lunes, 28 de septiembre de 2020

FRUTOS DEL ACUERDO SINO-VATICANO: «JESÚS LAPIDÓ A LA ADÚLTERA»

No, no está mal escrito: así sucedió en el pasaje evangélico de la mujer adúltera (o por lo menos, es lo que en la China comunista se enseña en las escuelas secundarias). Así lo denunció un católico a UCA NEWS, que el libro “Ley y ética profesional” editado por Zhongmei Pan, Gang Li y Baoyu Xu, y publicado por la gubernamental Imprenta de la Universidad de Ciencias Electrónicas y Tecnología de China (Chengdu, Sichuán), presenta el relato evangélico de Juan 8:1-11 de esta forma:
«Una vez, Jesús le dijo a una multitud furiosa que estaba tratando de apedrear a una mujer que había pecado: “El que esté libre de crimen [N. del T. En chino, pecado y crimen se escriben con el caracter 罪 (zuì)] entre vosotros, tírele la primera piedra”. Cuando sus palabras llegaron a sus oídos, ellos se detuvieron. Cuando todos se fueron,  Jesús la apedreó diciendo: “Yo también soy pecador. Pero si la ley sólo puede ser ejecutada por hombres sin mancha, la ley estaría muerta”».
Concluye el texto con la pregunta: «De acuerdo a esta historia, ¿qué piensas sobre la ley?», entendiéndose por “ley” la “ley china”, la “ley” impuesta por el Partido y por Xi Jinping, y que pretende allanar el camino al “socialismo con características chinas” (en chino: 中國 特色 社會 主義; Zhōngguó tèsè shèhuì zhǔyì).
  
Sección del libro “Ley y ética profesional”, con el relato bíblico adulterado.
   
Portada del libro
 
Un profesor de una escuela vocacional confirmó el hecho y la existencia del libro (que fue revisado por el Comité de Revisión de Textos para la Educación Moral en Educación Secundaria  Vocacional), particularizando que el contenido varía en cada provincia.
  
Varios católicos expresaron que esto es habitual como parte del proceso de adoctrinamiento y de las campañas de desprestigio contra la religión en la China comunista, y que cualquier protesta es en vano: «Este patrón se repite cada año, pero la Iglesia nunca ha contraatacado ni se le han pedido las disculpas que merece».
   
Esto se dio a conocer posteriormente del anuncio del Secretario de Estado del Vaticano Pietro Parolin de que se está negociando con Pekín la prórroga del acuerdo de 2018, acuerdo que según el cardenal Joseph Zen Ze-kiu (conocido crítico del mismo) es lesivo a la evangelización. Pero además (para desengaño de los católicos indignados de China), el Vaticano también hará la vista gorda, visto que ellos están inficionados del modernismo que niega la historicidad de los Evangelios. Baste al efecto recordar las palabras del incumbente Prepósito General de los Jesuitas Arturo Sosa Abascal al periodista Giuseppe Rusconi: «En la época de Jesús, nadie tenía una grabadora para registrar sus palabras».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.