miércoles, 19 de septiembre de 2018

EN TORNO AL YOM KIPUR, LA GRAN FIESTA TALMÚDICA

Tomado de APOSTOLADO CABALLERO DE LA INMACULADA.
  
En la noche de ayer, 18 de Septiembre, comenzó la fiesta judía del Yom Kipur, la segunda gran festividad del judaísmo talmúdico (todas las fiestas judías comienzan al atardecer). Como no podía faltar desde los tiempos de Karol Wojtyla, el Vaticano envió su salutación anual a sus “hermanos mayores” en Roma:
  
  
TRADUCCIÓN
«Con ocasión de las festividades solemnes de Rosh Hashaná, Yom Kipur y Sucot, me complace ofrecerles a ustedes y a la Comunidad Judía de Roma mis más sinceros deseos. Espero de corazón que las próximas festividades reaviven la memoria de los beneficios recibidos del Altísimo, y que sean para las Comunidades judías del mundo una fuente de nuevas gracias y de consuelo espiritual. Que el Altísimo nos bendiga con el don de la paz y nos inspire un mayor compromiso para promoverla incansablemente y que, en su infinita bondad, fortalezca en todas partes nuestros lazos de amistad y el deseo de fomentar el diálogo constante para el bien de todos. Shalom Alechem. FRANCISCUS PP.».
 
Para entender de qué se trata REALMENTE esta celebración, traemos de NACIONALISMO CATÓLICO SAN JUAN BAUTISTA este artículo:
   
  
El día más sagrado en el calendario judío, Yom Kipur, comienza esta noche (18 de Septiembre). Aunque menos de un tercio de los judíos asisten a servicios, aún menos entienden la oración que aprueba la mentira y confirma la verdadera naturaleza satánica del judaísmo.
  
En Yom Kipur se recita la infame plegaria de Kol Nidrei, casi siempre explicada al público como una bendita ceremonia de rogar a Dios por el perdón de los juramentos que se violaron, los contratos que se rompieron y las promesas que no se cumplieron el año pasado. El problema es que esa imagen piadosa es falsa. - Michael Hoffman
 
YOM KIPUR: LA FIESTA DE LA MENTIRA
Por Michael Hoffman
 
Yom Kippur comienza la noche del martes 18 de septiembre [este año 2018], en donde el mundo occidental observará con asombro cómo los “judíos piadosos” supuestamente “suplican a Dios por el perdón” mientras supuestamente “luchan por la rectitud”. No hay duda de que el Papa de Roma y los líderes de las iglesias protestantes fundamentalistas transmitirán su estima por la ceremonia del Yom Kipur, interpretada por “el pueblo de Dios”. En Yom Kipur se recita la infame plegaria Kol Nidrei (en arameo כָּל נִדְרֵי), casi siempre explicada al público como una bendita ceremonia de rogar a Dios por el perdón de los juramentos que se violaron, contratos que se rompieron y promesas que no se cumplieron el año pasado. El problema es que esa imagen piadosa es falsa.
 
En verdad, Kol Nidrei es una ceremonia en la que:
  1. Todo el perjurio lo cometerá en el próximo año y
  2. Todos los contratos que se firmarán y violarán en el próximo año, y
  3. Todas las promesas que romperán en el próximo año
se absuelven, y como resultado no se acumulan castigos divinos.
 
Esa es la realidad del rito Kol Nidrei de Yom Kipur, y es una de las razones por las que Yom Kipur es la ceremonia de la sinagoga más concurrida del judaísmo. A los Talmudistas les gusta tener una ventaja y durante Yom Kipur eso implica hacer de Dios un socio principal en el aguijón.
  
La verdad sobre la liturgia de Kol Nidrei suele ser descartada por los rabinos y los medios de comunicación de sus portavoces como un “repugnante alegato antisemita”.
 
Lanzan esta acusación mentirosa con la expectativa de que el público se sienta tan intimidado por el temor de ser etiquetado de “antisemita” que no consultarán la documentación, y en su lugar aceptarán al pie de la letra la palabra de los nobles rabinos y los veraces medios de comunicación.
  
Tomado de: Judaism Discovered, pp. 912-916:
«Los medios estadounidenses revelan reverentemente la piadosa extravagancia de Yom Kipur de exhibiciones farisaicas de penitencia y purificación, ayuno y oración, que supuestamente dan evidencia de la supuesta relación especial que los Talmudistas disfrutan con Dios. Se hace un espectáculo bastante chillón del confesionario Viduy que comprende el Ashamnu (אָשַׁמְנוּ) y el Al het (עַל חֵטְא), el catálogo de pecados que no tiene sentido como una forma de autoacusación, ya que el judaico recita toda la letanía, si es realmente culpable de cada transgresión o no.
 
Después de la recitación de cada transgresión, primero se golpea el lado izquierdo del pecho con el puño derecho. Esto es seguido por la oración de súplica, Abinu malkenu (אָבִינוּ מַלְכֵּנוּ) y el Alenu (עָלֵינוּ‬), llamada “Kadish del doliente”.
 
Todo esto genera un impresionante acompañamiento de vísperas de Yom Kipur a la ruptura de promesas de Kol Nidrei, y demuestra que estas ceremonias, en lugar de acercarlos a dios, alejan a las personas judaicas que son adeptas del judaísmo, convirtiendo a dios en cómplice de engaño y ruptura de juramentos, rodeado de una demostración hipócrita de piedad y penitencia».
 
El Talmud en Mishnah Hagigah 1:8 (a) admite que no hay una base bíblica para el rito Kol Nidrei.
 
El rabino Moses Maimonides confirma que el rito de Kol Nidrei no es de ninguna manera bíblico: «La absolución de los juramentos no tiene ninguna base en la Torá Escrita” (Mishné Torá, Sefer Haflaá, Hiljot Shevuot 6:2).
 
La ley talmúdica concerniente al rito de Kol Nidrei es la siguiente:
«Y aquel que desee que ninguno de sus votos hechos durante el año sea válido, que se levante al principio del año y declare “Todo voto que hago en el futuro será nulo”». (Talmud de Babilonia: Nedarim 23a y 23b).
Téngase en cuenta que el Talmud declara que la acción que anula los votos se tomará a principios de año y con respecto a las promesas hechas en el futuro. Esta distinción es crítica ya que contradice lo que los engañadores afirman es un servicio penitencial para mendigar perdón por promesas rotas en el pasado, en lugar de lo que es: anulación anticipada de votos y juramentos pendientes (y deliberadamente quebrantados con impunidad).
 
Esta “estipulación anticipada” se llama bitul tenai (בִּטּוּל תְּנַאי) y es la base para que un judío sea absuelto antes de incumplir las promesas que hará en el futuro, o para usar la jerga del abogado rabínico: “declaración de intención para la invalidación anticipada de futuros votos”.
 
Esto corresponde a la lección talmúdica de que Dios recompensa a los astutos mentirosos (Kallah 51a).
  
Tienes que compadecerte de las personas atrapadas en esta sórdida farsa de engatusar a Dios para que los ayude a hacer trampa.
  
Poco de esta dura realidad surgirá en los próximos días, sin embargo. En cambio, los medios corporativos emitirán chismes cálidos y difusos sobre Yom Kipur como parte de la astuta mascarada por la cual el judaísmo asciende cada vez más sobre Occidente, mientras que sus seguidores se hunden cada vez más en la bajeza moral.
 
A todos esos “cristianos” que, en lugar de buscar rescatar a los lastimosos judíos que están cautivos de este sistema de deshonestidad religiosa institucionalizada, por el contrario, los abandonan al mismo, solo podemos decirles: que Dios tenga piedad de ti por la odiosa parte que estás jugando cuando cooperas con los rabinos ortodoxos para permitir que más almas judías se pierdan ante el Padre de la Mentira.
 
Michael Hoffman es el autor de Judaism Discovered (Judaísmo al descubierto), y Judaism's Strange Gods (Los dioses extraños del judaísmo), así como también de los prólogos a The Traditions of the Jews (Las tradiciones de los judíos) de Johann Andreas Eisenmenger y The Talmud Tested (El Talmud puesto a prueba) del Rev. Dr. Alexander McCaul. Es el editor del Boletín de Historia Revisionista.
 
Visto en: Henry Makow
 
Traducción: Augusto TorchSon

1 comentario:

  1. Con razón San Isaías Profeta dijo en nombre de Dios hace 2600 años, previendo a esta inventiva: «El día de ayuno buscáis vuestro interés; ayunáis entre riñas y disputas, dando puñetazos sin piedad» (cap. 58, 5), y en general de los judíos «este pueblo me busca con su boca, y con sus labios me honra, mas su corazón está lejos de mí, y diéronme culto según mandatos y doctrinas de hombres» (cap. 29, 13). Y citándolo, Nuestro Señor Jesucristo llama hipócritas a los fariseos (de quienes desciende el talmudismo actual).

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.