martes, 31 de diciembre de 2013

CARTA "Sacratissimi Cordis Dominum Nostrum Jesum Christum"


Amados hermanos en Jesús y María, salud y bendición. 

El Sagrado Corazón de Nuestro Señor Jesucristo, que es el Centro de toda devoción Eucarística, es continuamente despreciado por muchas almas que están apegadas al mundo y a su gobernante, satanás el diablo. Y ante esto, no podemos estar de brazos cruzados. Debemos dedicarnos a la reparación por tantas ofensas que continuamente padece, porque de eso se trata la verdadera devoción al Sagrado Corazón de Jesús: AMOR SANTO A JESÚS Y MARÍA, Y REPARACIÓN POR LOS PECADOS PROPIOS Y AJENOS.

Resolviendo acoger el llamado que hiciera el Santo Padre Beato Pío IX en la Encíclica "Quanta Cura", de "recurrir siempre, en la plenitud de la Fe, a Nuestro Señor Jesucristo, que nos redimió con su Sangre; y pidiendo continuamente y sin desfallecimiento a su Corazón dulcísimo, víctima de su ardiente caridad hacia nosotros, para que con los lazos de su amor todo lo atraiga hacia sí, de suerte que inflamados todos los hombres en su amor santísimo caminen rectamente según su Corazón, agradables a Dios en todas las cosas, y dando frutos en todo género de buenas obras", queremos consagrar este nuevo año 2014, "CRUZ DE BATALLA", a la protección del Sagrado Corazón de Jesús. A este fin publicamos la Hora Santa al Sagrado Corazón de Jesús, escrita por el Padre Mateo Crawley-Boevey, suplicando bendición y gracia para enfrentar los peligros que vienen en este año; y resolviendo reparar por las ingratitudes que sufre Nuestro Señor. 

Queremos que os unais a esta santa iniciativa que os reportará gran bendición espiritual, y lo más importante, ser dignos de la Salvación, porque como prometiera el Sagrado Corazón de Jesús a Santa Margarita María de Alacoque, y por medio de ella a cuantos le son devotos: "Seré su refugio seguro durante la vida, y, sobre todo, en la hora de la muerte".

En unión con los Sagrados Corazones de Jesús y María,
Frater Jorge Rondón Santos
 
Año del Señor 2013, a 31 de Diciembre, XXXV de la Santa Cruzada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.