miércoles, 15 de abril de 2020

CAOS MESOROPOLITANO: ENTRE “OBEDIENCIA” Y “GOSPA ESPECTRAL”

Traducción del artículo publicado en RADIO SPADA.
  
Pocos días ha fue publicado (por el sitio Luce di Maria) una síntesis de algunos mensajes de la gospa relativos “a la obediencia a los pastores”, los cuales –sin ulterior especificación– no pueden sino ser entendidos como los jerarcas neomodernistas que usan las estructuras de la Iglesia para difundir los errores del vaticansegundismo.
  
A la luz de la situación en curso, uno en particular salta a la vista.

Mensaje a Mirjana Dragičević Soldo del 2 de julio de 2012 (Ratzinger reinante, el bergoglismo a la vuelta de la esquina): «Oren como yo por sus pastores. Nuevamente les advierto: no los juzguen, porque mi Hijo los ha elegido. ¡Les agradezco!».
   
Ciertamente no se juzga el fuero interno pero los actos sí se juzgan y mucho, a menos que se quiera ser relativista. Si bien han pasado casi ocho años y el tsunami argentino había entre tanto acelerado el proceso de disgregación eclesial, el mensaje relanzado recientemente no deja de abrir una vorágine de preguntas.
  
Como se sabe, en muchas ocasiones los videntes han aplaudido al mismo Bergoglio. Luego, cabe preguntarse, puesto que la gospa y sus mensajeros intervienen y mucho en materia eclesial, ¿cómo conciliar todo esto con la epidemia herética que por décadas hasta esta parte se ensaña sobre las almas de los fieles? ¿Cómo sustentar la verborrea sobre el “no juzgar” a los pastores en el umbral del bergoglismo con el silencio sobre la Pachamama y sobre todos los horrores de “Querida Amazonía”? En resumen: ¿cómo conciliar la figura de María Santísima, Extirpadora de todas las herejías, con las prudencias, los mutismos y las ambigüedades de la gospa? Misión imposible.

Pero eso no es todo: si este es el comportamiento frente a la epidemia espiritual, ¿qué se le deja al gospismo frente a la epidemia que golpea a los cuerpos?
  
El visitador apostólico en Međugorje, Mons. Henryk Hoser SAC, ha dado su mensaje de Pascua “a los peregrinos y parroquianos” (se puede leer el mensaje en su totalidad en medjugorje.hr). Aunque recuerda que en la aldea de Bosnia “la oración no ha cesado”, que se puede “estar unidos [en oración] cada día a través de los medios de comunicación” y otras cosas, hay un pasaje curioso (negrillas nuestras):
«Estamos viviendo un tiempo doloroso e irreal en el cual, con muchos cambios en los hábitos de vida, hemos debido renunciar a la vida normal de encuentros y de comunión, y por tanto también a las celebraciones litúrgicas. Precisamente lo más doloroso es el “ayuno eucarístico”, el sacrificio que nos es pedido solo por amor hacia los demás.
 
Tal es también, más o menos, el espectro hodierno de Međugorje. Inmersa en la paz y en el silencio tremendo, con los caminos  completamente vacíos de peregrinos, con albergues vacíos y con la iglesia cerrada».
Esta –lo reafirmamos– es la versión italiana difundida del mismo sitio, quizá la traducción no es de las más eficaces, pero pensar en un lugar que debía ser meta de esperanza y que es “autorizadamente” descrito como un espectro, inmerso en un silencio tremendo, no da la mejor impresión. Particularmente si se piensa en el anuncio del fin de las apariciones del 2 de cada mes para una de las “videntes”.
  
Está claro: se trata de sugestiones, pero que en todo caso dejan amplio margen a los interrogantes.
   
También cabe preguntar: aparte de los acostumbrados mensajes repetitivos y un poco banales, ¿dónde está la gospa? ¿Por que parece, tan dramáticamente, un personaje horizontal, que reitera los mismos conceptos cual máquina bloqueada y, siempre como una máquina bloqueada (aunque en los excesos de locuacidad) está privada de respuestas frente al caos que vive la Iglesia y la humanidad? ¿Non es todo esto la negación del verdadero papel de María Santísima?
   
Preguntas que tienen respuestas demasiado sencillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.