lunes, 20 de abril de 2020

NOVENA EN HONOR A SAN PEDRO DE VERONA

Novena dispuesta por un devoto del santo en 1800, y reimpresa en Barcelona por Valentín Torrás en 1845. Puede rezarse en preparación de su fiesta (29 de Abril) o antes del 4 de Junio, cuando sus reliquias fueron trasladadas a la iglesia de San Eustorgio en Milán.
  
NOVENA DEL INVICTO MÁRTIR SAN PEDRO DE VERONA, APÓSTOL DE LA LOMBARDÍA, INQUISIDOR CELOSO Y GLORIA DE LA RELIGIÓN DE PREDICADORES
    
   
Hecha la señal de la Cruz en la capilla, o delante de alguna imagen de San Pedro Mártir, avivando la fe y confianza en su patrocinio (para lo cual conducirá mucho disponerse y confesarse, particular o generalmente, en uno de los días de la Novena), se dirá con toda devoción la siguiente oración preparatoria, que se repetirá todos los días:
  
Por la señal ✠ de la santa Cruz; de nuestros ✠ enemigos líbranos, Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
     
ORACIÓN PREPARATORIA – PARA TODOS LOS DÍAS DE LA NOVENA
Clementísimo Padre de misericordia y Dios de todo consuelo, que no queréis la muerte de los pecadores, sino que se conviertan a verdadera penitencia y logren el feliz estado de vuestra divina gracia; yo el más indigno de ellos, vuelvo arrepentido y humillado, como el hijo pródigo, a casa de mi padre, que sois Vos, amantísimo Dios mío: pequé, Padre amoroso, pequé contra el Cielo y el solio de la Trinidad santísima, despreciando el inmenso poder de Dios Padre con mi presunción, soberbia y altanería; la sabiduría de Dios Hijo con mis ignorancias, y la bondad infinita de Dios Espíritu Santo con mi malicia. Yo, indigno hijo de vuestro amor, disipé la sustancia de vuestra gracia, las riquezas de las virtudes y el tesoro de los dones celestiales que me entregasteis en el Bautismo; pero reconocido de mi vida derramada, vuelvo, Señor, a que vistáis mi alma con la cándida estola de vuestra gracia, y desnudándola de todos los hábitos viciosos, no piense en otro que en amaros y serviros, ayudado con los méritos de mi Señor Jesucristo y del ínclito y esclarecido San Pedro Mártir, mi patrón, protector y abogado, para que a los influjos de su protección y de vuestra misericordia, deba los favores que solicito por medio de esta santa Novena. Amén.
   
DÍA PRIMERO – 20 DE ABRIL
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Omnipotente y soberano Dios, luz inaccesible y eterna, que iluminas los entendimientos con el don especialísimo de la Fe, fundamento del edificio espiritual y sin la cual es imposible agradaros: por la excelencia con que brilló esta virtud en vuestro dignísimo siervo San Pedro Mártir de Verona, que no obstante haber nacido de padres herejes y criádose con ellos, pudo con la ayuda de vuestra gracia, siendo niño de siete años, defenderla varonilmente contra las amenazas, castigos y argumentos de un tío suyo, hereje perverso y obstinado; y por cuya dilatación y defensa, siendo después Inquisidor, derramó su sangre, os suplico humildemente que por la intercesión de San Pedro Mártir avivéis en mi alma esta luz sobrenatural, para que repitiendo frecuentemente sus actos, me disponga a recibir vuestra gracia, por fruto especial de esta santa novena. Amén.
 
Ahora se dirá tres veces el Padre nuestro, el Ave María y Gloria Patri, y recogiéndose interiormente, cada uno pedirá al Santo el favor que solicita en esta novena.
  • Oh sabiduría increada, que ha preservado a San Pedro de los errores de la herejía en la que nació y le comunicó la luz de la verdadera fe, ilumina por intercesión del glorioso mártir nuestro intelecto para que permanezca inmune a los errores que nos rodean y estemos dispuestos a defender la integridad de la Santa Fe. Padre nuestro, Ave María y Gloria.
  • Oh Espíritu de Amor, que encendiste en el corazón de San Pedro esa ardiente caridad hacia el prójimo que le hizo hacer generosamente el sacrificio supremo de sí mismo por el bien de sus hermanos y hermanas, infunde en nuestros corazones, por los méritos del Santo Mártir, el celo por la salvación de todas las almas y especialmente de las más queridas para nosotros. Padre nuestro, Ave María y Gloria.
  • Oh Dios Todopoderoso, que has comunicado a San Pedro el deseo y la fuerza de derramar sangre por tu gloria y la salvación de nuestros hermanos, concédenos imitar al glorioso mártir con la profesión abierta de nuestra fe y la constante correspondencia de nuestras vidas con las enseñanzas de Jesús y su Santa Iglesia. Padre nuestro, Ave María y Gloria.  
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Benignísimo Protector y Abogado mío San Pedro de Verona, Virgen Purísimo, Doctor esclarecido, Inquisidor celoso y Mártir gloriosísimo, Vos sabéis las necesidades y desconsuelos que padece mi corazón, y el ningún mérito que tengo, para que Dios me mire con ojos benignos y misericordiosos, y así, oh Padre mío, interponed vuestra mediación poderosa con su Majestad Santísima, para que movido de vuestros ruegos, y obligados de vuestros méritos, consiga lo que pretendo en esta novena, a mayor honra y gloria de Dios, y para más amarle y servirle. Amén.
   
GOZOS AL GLORIOSO MÁRTIR DE CRISTO SAN PEDRO DE VERONA
  
De Mártir, Virgen y Doctor
Ceñís laurel triunfante:
Sed nuestro patrón amante,
De Guzmán hermosa flor.
 
De espinas, rosa brotáis,
Nacéis de lodo, cristal,
De sombras, sol sin igual,
De noche, día asomáis:
De Fe, portento brilláis
De entre el más infiel error:
Sed nuestro patrón amante,
De Guzmán hermosa flor. 
   
De sus firmezas atlante
Ya desde lejos os ve
En vuestra niñez la Fe,
Pues la blasonáis amante:
Sus cimientos desde infante
Deletreáis con primor:
Sed nuestro patrón amante,
De Guzmán hermosa flor. 
   
De la Fe el noble caudillo
Guzmán, vuestra valentía
Conduce con simpatía
A su fortín y castillo:
Sois de Fe espada y cuchillo,
Y del hereje terror:
Sed nuestro patrón amante,
De Guzmán hermosa flor. 
    
Vuestra caridad ardiente,
Que tierna a su Dios aspira,
De los prójimos suspira
La salud, siempre sediente:
Arrancáis muy diligente
La cizaña, Inquisidor:
Sed nuestro patrón amante,
De Guzmán hermosa flor. 
  
Argos el más vigilante,
Finees el más celoso
Circuláis siempre ansioso
Contra el error malignante:
Siempre con pecho constante,
Nunca con flaco valor:
Sed nuestro patrón amante,
De Guzmán hermosa flor.
  
Víctima de Fe os sazona
Y os rinde al Cielo el acero,
Quien triplica con esmero
A vuestras sienes corona:
Laurel inmortal Verona
Cobra por vuestro valor:
Sed nuestro patrón amante,
De Guzmán hermosa flor. 
  
Con el humor purpurado
Que de vuestras venas dais,
La misma Fe confesáis
Por quien morís abrasado:
La escribís enamorado
En prueba de vuestro amor:
Sed nuestro patrón amante,
De Guzmán hermosa flor.
    
Vuestros sellos prodigiosos
Publican vuestra virtud,
Pues son remedio y salud
En los partos peligrosos:
Los nublados espantosos
No tema ya el labrador:
Sed nuestro patrón amante,
De Guzmán hermosa flor. 
   
Nuestra Fe siempre avivad
Mártir valiente, animoso;
Dadnos, Virgen glorioso,
Pura flor de castidad:
Nuestras almas ilustrad
Resplandeciente Doctor:
Sed nuestro patrón amante,
De Guzmán hermosa flor.
   
Antífona: Oh Mártir egregio, Doctor de la verdad, vaso de pureza, norma de la santidad, por tus sufragios obtennos el perdón de los pecados y la vida en la gloria con los bienaventurados.
℣. Ruega por nosotros ¡Oh Padre San Pedro de Verona!
℞. Para que seamos dignos de las promesas de Jesucristo.
℣. De rayo y tempestad.
℞. Líbranos, Señor.
 
ORACIÓN
Concédenos te suplicamos, Dios omnipotente, que sigamos con congrua devoción la fe de tu bienaventurado Mártir San Pedro, quien por la dilatación de su misma fe mereció obtener la palma del martirio. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
   
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
 
DÍA SEGUNDO – 21 DE ABRIL
Por la señal,…
Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
¡Oh Clemencia Divina! ¡Oh Benignidad infinita de mi Dios! Que en el inmenso tesoro de vuestras riquezas tenéis gracias para colmar nuestras esperanzas: Infundid, y avivad esta virtud en mi alma, como lo practicaste con vuestro siervo y mi abogado San Pedro de Verona, para que aferrado como esté a esta sagrada áncora, camine seguro por el borrascoso mar de los trabajos, aflicciones y desconsuelos, llevándolos todos con resignación, y en honor de los que Vos padeciste por mí en los pasos amargos de vuestra Pasión, alentado con la firme esperanza, que tendré en premio los gustos de la Gloria. Aplicadme, Dios mío, los méritos de mi protector San Pedro, para que así sea digno de alcanzar esta virtud. Amén.
 
Ahora se dirán los tres Padre nuestros y Ave Marías gloriados; la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
   
DÍA TERCERO – 22 DE ABRIL
Por la señal,…
Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Oh amoroso Dios, que abrasado en el incendio de vuestra caridad comunicáis con mano liberal vuestra bondad a las criaturas; haced, Señor, que aquella ardiente caridad, que infundisteis a mi protector San Pedro, y que la explico en celar vuestro santísimo honor, en procurar la salud de los prójimos, y en fin, en dar la vida por Vos, se comunique a mi alma por imitación, para que imitando a mi fiel abogado en los incendios caritativos, sea todo caridad para mis prójimos, todo amor y celo para con Vos, con cuya llama purísima, purificada mi alma de todas sus imperfecciones, solo sepa amaros hasta morir. Amén.
 
Ahora se dirán los tres Padre nuestros y Ave Marías gloriados; la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
 
DÍA CUARTO – 23 DE ABRIL
Por la señal,…
Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Oh excelso y Soberano Dios y Señor del cielo y la tierra, que posponiendo todos los respetos, y atenciones debidas a vuestra grandeza, a la virtud de la humildad, os humillasteis a haceros hombre, a nacer en un estado inmundo, y en fin, a ser ultrajado de los judíos, hasta quitaros la vida afrentosamente en una Cruz: atended Señor, a aquella profundísima humildad de mi intercesor San Pedro, que viéndose honrado de los pueblos, hasta salir en procesión y llevarlo en hombros al pulpito, con todo eso, jamás se le pego el contagio de la soberbia, y condescendiendo benigno a los ruegos humildes de vuestro amado siervo, comunicadme esta virtud por su intercesión, con que me proporcione a recibir vuestros dones. Amén.
 
Ahora se dirán los tres Padre nuestros y Ave Marías gloriados; la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
 
DÍA QUINTO – 24 DE ABRIL
Por la señal,…
Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Oh amantísimo Jesús y vigilantísimo maestro del linaje humano, que deseando la mortificación y penitencia en vuestros Siervos, vais adelante con la carga de los trabajos, para que aprendan a no dejarse llevar por los placeres del mundo, atended a mi protector amado y fiel discípulo vuestro San Pedro de Verona, que desde muy niño, huyendo todo regalo, empezó en el ejercicio de la penitencia, y lo continuo hasta la muerte, con vigilias, silicios, disciplinas y otras asperezas, y especialmente con una abstinencia extraordinaria, y concédeme por sus méritos, que mortificando yo con la debida mortificación de mis pasiones, sentidos y potencias, purifique mi alma de las inmundicias de la culpa, para que así se haga digna de conseguir la gracia que solicita en esta novena. Amén.
 
Ahora se dirán los tres Padre nuestros y Ave Marías gloriados; la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
 
DÍA SEXTO – 25 DE ABRIL
Por la señal,…
Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Oh mi Dios, Espíritu purísimo y esposo amado de las vírgenes, que moráis gustoso en el templo del corazón humano, que se adorna con la hermosa joya de la castidad. Dadme Señor, aquel amor tierno que profeso a esta virtud vuestro siervo San Pedro de Verona, y aquella solicitud con que en cuerpo y alma supo conservarla toda su vida, y si por esto mereció nuestro Santo, que María Santísima, Reina de las Vírgenes, bajaste desde el cielo a su celda a visitarlo con las tres ilustres vírgenes y mártires Cecilia, Inés y Catalina; venid, venid esposo castísimo de las vírgenes a mi alma, y inflamándola en amor de pureza, hacedla digna habitación vuestra, como lo pretendo en esta novena. Amén.
 
Ahora se dirán los tres Padre nuestros y Ave Marías gloriados; la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
 
DÍA SÉPTIMO – 26 DE ABRIL
Por la señal,…
Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Oh pacientísimo Jesús mío, que para enseñaros a sufrir con resignación las injurias y afrentas, os dignasteis padecer innumerables tormentos y oprobios en este mundo: atended piadoso a la heroica paciencia de vuestro siervo San Pedro de Verona, que, habiendo padecido tantas calumnias y tribulaciones, se manifestó siempre con imponderable alegría, sin que jamás se le oyese una palabra descompuesta: concededme por sus méritos e intercesión poderosa, que llevando yo con la debida resignación los trabajos y tribulaciones de esta vida, me disponga, mediante esta virtud, a recibir en esta novena el consuelo que solicito y fueres de vuestro agrado. Amén.
 
Ahora se dirán los tres Padre nuestros y Ave Marías gloriados; la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
 
DÍA OCTAVO – 27 DE ABRIL
Por la señal,…
Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Oh Señor Dios de los ejércitos, fuerte y vigoroso para arruinar y destruir a los enemigos de la Santa Fe Católica, atended a la heroica fortaleza y firme constancia de vuestro insigne soldado e invicto mártir San Pedro de Verona, que habiendo emprendido por vuestra gloria la ardua empresa de instruir a los fieles, convertir a los pecadores, concluir y castigar a los protervos herejes, lo ejecuto con tanto celo, que trajo a innumerables al gremio de la Iglesia, sin que la pureza de la fe padecisteis desmayos en su corazón; y por su poderosa intercesión, dadme Señor, constancia para mantener y mantenerme en la fe católica, y valor para lidiar contra los enemigos del alma, así como pido en esta novena. Amén.
 
Ahora se dirán los tres Padre nuestros y Ave Marías gloriados; la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
   
DÍA NOVENO – 28 DE ABRIL
Por la señal,…
Oración preparatoria.
 
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Oh liberalísimo Dios mío, que como fuente inagotable de gracia, no solo comunicáis los ríos de vuestros divinos auxilios para el bien obrar y la gracia, que justifica y limpia las manchas de los pecados a vuestros siervos, sino que a algunos, les repartís otras gracias graciosamente dadas, como las practicasteis, con mi amado protector y siervo vuestro San Pedro de Verona, dándole la virtud de hacer milagros en utilidad de mis prójimos, os suplico Señor, que por el buen uso que hizo el santo de esta gracia, se la continuéis para que cure la ceguedad de mi entendimiento, la sordera de mi corazón en oír vuestras Divinas inspiraciones, enderece mis pasos, mueva mi lengua para alabaros, y me resucite de la muerte de la culpa a la vida de la gracia. Amén.
 
Ahora se dirán los tres Padre nuestros y Ave Marías gloriados; la Oración y los Gozos se rezarán todos los días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.