jueves, 6 de agosto de 2020

LAS TRES VISITAS, O MÉTODO PARA HACER UN ACTO DE CONTRICIÓN PERFECTA

«¿Deseáis conocer un camino fácil para excitaros el verdadero dolor de vuestros pecados? Haced estas tres cortas visitas: la primera arriba, la segunda abajo, y la tercera en medio.
   
Vuestra visita arriba os mostrará el Paraíso, al cual habéis renunciado por algún placer vacío, por algún pensamiento, palabra o acto pecaminoso. El disgusto que surgirá en vuestro corazón al pensamiento de esta pérdida será la buena atrición, o contrición imperfecta, y en la Confesión bastará para lavar vuestros pecados.
   
Vuestra visita abajo os mostrará ese horrible lugar al cual iríais ahora si Dios hubiera ejercido Su justicia, ese lugar donde para siempre sufriríais el tormento del fuego, lejos de vuestro verdadero hogar que es el Cielo. El dolor que surge de esta consideración también es excelente, y suficiente en la Confesión.
  
Vuestra tercera visita os mostrará a Cristo crucificado y muriendo por vosotros en el Calvario en medio de dolores e insultos de toda clase. El conocimiento que el Crucificado es la Infinita Bondad misma, vuestro mayor Bienhechor, al cual en vez de amar lo habéis insultado y crucificado, despertará en vuestro corazón sentimientos de amor y de dolor que apartarán vuestros pecados incluso antes que entréis al confesionario».
  
SAN CARLOS BORROMEO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.