mystérium sanctæ Incarnatiónis tuæ, Líbera nos, Jesu.
Per Advéntum tuum, Líbera nos, Jesu.
Per Nativitátem tuam, Líbera nos, Jesu.
Per Circumcisiónem tuam, Líbera nos, Jesu.
Per impositiónem sanctíssimi Nóminis tui, Líbera nos, Jesu.
Per Baptísmum et sanctum Jeiúnium tuum, Líbera nos, Jesu.
Per labóres et vigílias tuas, Líbera nos, Jesu.
Per Agoníam et Sanguíneum sudórem tuum, Líbera nos, Jesu.
Per álapas et flagélla tua, Líbera nos, Jesu.
Per spíneam Corónam tuam, Líbera nos, Jesu.
Per Crucem et Passiónem tuam, Líbera nos, Jesu.
Per sitim, lácrimas, et nuditátem tuam, Líbera nos, Jesu.
Per Mortem et Sepultúram tuam, Líbera nos, Jesu.
Per sanctam Resurrectiónem tuam, Líbera nos, Jesu.
Per admirábilem Ascensiónem tuam, Líbera nos, Jesu.
Per missiónem Spíritus sancti Parácliti, Líbera nos, Jesu.
In die judícii, Líbera nos, Jesu.
   
Peccatóres: Te rogámus, áudi nos.
Ut ad veram pœniténtiam nos perdúcere dignéris, Te rogámus, áudi nos.
Ut Ecclésiam tuam sanctam régere et conserváre dignéris, Te rogámus, áudi nos.
Ut Domnum Apostólicum et omnes Ecclesiásticos órdines in sancta religióne conserváre dignéris, Te rogámus, áudi nos. [2]
Ut nosmetípsos in tuo sancto servítio confortáre et conserváre dignéris, Te rogámus, áudi nos.
Ut mentes nostras ad cæléstia desidéria érigas, Te rogámus, áudi nos.
Ut ánimas nostras, fratrum, propinquórum, et benefactórum nostrórum ab ætérna damnatióne erípias, Te rogámus, áudi nos.
Ut ómnibus fidélibus defúnctis réquiem ætérnam donáre dignéris, Te rogámus, áudi nos.
Fili Dei, Te rogámus, áudi nos.
   
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, Parce nobis, Jesu.
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, Exáudi nos, Jesu.
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, Miserére nobis, Jesu.
  
Jesu Christe, áudi nos.
Jesu Christe, exáudi nos.
  
Kýrie eléison.
Christe eléison.
Kýrie eléison.
   
Pater noster, qui es in Cœlis, sanctificétur Nomen tuum. Advéniat Regnum tuum. Fiat Volúntas tua, sicut in Cœlo et in terra. Panem nostrum quotidiánum da nobis hódie, et dimítte nobis débita nostra, sicut et nos dimíttimus debitóribus nostris. Et ne nos indúcas in tentatiónem, sed líbera nos a malo. Amen.
   
Ave María, grátia plena, Dóminus tecum. Benedícta tu in muliéribus, et benedíctus fructus ventris tui, Jesus. Sancta María, Mater Dei, ora pro nobis peccatóribus, nunc, et in hora mortis nostræ. Amen.
   
℣. Adorámus te Christe, et benedicímus tibi.
℟. Quia per sanctam Crucem tuam redemísti múndum.
    
Orémus: Dómine Jesu Christe, Fili Dei vivi, pone passiónem, crucem et mortem tuam inter judícium tuum et ánimam meam, nunc et in hora mortis meæ: et mihi largíri dignéris grátiam et misericórdiam, vivis et defúnctis réquiem et véniam, Ecclésiæ tuæ pacem et concórdiam, et nobis peccatóribus vitam et glóriam sempitérnam. Qui vivis et regnas in sǽcula sæculórum. Amen.
  
TRADUCCIÓN
Antífona (Fil. 2, 8-11): Cristo nuestro Señor se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de Cruz; por lo cual también Dios le ensalzó sobre todas las cosas, y le dio nombre superior a todo nombre, a fin de que al nombre de Jesús se doble toda rodilla en el cielo, en la tierra y en el infierno, y toda lengua confiese que el Señor Jesucristo está en la gloria de Dios Padre.
  
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
  
Jesucristo, óyenos.
Jesucristo, escúchanos.
  
Dios Padre celestial, ten piedad de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.
Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
Trinidad Santa, un solo Dios, ten piedad de nosotros.
  
Jesús, Verbo del Padre, ten piedad de nosotros.
Jesús, esplendor de la Paterna gloria, ten piedad de nosotros.
Jesús, figura de la sustancia del Padre, ten piedad de nosotros.
Jesús, Sabiduría eterna, ten piedad de nosotros.
Jesús, candor de la luz eterna, ten piedad de nosotros.
Jesús, espejo sin mancha, ten piedad de nosotros.
Jesús, por quien fueron hechas todas las cosas, ten piedad de nosotros.
Jesús, portador de virtud en todas tus palabras, ten piedad de nosotros.
Jesús, Ángel del gran consejo, ten piedad de nosotros.
Jesús, príncipe de paz, ten piedad de nosotros.
Jesús, prometido a los santos Padres, ten piedad de nosotros.
Jesús, deseado de todas las gentes, ten piedad de nosotros.
Jesús, enviado al mundo por el Padre, ten piedad de nosotros.
Jesús, concebido por el Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
Jesús, Verbo hecho carne, ten piedad de nosotros.
Jesús, Dios con nosotros, ten piedad de nosotros.
Jesús, hecho en forma de siervo, ten piedad de nosotros.
Jesús, nacido de la Virgen María, ten piedad de nosotros.
Jesús, adorado por tu Madre, ten piedad de nosotros.
Jesús, envuelto en pañales, ten piedad de nosotros.
Jesús, reclinado en un pesebre, ten piedad de nosotros.
Jesús, lactado por virgíneo pecho, ten piedad de nosotros.
Jesús, conocido por los pastores en el pesebre, ten piedad de nosotros.
Jesús, hecho súbdito a la ley por la circuncisión, ten piedad de nosotros.
Jesús, adorado por los Magos, ten piedad de nosotros.
Jesús, presentado en el templo, ten piedad de nosotros.
Jesús, cargado en brazos del justo Simeón, ten piedad de nosotros.
Jesús, enviado a Egipto, ten piedad de nosotros.
Jesús, buscado por Herodes para matarlo, ten piedad de nosotros.
Jesús, criado en Nazaret, ten piedad de nosotros.
Jesús, encontrado en el templo, ten piedad de nosotros.
Jesús, súbdito de sus padres, ten piedad de nosotros.
Jesús, bautizado por Juan, ten piedad de nosotros.
Jesús, tentado en el desierto, ten piedad de nosotros.
Jesús, que conversaste con los hombres, ten piedad de nosotros.
Jesús, asociado con discípulos pobres, ten piedad de nosotros.
Jesús, Luz del mundo, ten piedad de nosotros.
Jesús, Camino, Verdad y Vida, ten piedad de nosotros.
Jesús, ejemplar de todas las virtudes, ten piedad de nosotros.
Jesús, que socorriste misericordioso a todos los oprimidos, ten piedad de nosotros.
Jesús, reputado como loco por los tuyos, ten piedad de nosotros.
Jesús, odiado gratuitamente, ten piedad de nosotros.
Jesús, vejado por contumelias, ten piedad de nosotros.
Jesús, atacado con piedras, ten piedad de nosotros.
Jesús, transfigurado en el monte ante tus discípulos, ten piedad de nosotros.
Jesús, que entraste a Jerusalén como rey manso, ten piedad de nosotros.
Jesús, que lloraste de compasión, ten piedad de nosotros.
Jesús, que te valoraron en treinta dineros, ten piedad de nosotros.
Jesús, que te inclinastea los pies de tus discípulos, ten piedad de nosotros.
Jesús, pan vivo que nos confirma, ten piedad de nosotros.
Jesús, bebida verdadera que nos alegra, ten piedad de nosotros.
Jesús, que te postraste en oración, ten piedad de nosotros.
Jesús, que derramaste sudor sanguíneo en la agonía, ten piedad de nosotros.
Jesús, confortado por un Ángel, ten piedad de nosotros.
Jesús, entregado con un beso por Judas, ten piedad de nosotros.
Jesús, atado por los ministros, ten piedad de nosotros.
Jesús, abandonado por los discípulos, ten piedad de nosotros.
Jesús, presentado ante Anás y Caifás, ten piedad de nosotros.
Jesús, acusado por falsos testigos, ten piedad de nosotros.
Jesús, juzgado reo de muerte, ten piedad de nosotros.
Jesús, escupido en la cara, ten piedad de nosotros.
Jesús, velado en los ojos, ten piedad de nosotros.
Jesús, golpeado con bofetadas, ten piedad de nosotros.
Jesús, que diste tu cuerpo a los golpes y tu barba a mesar, dedísti, ten piedad de nosotros.
Jesús, negado por Pedro, ten piedad de nosotros.
Jesús, entregado con cadenas a Pilato, ten piedad de nosotros.
Jesús, despreciado y burlado por Herodes y su ejército, ten piedad de nosotros.
Jesús, revestido con un vestido blanco, ten piedad de nosotros.
Jesús, pospuesto a Barrabás, ten piedad de nosotros.
Jesús, golpeado por los azotes, ten piedad de nosotros.
Jesús, herido por nuestros crímenes, ten piedad de nosotros.
Jesús, reputado como leproso, ten piedad de nosotros.
Jesús, vestido con manto púrpura, ten piedad de nosotros.
Jesús, coronado de espinas, ten piedad de nosotros.
Jesús, golpeado con varas, ten piedad de nosotros.
Jesús, postulado por los judíos a la cruz, ten piedad de nosotros.
Jesús, condenado a turpísima muerte, ten piedad de nosotros.
Jesús, entregado por voluntad de los judíos, ten piedad de nosotros.
Jesús, gravado con el peso de la Cruz, ten piedad de nosotros.
Jesús, conducido como oveja al matadero, ten piedad de nosotros.
Jesús, despojado de tus vestidos, ten piedad de nosotros.
Jesús, fijado con clavos en la cruz, ten piedad de nosotros.
Jesús, herido por nuestras iniquidades, ten piedad de nosotros.
Jesús, que oraste al Padre por tus enemigos, ten piedad de nosotros.
Jesús, contado entre los inicuos, ten piedad de nosotros.
Jesús, hecho oprobio de los hombres, ten piedad de nosotros.
Jesús, blasfemado en la cruz, ten piedad de nosotros.
Jesús, hecho irrisión de los judíos, ten piedad de nosotros.
Jesús, burlado en la cruz por los soldados, ten piedad de nosotros.
Jesús, atacado por el clamor de un ladrón, ten piedad de nosotros.
Jesús, satudado de oprobios, ten piedad de nosotros.
Jesús, que prometiste el Paraíso al ladrón penitente, ten piedad de nosotros.
Jesús, que entregaste a Juan como hijo a tu Madre, ten piedad de nosotros.
Jesús, que te declaraste abandonado por tu Padre, ten piedad de nosotros.
Jesús, que en tu sed bebiste hiel y vinagre, ten piedad de nosotros.
Jesús, que declaraste consumado todo cuanto fue escrito de ti, ten piedad de nosotros.
Jesús, que entregaste tu espíritu al Padre, ten piedad de nosotros.
Jesús, siempre escuchado del Padre por tu reverencia, ten piedad de nosotros.
Jesús, hecho obediente hasta la muerte de cruz, ten piedad de nosotros.
Jesús, traspasado por la lanza, ten piedad de nosotros.
Jesús, de cuyo costado salió sangre y agua, ten piedad de nosotros.
Jesús, por cuyas llagas somos sanados, ten piedad de nosotros.
Jesús, hecho propiciación por nosotros, ten piedad de nosotros.
Jesús, bajado de la cruz, ten piedad de nosotros.
Jesús, envuelto en una sábana limpia, ten piedad de nosotros.
Jesús, sepultado en un sepulcro nuevo, ten piedad de nosotros.
Jesús, que tomaste tus despojos del lago del infierno, ten piedad de nosotros.
Jesús, que volviste victorioso del infierno, ten piedad de nosotros.
Jesús, que después de tu resurrección conversaste con los hombres, ten piedad de nosotros.
Jesús, elevado al cielo, ten piedad de nosotros.
Jesús, colocado a la diestra del Padre, ten piedad de nosotros.
Jesús, coronado de gloria y honor, ten piedad de nosotros.
Jesús, Rey de reyes y Señor de señores, ten piedad de nosotros.
Jesús, nuestro abogado ante el Padre, ten piedad de nosotros.
Jesús, que diste a tus discípulos el Espíritu Paráclito, ten piedad de nosotros.
Jesús, que exaltaste a tu Madre sobre los coros de los Ángeles, ten piedad de nosotros.
Jesús, que juzgarás a vivos y muertos, ten piedad de nosotros.
Jesús, que enviarás a los réprobos al fuego eterno, ten piedad de nosotros.
Jesús, que preparas unir a tus elegidos en tu reino, ten piedad de nosotros.
Jesús, que embriagas a todos tus Santos con toda la abundancia de tu casa, ten piedad de nosotros.
Jesús, padre del siglo futuro, ten piedad de nosotros.
Jesús, júbilo de los Ángeles, ten piedad de nosotros.
Jesús, Rey de los Patriarcas, ten piedad de nosotros.
Jesús, inspirador de los Profetas, ten piedad de nosotros.
Jesús, maestro de los Apóstoles, ten piedad de nosotros.
Jesús, doctor de los Evangelistas, ten piedad de nosotros.
Jesús, fortaleza de los Mártires, ten piedad de nosotros.
Jesús, luz de los Confesores, ten piedad de nosotros.
Jesús, pureza de las Vírgenes, ten piedad de nosotros.
Jesús, corona de todos los Santos, ten piedad de nosotros.
  
Sénos propicio, Perdónanos, Jesús.
Sénos propicio, Escúchanos, Jesús.
   
De todo mal, Líbranos, Jesús.
De todo pecado, Líbranos, Jesús.
De tu ira, Líbranos, Jesús.
De súbita e improvisa muerte, Líbranos, Jesús.
De las insidias del diablo, Líbranos, Jesús.
De toda ira, odio y mala voluntad, Líbranos, Jesús.
Del espíritu de fornicación, Líbranos, Jesús.
De rayos y tempestades, Líbranos, Jesús.
De la muerte perpetua, Líbranos, Jesús.
Por el misterio de tu santa Encarnación, Líbranos, Jesús.
Por tu Advenimiento, Líbranos, Jesús.
Por tu Natividad, Líbranos, Jesús.
Por tu Circumcisión, Líbranos, Jesús.
Por la imposición de tu santísimo Nombre, Líbranos, Jesús.
Por tu Bautismo y tu santo Ayuno, Líbranos, Jesús.
Por tus trabajos y vigilias, Líbranos, Jesús.
Por tu Agonía y tu sudor de Sangre, Líbranos, Jesús.
Por tus bofetadas y azotes, Líbranos, Jesús.
Por tu Corona de espinas, Líbranos, Jesús.
Por tu Cruz y tu Pasión, Líbranos, Jesús.
Por tu sed, lágrimas y desnudez, Líbranos, Jesús.
Por tu Muerte y Sepultura, Líbranos, Jesús.
Por tu santa Resurrección, Líbranos, Jesús.
Por tu admirable Ascensión, Líbranos, Jesús.
Por el envío del Espíritu Santo Paráclito, Líbranos, Jesús.
En el día del Juicio, Líbranos, Jesús.
  
Nosotros pecadores: Te rogamos, óyenos.
Para que te dignes conducirnos a la verdadera penitencia, Te rogamos, óyenos.
Para que te dignes conservar y dirigir a tu santa Iglesia, Te rogamos, óyenos.
Para que te dignes conservar la Casa Apostólica y todos los órdenes eclesiásticos en la santa religión, Te rogamos, óyenos.
Para que te dignes conservarnos y confortarnos en tu santo servicio, Te rogamos, óyenos.
Para que te dignes elevar nuestras almas al deseo de las cosas celestiales, Te rogamos, óyenos.
Para que te dignes de la condenación eterna nuestras almas y las de nuestros hermanos, parientes y bienhechores, Te rogamos, óyenos.
Para que te dignes dar a los fieles difuntos el descanso eterno, Te rogamos, óyenos.
Hijo de Dios, Te rogamos, óyenos.
  
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Perdónanos, Jesús.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Escúchanos, Jesús.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Ten piedad de nosotros, Jesús.
    
Jesucristo, óyenos.
Jesucristo, escúchanos.
  
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
  
Padre nuestro, que estás en los Cielos, santificado sea el tu Nombre. Venga a nos el tu Reino. Hágase tu Voluntad, así en la tierra como en el Cielo. El pan nuestro de cada día dánosle hoy, y perdónanos nuestras deudas, así como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén.
    
Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú entre las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
  
℣. Adorámoste, oh Cristo, y bendecímoste.
℟. Que por tu santa Cruz redimiste al mundo.
   
Oremos: Oh Señor Jesucristo, Hijo del Dios vivo, pon tu Pasión, tu Cruz y tu muerte entre tu juicio y mi alma, ahora y en la hora de mi muerte: y dígnate concederme gracia y misericordia, a los vivos y difuntos descanso y perdón, a tu Iglesia paz y concordia, y a nosotros pecadores, vida y gloria sempiterna. Tú que vives y reinas por todos los siglos de los siglos. Amén.
  
NOTAS
[1] En el texto original del padre François Du Bois aparece la palabra “datæ”, mientras que otros emplean “dedísti”, que tiene mejor sentido.
[2] Al estar vacante la Sede Apostólica, la invocación “Ut Domnum Apostólicum et” es omitida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.