martes, 5 de mayo de 2020

MARTES GUADALUPANO

Devoción compuesta por Iván Arellano, y reimpresa en la imprenta de Rafael Núñez en la Ciudad de México, año 1839; y compilada en el devocionario inserto en el tratado Felicidad de México en la admirable Aparición de la Virgen Santísima bajo el título de Guadalupe, reimpreso en la imprenta de Manuel Murguía y Romero de esa misma ciudad en 1866.
   
MARTES GUADALUPANO, CONSAGRADO EN MEMORIA DE QUE EN TAL DÍA BAJÓ DEL CIELO MARÍA SANTÍSIMA DE GUADALUPE
    

     
Puesto de rodillas delante de una imagen de María Santísima de Guadalupe, y hecha la señal de la cruz, se rezará el siguiente:
 
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
ACTO DE CONTRICIÓN
Amabilísimo Jesús, mi Padre, mi Dios y Salvador, a quien tanto debo y a quien tan mal he pagado: ya vengo a Vos, lleno de confusión y de vergüenza, y oprimido con el grave peso de mis culpas, me postro ante vuestras sagradas plantas, detestando para siempre mis antiguos errores y extravíos, doliéndome de todo corazón de haberlos cometido, prometiéndoos con vuestra gracia no volver a ofenderos, e implorando vuestra misericordia por intercesión de vuestra purísima Madre y Madre mía, María Santísima de Guadalupe. Dignaos, Soberano Señor, oír mis súplicas, perdonar mis pecados y concédeme la gracia perseverante, que, disponiéndome a merecer la final, me abra las puertas del paraíso, donde os alabe y bendiga por los siglos de los siglos. Amén.

ORACIÓN
Dulcísima Madre y Señora mía de Guadalupe, que te dignaste santificar este día martes, viniendo de los cielos a honrar nuestra feliz América con tu divina presencia, y a ofrecernos tu poderosísima protección, yo te suplico humildemente, vuelvas a mi corazón tus divinos ojos, y hagas que, teniendo presente tu maravilloso favor, procure imitar fielmente tus virtudes, para hacerme así digno de la gracia de tu piadosísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Se rezan tres Aves Marías, saludando a nuestra Sagrada Reina con los títulos que más la glorifican, y son: Hija de Dios Padre, y Madre de Dios Hijo, y Esposa de Dios Espíritu Santo, y después se rezará una Salve, y se concluirá con la siguiente

ORACIÓN
Soberana Emperatriz del Cielo y tierra, María Santísima de Guadalupe: Postrado a tus sagradas plantas, humildemente te ofrezco esta pequeña devoción, suplicándote Señora, que te dignes suplir con tu misericordia lo que me falta de fervor, y pues en tal día como hoy bajaste de los cielos a ofrecernos tu protección, yo, lleno de gratitud, te consagro el presente y todos os de mi vida, ofreciéndome por tu esclavo, con mi casa, familia y cuanto de mi depende.
 
Dígnate amorosísima Madre y Señora mía, admitir benignamente mi sincera oblación, recibiéndome bajo tu poderoso amparo. Encárgate, piadosísima Madre, de mi custodia: favoréceme bajo tu tutela, y así como tu hermosísima presencia hizo producir fragantes rosas en el espinoso cerro del Tepeyac, así también con tu eficaz intercesión, alcánzame de tu Divino Hijo, la cándida estola de la gracia, para que, purificada mi alma de las mortales culpas que la afean, florezca en todas las virtudes, y me haga digno de gozarte y alabarte en la gloria, por la eternidad. Amén.

ORACIÓN
Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María!, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorando vuestro auxilio, haya sido desamparado. Animado por esta confianza, a Vos acudo, Madre, Virgen de las vírgenes, y gimiendo bajo el peso de mis pecados me atrevo a comparecer ante Vos. Madre de Dios, no desechéis mis súplicas, antes bien, escuchadlas y acogedlas benignamente. Amén.
 
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.