martes, 18 de septiembre de 2018

NOTICIAS DE ORIENTE

MOSCÚ ROMPE LAZOS CON EL PATRIARCA DE CONSTANTINOPLA POR LA CUESTIÓN UCRANIANA (Fuente: THE MOSCOW TIMES).
   
  
La Iglesia Ortodoxa Rusa dijo el viernes 14 de Septiembre que no participaría más en las estructuras dirigidas por el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, profundizando una grieta en la Cristiandad Ortodoxa por el esfuerzo de la iglesia ucraniana de separarse de la órbita de Moscú.
  
El Santo Sínodo, cuerpo gobernante de la Iglesia Ortodoxa Rusa, se reunió el viernes en el monasterio de Danívolo (Moscú) para considerar cómo responder ante el cortejo de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana a Constantinopla para formalmente erigirse un cuerpo autogobernante independiente de Moscú.
 
Los líderes políticos pro-occidentales de Ucrania han bregado paso a paso para apartar la antigua república soviética fuera de la órbita de Moscú luego de la anexión rusa de la península de Crimea en 2014 y que una insurgencia respaldada por Moscú apareciera en el este de Ucrania.
  
Vladímir Legoida, vocero de la iglesia rusa, dijo que el Santo Sínodo ha decidido suspender su participación en todas las estructuras presididas o co-presididas por representantes del Patriarcado de Constantinopla.
  
También se suspenden los servicios con prelados del Patriarcado de Constantinopla y no conmemorarán al Patriarca Ecuménico Bartolomé I en sus servicios, escribió Legoida en medios sociales, resumiendo las conclusiones de la reunión.

“Esencialmente, esto es una ruptura de relaciones. Aplicando un ejemplo de la vida secular, la decisión es casi equivalente a la ruptura de relaciones diplomáticas”, dijo el metropólita Hilarión Alvfeyev, de la iglesia rusa, según citó la agencia noticiosa RIA.
  
Iglesias rivales.
El Patriarcado de Moscú es el nombre legal de la Iglesia Ortodoxa Rusa, y tiene muchos seguidores en Ucrania. Kiev lo considera una herramienta del Kremlin para ejercer influencia, mientras que el Patriarcado de Moscú se ve a sí mismo como la única Iglesia Ortodoxa legítima en Ucrania.
  
El Kremlin dijo que estaba siguiendo de cerca la situación y se opuso a cualquier división en la ortodoxia, agregando que el Estado no debe intervenir en asuntos eclesiásticos.
   
“Por supuesto que el único escenario preferible para Moscú y de hecho para toda la Ortodoxia es la preservación de la unidad de este mundo ortodoxo”, dijo Dimitri Peskov, vocero del Kremlin, a unos periodistas en una teleconferencia.
  
El Patriarcado de Moscú disputa la influencia en Ucrania con el Patriarcado de Kiev –una rama de la iglesia ortodoxa que rompió con Moscú en 1992 luego de la caída de la URSS– y con otras denominaciones ortodoxas y católicas.
  
El líder del Patriarcado de Kiev, Filareto Denisenko, ha sido un voraz crítico del presidente ruso Vladimir Putin y en 2014 sugirió que estaba poseído por Satanás.
  
El Patriarcado Ecuménico no ostenta el poder que disfruta el Papa en la Iglesia Católica Romana, pero es tradicionalmente considerado como el ‘primero entre iguales’ entre los patriarcas de las iglesias ortodoxas autogobernantes y también el líder espiritual de casi 300 millones de cristianos ortodoxos en todo el mundo.
   
El Patriarca Ecuménico, actualmente Bartolomé I, también ostenta el título de Arzobispo de Constantinopla, el antiguo nombre griego para Estambul, la ciudad más grande de Turquía. La ciudad cayó en manos de los turcos musulmanes en 1453, pero ha permanecido como la sede histórica de la Ortodoxia. Sin embargo, Rusia ha sido por mucho el hogar para la iglesia cristiana ortodoxa más grande del mundo.
  
BARTOLOMÉ CONSTANTINOPOLITANO PERMITE LAS SEGUNDAS NUPCIAS PARA LOS SACERDOTES ORTODOXOS (Fuentes: GREEK REPORTER y GLORIA NEWS)
  
  
El Santo Sínodo del Patriarcado Ecuménico ha decidido el día 2 de septiembre conceder un segundo matrimonio para los sacerdotes greco-ortodoxos en el evento en que ellos enviuden o sean abandonados por su esposa, dijo el website de noticias religiosas Romfea.gr.
    
La decisión, que es considerada histórica en la Iglesia Ortodoxa, especifica que un segundo matrimonio no será permitido si el sacerdote desea dejar a su esposa y casarse con otra mujer.
    
Se subrayó que cada caso será examinado separadamente, y el obispo de la parroquia del sacerdote enviará los detalles para ser juzgados por el Santo Sínodo del Patriarcado Ecuménico.
      
Ítem lo anterior, la ceremonia nupcial para el segundo matrimonio de sacerdotes será diferente, Específicamente, será una simple oración en un círculo familiar muy cercano.
  
En los próximos días, una carta oficial con todos los detalles y directrices será enviada a todas las partes competentes por el Patriarca Ecuménico Bartolomé.
  
COMENTARIO
Nunca será suficiente insistir que la Ortodoxia (en griego, Recta doctrina) está exclusivamente en la Iglesia Católica Romana tradicional, que en el Te ígitur de la Misa Romana Tradicional dice: “et ómnibus orthodóxis, atque Cathólicae et Apostólicae fídei cultóribus” (y todos los que profesan la verdadera fe Católica y Apostólica), y que los “ortodoxos orientales” son culpables del Cisma del 1054 por su rechazo al primado jurisdiccional y litúrgico de Roma, y su exacerbada sumisión a la política secular (lo que les costó al final su aislamiento tras la caída de Constantinopla), razón por la cual están obligados a retornar a la Unidad que es la Iglesia Católica.
  
Ya en materia, la “Cuestión ucraniana” (que se ha escalado tras la situación política en 2014), exacerbada por el nombramiento por Bartolomé I como Exarcas Patriarcales para la Iglesia Ortodoxa Ucraniana-Patriarcado de Kiev del metropolita Daniel Zelinsky de Panfilia (Estados Unidos) y del obispo Hilarión Rudnik de Edmonton (Canadá) a fin de avanzar en la autocefalia de dicha iglesia, representará en el medio y largo plazo un golpe grave contra el Fanar -el “Vaticano ortodoxo”- (que según se rumora, recibió una millonaria “donación” por parte del presidente de la Rada Suprema -Parlamento- de Ucrania), ya que en retaliación por la pérdida jurisdiccional, el Patriarcado de Moscú podría incrementar su presencia en la Turquía, erigiendo diócesis ortodoxas dependientes de Moscú. Una situación similar se puede esperar por parte de la Iglesia Ortodoxa Serbia, que ve con malos ojos que se conceda la autocefalia a la Iglesia Ortodoxa de Macedonia-Arzobispado de Ohrid (cismática respecto al Patriarcado serbio) -y también le causará problemas con la ortodoxia griega, ya que la la iglesia de Macedonia reclama para sí jurisdicción sobre el norte de Grecia-.
  
A modo de colofón, Constantinopla está en una misma línea modernista como la Roma conciliar desde 1924 (el movimiento neocalendarista, el ecumenismo, el ambientalismo) y ahora, con un Bartolomé I (masón del Arco Real) pretendiendo emular a Francisco I Bergoglio, al mover a ira a sus adeptos y demoler sus respectivas iglesias con decisiones autócratas y motivando en el proceso cortinas de humo con declaraciones también polémicas y manifiestamente heréticas, como señalan varios analistas, pues la cuestión de las segundas nupcias para los sacerdotes implica un conflicto doctrinal y canónico, toda vez que en la Ortodoxia (y el Catolicismo oriental), si bien se permite que haya sacerdotes que se hayan casado antes de la ordenación -en cuyo caso, debe ser el primer y único matrimonio para ambos cónyuges-, en caso de enviudar deben permanecer célibes en adelante, como los hieromonjes -sacerdotes dentro de una comunidad monástica-; y en términos generales, un aforismo ortodoxo dice: “La Iglesia bendice el primer matrimonio, realiza el segundo, tolera el tercero, pero prohíbe el cuarto”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.