lunes, 18 de octubre de 2021

LA INMODESTIA EN EL ADORNO ES PECADO

«Aquellas mujeres que no tienen marido ni desean tener uno, o que se encuentran en un estado de vida incompatible con el matrimonio, no pueden sin pecado desear dar placer lujurioso a los hombres que las ven, porque esto es para incitarlos a pecar. Y si en verdad se adornan con esta intención de provocar a otros a la lujuria, pecan mortalmente; mientras que si lo hacen por frivolidad, o por vanidad para ostentación, no siempre es mortal, sino a veces venial. Y lo mismo se aplica a los hombres a este respecto» (SANTO TOMÁS DE AQUINO, Suma Teológica, Parte II-IIæ, cuestión 169, art. 2).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.