domingo, 11 de octubre de 2020

TESTAMENTO DE PÍO XII

Velación de Pío XII en Castelgandolfo
       
El 15 de Mayo de 1956, el Papa Pío XII firmó su testamento (publicado inmediatamente después de su muerte en Acta Apostólicæ Sedis, vol. L (1958), n. 16, pág. 798).
   
En estas cortas líneas, el Papa Pacelli hace mostrar su gran modestia y santidad espiritual.
   
TESTAMENTO DEL SANTO PADRE PÍO XII
   
Miserére mei, Deus, secúndum (magnam) misericórdiam tuam [1]
    
Estas palabras, que, consciente de mi indignidad e insuficiencia, pronuncié en aquel momento, en el que con temor acepté la elección como Papa, repito ahora con justificación aún mayor, porque soy más consciente de mi indignidad e insuficiencia después de las deficiencias y errores durante un pontificado tan largo y una época tan grave. Pido humildemente perdón a todos aquellos a los que he herido, lastimado o incomodado con la palabra o el hecho.
    
Pido a aquellos a quienes el asunto compete, no preocuparse de monumentos a mi memoria. Es suficiente que mis pobres restos sean sepultados en un lugar sagrado, cuanto más escondido mejor. No es necesario pedir oraciones por mi alma. Sé cuántas oraciones son la costumbre de la Sede Apostólica, y de la piedad de los fieles, por cada Papa que muere.
    
Tampoco es necesario que deje un «testamento espiritual», como tantos prelados celosos de manera loable solían hacer. Los numerosos escritos y discursos que he publicado o emitido durante el ejercicio de mi oficina, bastan, para quien guste conocer mis pensamientos sobre diferentes cuestiones de la religión y la ética.
    
Dicho esto, nombro como mi heredero universal a la Santa Sede Apostólica, de la que he recibido tanto como de una madre amorosa
    
15 de mayo de 1956
    

  
NOTA
[1] Pío XII puso «magnam» entre paréntesis en razón que tras la «reforma» del Salterio (uno de los errores que cometió durante su pontificado) esta palabra fue eliminada del verso inicial del salmo 50, pero hacía parte de éste cuando él lo pronunció el 2 de Marzo de 1939 al aceptar su elección como Papa. Aun en esta oportunidad, al hacer coexistir las dos versiones, el Papa deja ver que uso del nuevo Salterio NO ERA OBLIGATORIO.

1 comentario:

  1. Me gustaría que diera alguna semblanza sobre el últimamente mentado Carlo Acutis, el "bestificado" por los conciliares el pasado 10 del presente mes.

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.