jueves, 29 de octubre de 2020

ORACIÓN QUE SAN MIGUEL ARCÁNGEL DICTÓ A UN DEVOTO SUYO

   
Señor, por tu infinito poder y virtudes, y por los merecimientos de la Pasión y muerte de tu glorioso Hijo, te suplico tenga limpio mi corazón y mi lengua enfrenada, y que haga tales obras como a ti te agraden. Amén.
  
A tí, Serafín ardiente,
Cuya caridad flamante
Te hace lámpara brillante
De la luz indeficiente;
A tí, Supremo asistente
Del Solio más soberano,
Arcángel el más humano;
A tí te busco propicio,
Porque en el tremendo juicio
Me favorezca tu mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.