martes, 20 de octubre de 2020

CONSAGRACIÓN A LA SAGRADA FAMILIA

    
LATÍN
FORMULA RECITANDA A CHRISTIANIS FAMILIIS QUÆ SE SACRÆ FAMILIÆ CONSECRANT
O Jesu Redémptor noster amabilíssime, qui e cœlo missus ut mundum doctrína et exémplo illustráres, majórem mortális tuæ vitæ partem in húmili domo Nazaréna tradúcere voluísti, María et Josépho súbditus, íllamque Famíliam consecrásti, quæ cunctis christiánis famíliis futúra erat exémplo, nostram hanc domum, quæ Tibi se totam nunc devóvet, benígnus súscipe. Tu illam prótege et custódi, et sanctum Tui timórem in ea confírma, una cum pace et concórdia christiánæ caritátis; ut divíno exemplári Famíliæ tuæ símilis fiat, omnésque ad unum quíbus ea constat, beatitatis sempitérnæ sint compótes.
   
O amantíssima Jesu Christi mater et mater nostra María, tua pietáte et cleméntia fac ut consecratiónem hanc nostram Jesus accéptam hábeat, et sua nobis benefícia et benedictiónes largiátur.
   
O Joseph, sanctíssime Jesu et Maríæ custos, in univérsis ánimæ et córporis necessitátibus nobis tuis précibus succúrre; ut tecum una et beáta Vírgine María ætérnas divíno Redemptóri Jesu Christo láudes et grátias rependére póssimus. Amen.
  
ORATIO QUOTIDIE RECITANDA ANTE IMAGINEM SACRÆ FAMILIÆ
O amantíssime Jesu, qui ineffabílibus tuis virtútibus et vitæ domésticæ exémplis famíliam a Te eléctam in terris consecrásti, cleménter ádspice nostram hanc domum, quæ ad tuos pedes provolúta propítium Te sibi deprecátur. Meménto tuam esse hanc domum; quóniam Tibi se peculiári cultu sacrávit ac devóvit. Ipsam benígnus túere, a perículis éripe, ipsi in necessitátibus occúrre, et virtútem largíre, qua in imitatióne Famíliæ tuæ sanctæ júgiter persevéret; ut mortális suæ vitæ témpore in Tui obséquio et amóre fidéliter inhǽrens, váleat tandem ætérnas Tibi láudes persólvere in cœlis.
    
O María, Mater dulcíssima, tuum præsídium implorámus, certi divínum tuum Unigénitum précibus tuis obsecutúrum.
   
Túque étiam, gloriosíssime Patriárcha sancte Joseph, poténti tuo patrocínio nobis succúrre, et Maríæ mánibus vota nostra Jesu Christo porrigénda súbmitte. Amen.
    
Jesus, María, Joseph, illumináte nos, succúrrite nobis, salváte nos. Amen (Indulgéntiæ 200 diérum semel die).
      
TRADUCCIÓN (Tomada del Manual de los Estatutos para la Piadosa Asociación de la Sagrada Familia. León, Guanajuato, imprenta de Pusey, 1903)
FÓRMULA PARA REZAR POR LAS FAMILIAS CRISTIANAS QUE SE QUIERAN CONSAGRAR A LA SAGRADA FAMILIA
Oh Jesús, Redentor nuestro, amabilísimo, que viniendo del cielo para ilustrar al mundo con la doctrina y el ejemplo, quisiste pasar la mayor parte de tu vida mortal en la humilde casa de Nazaret sujeto a María y José, y que consagraste a aquella Familia que había de ser modelo de todas las familias cristianas; recibe benigno esta familia que ahora se entrega toda a ti. Protégela y guárdala y confirma en ella tu santo temor juntamente con la paz y concordia de la caridad cristiana, para que se haga semejante al divino ejemplar de tu Familia, y todos cuantos la componemos consigamos la eterna bienaventuranza.
   
Oh amantísima María, Madre de Jesucristo y Madre nuestra, haz por piedad y clemencia que Jesús acepte nuestra consagración y nos conceda sus beneficios y bendiciones.
   
Oh José, custodio santísimo de Jesús y de María; socórrenos con tu intercesión en todas las necesidades del alma y del cuerpo, para que juntamente contigo y la Santísima Virgen María podamos dar eternas alabanzas y gracias a Jesucristo, Nuestro Divino Redentor. Amén.
  
ORACIÓN COTIDIANA PARA REZAR ANTE LA IMAGEN DE LA SAGRADA FAMILIA
Oh amantísimo Jesús, que con tus inefables virtudes y ejemplos de vida doméstica, consagraste la familia elegida por Ti en la tierra, vuelve los ojos con clemencia a esta familia que postrada a tus pies te ruega le seas propicio. Acuérdate de que es tuya, porque a Ti se ha consagrado devotamente con culto especial. Mírale benignamente; líbrala de todo peligro; socórrela en las necesidades y concédele la virtud de perseverar constantemente en la imitación de tu Sagrada Familia, para que empleándose fielmente en tu servicio y tu amor, pueda por último, cantar en el cielo tus eternas alabanzas.
    
Oh María, Madre dulcísima, imploramos tu protección seguros de que tu divino Unigénito condescenderá a tus ruegos.
     
Y tú también, gloriosísimo Patriarca San José, socórrenos con tu poderoso Patrocinio y pon nuestras súplicas en manos de María para que las dirija a Jesucristo. Amén.
  
Jesús, María y José, iluminadnos, socorrednos, salvadnos. Amén. (200 días de Indulgencia, una vez al día).
  
Oraciones publicadas por el Papa León XIII en la Carta Apostólica “Novum Arguméntum” al Cardenal Agostino Bausa OP, Arzobispo de Florencia (20 de Noviembre de 1890). 300 días de Indulgencia una vez al día para quienes se consagren con la fórmula expuesta.

1 comentario:

  1. No olvidemos que ayer empezó la Novena en honor a San Judas Tadeo
    octubre 19, 2020

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.