jueves, 17 de septiembre de 2020

FRENADO (POR AHORA) EL “PUTSCH” EN LA ORDEN DE MALTA

Como es sabido, la Soberana Orden de Malta ha sido un campo de batalla entre la “facción inglesa” (aunque también conformada por estadounidenses, canadienses e italianos) y la “facción alemana”, donde esta última quiere convertir a la Orden en una oenegé más. Lo que no se sabe es que la lucha es entre conservar el carácter religioso y su laicización.
  
Hasta hacía poco, la facción alemana (cuyo rostro más visible es el Gran Canciller Albretch conde de Boeselager, involucrado en el escándalo de la distribución de preservativos por parte de la la ONG Malteser International en sus misiones humanitarias en África y Mianmar) contaba con la posibilidad de reformar a su antojo la Orden vía Capítulo extraordinario (aunque contraviniendo la Carta y el Código de la Orden, que ordenan que tal capítulo se haga luego de elegido el Gran Maestre o su Lugarteniente) tras la muerte del Gran Maestre Frey Giacomo Benedetto Dalla Torre del Tempio di Sanguinetto y para tal efecto, la semana pasada los presidentes de las asociaciones nacionales de los caballeros melitenses (de la Orden de Malta) tuvieron un Consejo en la abadía benedictina de Nuestra Señora de los Ángeles en la comuna suiza de Engelberg, donde fueron elegidos 15 delegados para el Capítulo general extraordinario a realizarse en Noviembre. Pero no contaban con que el Vaticano, en persona del cardenal Giovanni Ángelo Becciu (Comisario Apostólico de facto), por medio de una carta escrita el 11 de Julio al Lugarteniente general interino Frey Ruy Gonçalo do Valle Peixoto de Villas Boas, aboca conocimiento de dicha elección y de la decisión de posponer el capítulo, y pide «superar todo deseo de supremacía y revancha», añadiendo que las reformas «necesitan su tiempo».
  
La misiva, hasta hacía poco reservada, llegó a conocimiento de LA NUOVA BUSSOLA QUOTIDIANA, que la hizo pública. A continuación, su traducción:
Del Vaticano, 11 de Julio de 2020
  
𝓐𝓷𝓰𝓮𝓵𝓸 𝓒𝓪𝓻𝓭. 𝓑𝓮𝓬𝓬𝓲𝓾
  
Excelencia,
  
Querido Frey Ruy,
  
he sabido que, a fecha de hoy, Su Excelencia ha previsto convocar para el próximo 7 de noviembre el Consejo Completo de Estado, en cumplimiento de lo requerido por el art. 145 del Código. Me complazco por este importante acto deliberativo que no podrá no encontrar el consenso y el apoyo unánime de los miembros de la Orden.
   
Por otra parte, tomo en cuenta también la sabia decisión de posponer la indicción del Capítulo General Extraordinario a una fecha por definir. La posibilidad de aplazamiento, por otra parte, ya estaba prevista como posible eventualidad en la carta de convocación del mismo, vista la imprevisibilidad de la evolución del Covid-19 como también la imposibilidad de conocer en qué punto se encontrasen los trabajos de preparación de los textos de reforma de la Carta Constitucional y del Código Melitense. A tal respecto, puedo asegurarle que de parte mía y del grupo de consejeros jurídicos se está trabajando alacremente sobre los textos, pero, como S. E. bien puede comprender, me es difícil hacer hoy previsiones sobre tiempos tratándose de un trabajo complejo y apropiado.
   
En cuanto al cronograma, de hecho, se debe tener presente que en la fase de primera revisión de los textos por parte mía y de mis colaboradores y la comparación de los resúmenes con las dos Comisiones ad hoc instituidas por el Gran Maestre, seguirá, como por la praxis, una consulta sobre el plan de reforma con los Caballeros de Justicia y con los representantes de los Prioratos, Subprioratos y de las Asociaciones Nacionales. Solo entonces, terminado este trabajo preparatorio, se podrá poner mente a la celebración del Capítulo General Extraordinario, llamado a expresarse sobre los textos propuestos. Como ve, asistimos a un compromiso no indiferente que tendrá necesidad de sus tiempos.
   
Querido Frey Rui, estoy alegre de informarle que ayer, en la Audiencia a mí concedida por el Santo Padre, he podido presentarle las cuestiones inherentes a la Orden de Malta y su proceso de Reforma en capacidad que, como sabe, están particularmente en su corazón. Se ha alegrado por cuanto le he referido, particularmente por los pasos adelante que se han hecho, y al mismo tiempo me ha pedido que le transmita sus sentimientos de cercanía a la Orden, con la recomendación que siempre prevalezca el espíritu de concordia y de comunión en el único interés del bien supremo de la Orden.
   
Me hago defensor convencido de las palabras a mí consignadas por el Papa Francisco, e invito a todos a alargar la mirada, superando así todo sentimiento de supremacía o de revancha para poder sentir con ánimo pacificado el peso y la responsabilidad de la hora histórica que incumbe sobre la Orden. Una hora histórica que debe encontrarnos prontos y, diría, entusiastas de poder ofrecer nuestro aporte a fin que la imagen de la Orden de Malta sea recibida en su esencialidad de personas unidas por el compromiso evangélico de hacer conocer a Dios y manifestar el amor concreto hacia los menos afortunados, fieles al lema que por siglos ha iluminado a los juanistas: tuítio fídei et obséquium páuperum!
  
Con Vd., Excelencia, invoco a la Virgen de Filermo y el beato Gerardo para que nos asistan en esta ardua empresa, mientras Le dirigo los saludos más cordiales. 
   
(Fdo.) Angelo Card. Becciu
Delegado Especial ante la Orden de Malta
 ____________________ 
A Su Excelencia
Frey Ruy Gonçalo do Valle Peixoto de Villas Boas
Lugarteniente interino de la Soberana Militar Orden Hospitalaria de Malta
Vía dei Condotti, 66
00186 ROMA  
  
00120 Ciudad del Vaticano
   
La carta enfatiza la necesidad (según Becciu y Bergoglio –en un imprevisible giro–) de poner en término una reforma que resalte la naturaleza religiosa de la Orden y su centralidad en subordinación a la Iglesia Romana.

Centralidad representada en los Caballeros Profesos, que ha querido reafirmar Becciu en su homilía en la iglesia de San Pedro en Scala (Salerno) el 3 de Septiembre, fiesta del Beato Gerardo Sasso, fundador de la Orden de Malta:
«El Espíritu Santo ilumine vuestro camino, de vosotros aquí presentes y de cuantos dispersos en todo el mundo, en particular los hermanos Profesos, están unidos a nosotros, a fin que se pueda testificar entre vosotros la fraternidad evangélica y llevar al mundo, mediante vuestras iniciativas de bien y de solidaridad, el amor de Dios y la salvación de Cristo, deviniendo así en iconos de la misericordia del Padre celestial».
Irónicamente, los Profesos ni siquiera fueron invitados, esto para hacer comprender cómo el conflicto en la Orden de Malta sigue adelante, particularmente porque mientras Alemania cuenta con un sólo profeso (y por eso apuran la secularización, con el apoyo de los caballeros de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay), en Inglaterra, Italia, Estados Unidos y Canadá, los profesos aumentaron durante el gobierno de Frey Matthew Festing.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.