jueves, 10 de septiembre de 2020

ALERTAMOS A LA POBLACIÓN SOBRE LOS RIESGOS DE LA “NUEVA NORMALIDAD”

Fuente: Psicólogos por la Verdad Argentina. Tomado de LEGIÓN CATÓLICA.
   
  
Debido a los intereses geopolíticos que han llevado a instalar el discurso pandémico, vemos que acecha como peligroso un discurso que pretende apreciarse como amigable. La “Nueva Normalidad”.
  
En esta PUJA POR CAMPOS DISCURSIVOS DE PODER buscan legitimar prácticas y acciones para modificar los hábitos de la población.
   
En un primer punto, la construcción de la “nueva normalidad” se basa sobre el miedo a la muerte. Se basa en el miedo antropológicamente más antiguo del ser humano, para buscar imponernos que si no nos comportamos de determinada manera, aumentaremos nuestras probabilidades de MORIR.
   
Segundo, este discurso se edifica en torno a políticas de “patrullaje vecinal”, donde vecinos denuncian a vecinos; expandiendo políticas de control social y teniendo agentes de espionaje gratis. Ello divide y enfrenta a la población.

Tercero, la “nueva normalidad” se basa en la adquisición de hábitos vinculados al desapego social. De un día al otro nos borraron media cara. Quedate en tu casa. Distancia social. No hables fuerte y no te rías. No expreses tu malestar. No te manifiestes. Buscan imponernos las sonrisitas de la comunicación virtual, pero el ser humano necesita estar agrupado porque somos SERES SOCIALES.

Con todas estas medidas se busca fomentar: la obediencia sin responsabilidad ni conciencia individual, la despersonalización, cuerpo propio como sujeto de politicas de estado, el desapego, la apatía y la fobia social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.