jueves, 21 de noviembre de 2019

CUBA: UNA AMENAZA DE MÁS DE 60 AÑOS AL HEMISFERIO OCCIDENTAL

Traducción del artículo publicado en TRADITION IN ACTION.
  
EL IMPERIO CUBANO – LA AMENAZA QUE POCOS VEN
    
Por Toby Westerman / 15 de Noviembre de 2019
   
Hay en Estados Unidos hay alguna preocupación por la amenasa militar planteada por Rusia y la República Popular China (RPCh). Han habido advertencias de militares estadounidenses preocupados del desafío creciente de la RPCh a EE.UU. en el Pacífico.
  
Los misiles balísticos
y las fuerzas terrestres rusas son una realidad para la mayoría de los estadounidenses, un legado de la Guerra Fría, pero toda la perspectiva relacionada a las estrategias y tácticas de Moscú es desconocida para millones en los Estados Unidos por cuenta de acusaciones infundadas de alguna interferencia en las elecciones estadounidenses y la presencia de “agentes” rusos. Mientras estas aserciones han sido hechas ruidosamente y recibieron mucha atención mediática, han estado faltando pruebas sólidas.
  
No solamente la amenaza rusa se ha convertido en un titular en algunos círculos políticos y mediáticos, sino que el verdadero peligro real procedente de de Rusia y de uno de sus más activos Estados satélites parece ser ignorado. El Estado gulag comunista de Cuba, un aliado de Moscú por más de 60 años, se posa como una amenaza inmediata a los Estados Unidos tanto como una base para espionaje contra Estados Unidos, como también un peligro militar para las naciones en el Hemisferio Occidental que son amigas de los Estados Unidos.
  
Dentro de los Estados Unidos, el espionaje cubano ha estado trabajando para dirigir la política exterior estadounidense, reunir información sobre las capacidades de la fuerza militar estadounidense, y sabotear –incluso hasta el asesinato– a los cubanos que se oponen al régimen comunista en Cuba. El arresto en 2001 de Ana Belén Montes, una ex analista superior para la Agencia de Inteligencia de la Defensa, proporcionó un ejemplo particular sobre cuán efectiva pudo ser la inteligencia cubana.
    
La espía cubana Ana Montes recibiendo un Certificado de Distinción del director de la CIA George Tenet, 1997
  
Montes era la persona “autorizada” sobre todas las cosas relativas a Cuba, y sus opiniones ayudaron a moldear la política estadounidense hacia La Habana. Mientras realizaba sus tareas de alto secreto, ella también informaba a sus titiriteros cubanos sobre toda la información restringida que conocía como consejera de alto rango para la DIA (se espera que Montes salga de la cárcel en el 2027).

   
Más temprano, en 1998, el FBI rompió un anillo de espinaje referido ser la Wasp Network (La Red Avispa). Cinco miembros del anillo fueron juzgados y condenados por acusaciones que iban desde ser agentes de una potencia extranjera hasta conspiración para cometer asesinato. Las sentencias iban desde 15 años hasta dos cadenas perpetuas para un individuo. El Comando Sur de los Estados Unidos, que poco antes se había mudado de Panamá a la Florida, era un blanco mayor (debe notarse que dos de ellos sirvieron sus sentencias y tres fueron liberados como parte de una excarcelación de facto).
   
El lector debe también saber que el thriller de espías recientemente publicado Wasp Network, de Oliver Assayas, tiene poco que ver con las actividades actuales de La Red Avispa (Este f
ilme en DVD no es para niños debido al frecuente lenguaje crudo y violencia). Una nota editorial en Cuba Confidential, que el 2 de Septiembre de 2019 publicó una reseña del filme, declara:
«Cualquier similitud entre esta película y la verdadera Red Avispa es puramente coincidencial... la verdadera Red Avispa jugó un papel central en el asesinato premeditado de cuatro estadounidenses [Carlos Alberto Costa, Armando Alejandre, Jr., Mario Manuel de la Peña y Pablo Morales, del grupo “Hermanos al Rescate”, asesinados en aguas internacionales por el DAFAR cubano el 24 de Febrero de 1996, N. del T.], influenció en el sistema político estadounidense a nivel local, estatal y federal; espió a numerosos objetivos militares incluyendo el SOUTHCOM (Comando Sur), CENTCOM (Comando Central), SOCOM (Comando de Operaciones Especiales), la Estación Aérea Naval Key West y la base de la Fuerza Aérea Barksdale; intimidó a medios informativos estadounidenses, manipuló a la comunidad cubano-estadounidense, etc.».
 
Un filme con estrellas reconocidas glamuriza al anillo de los Cinco espías cubanos, pretendiendo que estaban actuando por amor a la libertad.
   
El filme mencionado estaba basado en el libro Los últimos soldados de la Guerra Fría [N. del T. De la autoría del brasileño Fernando Gomes de Morais]. La Red Avispa ciertamente no era “la última” de los guerreros fríos de Cuba. Los espías cubanos todavía siguen en el negocio, buscando oportunidades en los salones del poder, universidades y cualquier otra posición que sirva a sus intereses. También están en íntimo contacto con La Habana y todavía están usando el viejo pero confiable método de la radio de onda corta. Una transmisión reciente de una estación espía cubana, conocida como
“estación numérica” para espías en los Estados Unidos puede ser oída aquí, cortesía de Cuba Confidential.
   
Mientras los espías cubanos hurgan, fisgonean y merodean por indicaciones de vulnerabilidades estadunidenses, La Habana es muy activa en Latinoamérica, particularmente en Venezuela y Nicaragua. El objetivo de Cuba es asegurar la supervivencia y fortalecimiento de las dictaduras comunistas en esas dos naciones, como también asistir a los grupos guerrilleros comunistas operantes contra el gobierno colombiano.
  
Según documentos obtenidos por la agencia Reuters para su
Reporte Especial: Cómo Cuba enseñó a Venezuela a sofocar la disidencia militar, acuerdos firmados en Mayo de 2008 permitieron a las fuerzas armadas cubanas entrenar a los militares venezolanos y entrenar (reentrenar) operativos de inteligencia venezolana en La Habana. El objetivo principal de las fuerzas militares ya no es defender a la nación venezolana, sino proteger el régimen socialista. Los oficiales de inteligencia venezolana ahora espían al pueblo venezolano (incluidos los militares) en vez de a los rivales de la nación.
  
El servicio de inteligencia y las fuerzas militares de Cuba han tenido una larga presencia activa en Venezuela
  
Las palabras anteriores no disipan la atmósfera de miedo y traición que ahora reina en la que había sido uno de los más cercanos amigos de los Estados Unidos en Latinoamérica, y también una nación que era un gran productor de petróleo con una economía boyante. Todo eso ha sido remplazado con pobreza y opresión.
  
Venezuela ha importado de Cuba un sistema de control social cuya historia se remonta a los días de Lenin y Stalin. The Whisperers (Los que susurran) del historiador Orlando Figes detalló cómo las autoridades soviéticas usaron el miedo y la desconfianza entre los ciudadanos para aterrorizar una nación. Más recientemente la comedia (muy) oscura La muerte de Stalin hizo vívida en el filme cómo este sistema llevó a cabo su terrorismo societario
(Este filme en DVD no es para niños debido al frecuente lenguaje crudo y violencia). Este método de terror calculado es lo que los maestros espías de la KGB soviética y la Stasi de Alemania Oriental trajeron a Cuba, y es lo que los cubanos han refinado aún más.
   
En Cuba, el control social es desempeñado por los Comités de Defensa de la Revolución. Se espera que los miembros de esos Comités vigilen e informen las actividades de sus amigos y vecinos. Para un estimado de una población de 12 millones, 7,6 millones son miembros de uno de esos Comités. Como en el sistema soviético, hay una recompensa por nombres, y cualquiera puede ser nombrados. Venezuela está ahora sujeta a la experiencia lograda por 100 años de indescifrable terrorismo gubernamental.
  
El lema de la CDR: «¡En cada barrio, Revolución!».
 
Los maestros comunistas en La Habana no están contentos con su espionaje sofisticado a los Estados Unidos y su dominio sobre la Venezuela comunista, sino que están también activos apoyando el gobierno marxista en Nicaragua y minando el gobierno colombiano.
   
Un informe reciente declara que más de 5.000
“turistas” cubanos han llegado a Nicaragua durante los cinco primeros meses del 2019, un incremento de casi 900% frente al año anterior. La vasta mayoría tienen la misión de comprometerse en actividades encubiertas en apoyo del líder nacional comunista Daniel Ortega contra la creciente ira popular.
   
El gobierno de Colombia está asistiendo ahora a un renacimiento de las operaciones de la guerrilla comunista que habían sido suspendidas por un acuerdo de paz en Noviembre de 2016. Con asistencia de Venezuela y Cuba, las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) están nuevamente activas atentando instalar el socialismo a la fuerza en Colombia. El marxista ELN (Ejército de Liberación Nacional), más pequeño, se reporta que tiene el 45% de sus grupos armados dentro de Venezuela. El ELN está operando como un gobierno regional de facto para reclutar combatientes y conseguir los recursos necesarios para continuar su guerra con Colombia.
 
29 de Agosto de 2019: Los rebeldes de las FARC anunciaron que retomarán las armas.
   
Se supone que el Comunismo y el Imperialismo están en oposición, pero en realidad, los comunistas emplean las mismas tácticas para conseguir la dominación: la subversión y la fuerza. Los soviéticos usaron su versión del imperialismo para controlar Europa Oriental y ahora La Habana, casi 70 años después, está empleando exitosamente su propia versión para extender el poder comunista por toda Latinoamérica. El miedo, la violencia y la opresión son el resultado final. El imperialismo cubano, a diferencia de los tempranos colonialismos británico o francés, no está operando solamente para sus propios intereses.

 
Cuba trabaja muy de cerca con la (cripto-marxista) Federación Rusa y la abiertamente comunista República Popular China. Tanto Rusia como la RPCh han proporcionado por años al régimen cubano y han recibido información secreta de Cuba sobre la operación del gobierno y las fuerzas militares de los Estados Unidos.

  
Ahora Moscú y Beijing están trabajando cercanamente con La Habana en Venezuela y Nicaragua. Solo en Venezuela, Rusia ha enviado millones (cuando no miles de millones) de dólares de equipo militar y tiene consejeros para entrenar a las tropas del régimen de Maduro. La República Popular China ha hecho una gran inversión en entrenar a los militares venezolanos tanto en esa nación como en la China. La RPCh está asistiendo al régimen de Maduro en el control de la población con técnicas y equipos de vigilancia electrónica.
 
Rusia acuerda hacer ‘cualquier cosa’ para apoyar a Maduro
  
Estados Unidos ha luchado y continúa peleando conflictos a medio mundo de distancia para derrotar el terrorismo. El costo de estos conflictos, sin embargo, no puede cegarnos ante la creciente agresión más cercana a la casa. Los esfuerzos combinados de la Federación Rusa, la República Popular China y el régimen comunista cubano están dirigiendo sus esfuerzos no solamente contra el gobierno colombiano o los anticomunistas en Venezuela y Nicaragua.
  
Hay solamente un enemigo real: los Estados Unidos. Sólo Estados Unidos está en pie en el camino del triunfo militar del socialismo/comunismo, una ideología que ya ha costado las vidas de millones y promete una vida de miedo y terror para los que sobrevivan (Para quienes deseen profundizar en los costos del socialismo, leer
El libro negro del comunismo, Stéphane Courtois ed.). Esta es la realidad, de la cual los medios estadounidenses –liberales y conservadores– no están informando al pueblo estadounidense.
  
La supervivencia de los Estados Unidos depende de que ellos lleguen a apercibirse sobre quién y qué busca nuestra destrucción. No estamos solos. Si estamos resueltos, millones en Latinoamérica también se levantarán contra esta opresión, que asegura estar más allá de la ley de Dios y del hombre.

  
Toby Westerman publica International News Analysis - Today, un análisis semanal intransigente sobre la situación mundial. Contactos en www.inatoday.com o al P.O. BOX 5182, Rockford, Illinois, 61125-0182.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.