sábado, 8 de septiembre de 2018

ORACIÓN A SANTA MARÍA NIÑA

  
Oh dulcísima Niña María, que siendo destinada a ser la Madre de Dios, te has convertido también en augusta Reina y amantísima Madre nuestra, por las innumerables gracias que nos has obtenido, escucha piadosa mis humildes súplicas. Toda mi esperanza está puesta en ti, en todas las necesidades que me rodean, y especialmente en la situación que me atribula actualmente.
  
Oh santa Niña, por los méritos y privilegios que solamente a Ti te han sido dados, ten compasión de mí. Muestra que la fuente de tesoros espirituales y de bienes continuos que dispensas es inagotable, porque tu poder es ilimitado sobre el Corazón paternal de Dios.

Por la profusión de gracias que te ha dado Dios omnipotente, ¡oh Niña celestial!, desde el primer instante de tu Inmaculada Concepción, atiende mi oración y alabaré para siempre tu bondad. Amén.

Imprimátur por Mons. Melchiorre Cavezzali, Provicario general del Arzobispado de Milán, 7 de Diciembre de 1931. 200 días de Indulgencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.