viernes, 4 de septiembre de 2020

PATADAS DE AHOGADO: «NO PERMITIREMOS SEPARATISMO ISLÁMICO EN FRANCIA» (MACRON)

No de otra manera se puede calificar las palabras del presidente francés Emmanuel Jean-Michel Frédéric Macron Noguès en ocasión del sesquicentenario (150 años) de la proclamación de la III República por Léon Michel Gambetta Massabie en el Ayuntamiento de París tras la derrota y arresto del emperador Napoleón III en la batalla de Sedán.
  
  
Estando en el Panteón (donde le dio carta de naturalización a cinco personas procedentes de Argelia, Camerún, Líbano, Perú y el Reino Unido) dijo:
«No habrá nunca, en Francia, un puesto para quienes, en nombre de su Dios, con la ayuda de potencias extranjeras, en algunos casos, intentan imponer la ley de un grupo. No, la República, por su carácter indivisible, no admite ninguna aventura separatista. A este fin, será presentado un proyecto de ley contra el separatismo este otoño. 
[…]
 
La República es la libertad de conciencia, el laicismo, este régimen único que garantiza la libertad de creer o no creer pero que no es separable de una libertad de expresión que permite la libertad de blasfemar, de reír, de caricaturizar».
Aludiendo «por las ramas» a una tendencia creciente entre los musulmanes franceses (5-6 millones), de los cuales la mitad consideran que la ley islámica es superior a las leyes francesas, de acuerdo a un estudio sociológico de la Fundación «Jean Jaurès».
  
Las palabras de Macron (que lleva desde el 18 de Febrero hablando de la «amenaza separatista»), coinciden con el proyecto de ley presentado a la Asamblea Nacional por el recién nombrado Ministro del Interior Gérald Moussa Darmanin Ouakid (nombramiento que generó controversia porque Darmanin ha sido acusado de acumulación de cargos y de sueldo –Ministro del Interior y alcalde de Tourcoing–, y de abuso sexual) para combatir el separatismo religioso y controlar el apoyo extranjero a la predicación islámica, y también con el juicio en El Cairo contra los catorce presuntos autores de la masacre en el semanario satírico «Charlie Hebdo», en torno al cual el mismo Macron (que se autodefine católico) defendió el «derecho a la blasfemia»:
«En Francia existe la libertad de blasfemar desde principios de la III República (1870 - 1940), asociada a la libertad de conciencia. En tanto que presidente de la República, es mi deber proteger las libertades. No es mi trabajo calificar el comportamiento y decisiones de los periodistas. Solo debo reafirmar que en Francia es posible criticar a un gobierno, a un presidente, blasfemar… Esas libertades implican, al mismo tiempo, una decencia común, un respeto por las convicciones del otro. La libertad de expresión no debe confundirse con los discurso de odio»
y la Universidad al-ʾAzhar, la más influyente de las escuelas de teología islámica suní, calificó la nueva publicación de las caricaturas de Mahoma por parte del referido rotativo como un «acto criminal».
  
Sobra decir que Macron (además de dar un mal diagnóstico porque los musulmanes  no son «separatistas» sino «supremacistas» porque quieren su ley y sus creencias en todo lugar) en contradicción consigo mismo, porque él fue puesto por el mismo Plan Kalergi que ha hecho ingresar a Europa más de 25 millones de musulmanes (más de los 20 millones que  hace cinco años pidiera el expresidente de gobierno español Felipe González para 2050). Así pues, TARDE PIASTE, MONSIEUR MACRON.
  
JORGE RONDÓN SANTOS
4 de Septiembre de 2020 (Año Santo Josefino).
Fiesta de Santa Rosalía de Palermo, Virgen; de San Moisés Profeta, de San Marcelo de Chalons, Mártir de la Fe; de San Marino Diácono; de San Bonifacio I Papa y Confesor; y de la Beata Catalina de Racconigi TOSD, Virgen. Traslación de Santa Rosa de Viterbo TOSF, Virgen. Fundación de la Villa de Segura de la Frontera –Tepeaca–, y del Pueblo de Nuestra Señora la Reina de los Ángeles de California.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.