viernes, 7 de septiembre de 2018

OTRO QUE CUELGA LA SOTANA (Retóricamente, porque nunca la usó)

Artículo publicado en LAS LENGUAS CATÓLICAS.
   

  
Estos días han sido de gran revuelo en Colombia porque un “sacerdote” colombiano llamado Alberto Linero de la Secta del Vaticano II abandonó el “sacerdocio” (de hecho nunca fue sacerdote católico [fue instalado presbítero con el rito montini-bugniniano el 25 de Marzo de 1993, N. del E.])... En realidad desde el catastrófico Conciliábulo Vaticano II más de 70.000 “sacerdotes” han abandonado su ministerio, esto según los mismos datos vaticanos (1965- 2000), pero en el caso del “padre” Linero se hizo más algarabía ya que él solía aparecer en distintos medios de desinformación (Canal Caracol, Blu Radio, etc) dando durante años un mensaje nada católico, acercándose más a la figura de un gurú patético de auto-ayuda al mejor estilo Paulo Coelho, en donde engañó a miles de personas haciendo pasar su anticatólico mensaje como uno ortodoxo y recto de doctrina a los miles de fieles que confundía a través de la infame Renovación Carismática “Católica” (católica.. ¿de dónde?), facturando con las conferencias y charlas chabacanas y patéticas que daba.
  
Pues bien, este personaje declaró que abandonaba el “sacerdocio” porque en sus palabras “se mamó de la soledad”, no la aguantó más, y en parte es comprensible (pero no justificable) que se haya hartado de la soledad, ya que como no poseía el verdadero sacerdocio católico de Cristo no pudo soportar las obligaciones de estado del sacerdote ni recibía tampoco la gracia de estado que va anejo al Sacramento del Orden Sacerdotal... era más que previsible que se iba hartar un buen día, como otros muchos tantos se han hartado, e iba a “colgar los hábitos”... hábitos que nunca utilizó, dicho sea de paso.
 
Lo peor del asunto es que ante la gente común esto pasa como un escándalo de la Iglesia Católica, al igual que otras noticias recientes como el abuso sexual perpetrado por pseudo-sacerdotes del Vaticano II a niños y jóvenes, manchando así el buen nombre de la verdadera Iglesia Católica actualmente reducida a la diáspora y a las catacumbas, creando así el ambiente perfecto para que la gente se aleje de la religión y los enemigos de Dios tengan excusa para blasfemar de Dios Nuestro Señor.
   
   
En el vídeo de arriba se ve como el muy hijo de meretriz se ha conseguido una mujer de baja reputación, la cual no dudamos que le haya sacado la sensación de “soledad”... A los fieles confundidos y a nuestros lectores no queda más que aclararles que ni éste hombre ni ninguno que haya sido “ordenado” después del año 1968 (año en que el Antipapa cripto-judío y homosexual de Pablo VI alteró los Rituales de Ordenación Sacerdotal y Consagración Episcopal) es un verdadero sacerdote católico, apostólico y romano, sino que es ministro de la falsa Secta del Vaticano II, Ramera de Babilonia, Iglesia del Anticristo que nada tiene que ver con la verdadera Iglesia Católica fundada por Nuestro Señor Jesucristo siendo su primer Papa San Pedro Apóstol y siendo el último S.S. Pío XII (1939- 1958).
  
¿El “padre” Linero sacerdote católico?... ¡No, nunca!
  
PAX VOBIS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.