martes, 25 de agosto de 2020

NOVENA EN HONOR A LA DIVINA PASTORA DE LAS ALMAS

Novena publicada en Barcelona por Antonio Brusi y Ferrer hacia 1820, con aprobación eclesiástica.
   
NOVENA EN HONOR DE LA DIVINA PASTORA DE LAS ALMAS MARÍA SANTÍSIMA
  
  
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.

ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, Criador y Redentor mío, yo, la oveja más perdida y pecadora de vuestro Rebaño, penetrada de un vivo sentimiento y dolor de mis pecados, vengo arrepentida a Vos, muy lloroso, implorando vuestra misericordia y perdón. Conozco, Dios mío, que por mis culpas merecía mil Infiernos: confieso mi atrevimiento y villanía con que os he despreciado y pecado contra Vos, y me pesa entrañablemente de haberos ofendido, y quisiera haber muerto antes de pecar, pero confío de vuestra clemencia que me perdonaréis, pues propongo la enmienda de mi vida asistido de vuestra divina Gracia. Y Vos, Pastora y Marde mía, a quien desde ahora elijo por Patrona y Abogada, os suplico que presentéis a vuestro Hijo Santísimo que tenéis en vuestros brazos mi dolor, mi humildad y rendimiento, para que a vuestra sombra logre el perdón de mis culpas. Admitidme desde ahora entre las Ovejas de vuestro Rebaño: y alcanzadme gracia para serviros fielmente desde esta hora hasta la muerte. Amén.
      
DÍA PRIMERO – 25 DE AGOSTO
MEDITACIÓN: MARÍA SANTÍSIMA, PASTORA DEL DIVINO VERBO ENCARNADO, CRISTO NUESTRO SEÑOR.
   
ORACIÓN
Oh Virgen la más humilde, Pastora de un Dios hecho hombre; nos alegramos y engrandecemos al Señor, que como a manso y humilde Cordero quiso alimentarse de la leche de vuestros pechos virginales, caminando muy gustoso por los prados de este mundo bajo vuestra sombra para enseñarnos y mostrarnos la humildad más profunda con obras y palabras: Haced, Señora, que aprendamos de este Vuestro Hijo a ser mansos y humildes como vos, e inclinad hacia nosotros los ojos de su Misericordia a fin de que se convierta manso Cordero siempre y cuando nuestras culpas lo obliguen a mostrarse León airado contra nosotros. Haced también que me transforme en oveja la más humilide y rendida de vuestro Santo Rebaño, y que con esta humildad logre el perdón de mis pecados, y la gracia que os pido en esta Novena a mayor gloria de Dios, y provecho de mi alma. Amén.

Ahora se rezarán tres Ave Marías con Gloria Patri, en acción de gracias por los grandes privilegios y prerrogativas que la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, comunicó a María Santísima como Pastora de las almas para favorecer a sus devotos. Supliquemos además la virtud de la humildad, para ser dignas ovejas suyas:
  • Pastora Inmaculada, os venero como Hija del Eterno Padre, y le doy gracias por el gran Poder que os ha dado. Ave María y Gloria Patri.
  • Pastora Inmaculada, os venero como Madre del Hijo de Dios, y le doy gracias por la gran Sabiduría con que os ha ilustrado. Ave María y Gloria Patri.
  • Pastora Inmaculada, os venero como Esposa del Espíritu Santo, y le doy gracias por el gran Amor con que os ha inflamado. Ave María y Gloria Patri.
ORACIÓN
Omnipotente y eterno Dios, que enamorado de las almas las conducís a todas de vuestro Rebaño, a impulsos de la gracia, dándolas a Jesucristo por su Pastor, que vestido de nuestra naturaleza se sacrifica por nosotros en una Cruz; y eligiendo a María Santísima por su amable Pastora, para que con amor de Madre cuidase de todas ellas, encaminándolas al Cielo con su Poderoso Cayado: Concedednos vuestra gracia, y haced que por medio de esta Señora vuelvan a vuestro piadoso Rebaño todas las ovejas perdidas y desgraciadas, y que yo, oveja arrepentida, no me aparte ya más de aquel estado de la gracia, del cual me había apartado por mis culpas. Dadme, Señor, los auxilios que necesito para conseguir lo que os pido: y para este fin, os ofrezco los infinitos méritos de mi Pastor Jesús, y de mi Pastora María Santísima Madre mía. Abrid, Señor, las puertas de vuestra piedad a mis súplicas, y haced que logre por medio de María Santísima, Pastora de las Almas, el alabaros después de esta vida en la Gloria celestial. Amén.
   
Se tendrá ahora un rato de oración donde cada uno podrá pedir lo que estime conveniente, y se concluirá todos los días con la siguiente
 
GOZOS A LA DIVINA PASTORA DE LAS ALMAS MARÍA SANTÍSIMA
  
A vuestros pies detenida
Esta Oveja os implora:
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.
   
De lejanas tierras nos vino
Esta prenda soberana,
Hija de Joaquín y Ana,
Madre del Amor Divino:
Es en todo muy lucida
Esta celestial Aurora:
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.

Cuando Jesucristo expiró,
Para que desamparado
No quedase su Rebaño,
Por Pastora os señaló;
En el Calvario dejara
Zagala tan bien querida
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.
 
Cayado os dio David,
Sombrero de Dios la sombra,
Gedeón también os honra
De su vellón con el vestido:
Por Pastora gran provecho
Encuentra aquel que os encuentra:
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.


En el verde delicioso Prado
De Jericó, Virgen hermosa,
En la cual brota la Rosa,
Alimentáis el rebaño
Con pasto tan delicado
Vuestra Oveja es mantenida.
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.

De vuestro santo nombre marcadas
Las Ovejitas hermosas
Detrás de Vos van gustosas
Siguiendo vuestras pisadas:
¡Así de Vos animadas
Ninguna queda vencida!
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.

Cuando no sigue vuestros pasos
La Oveja, o queda detrás,
Para que apresure el paso
La tomáis en vuestros brazos:
No conoce así atrasos,
Ni le falta vuestra ayuda.
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.


Si la roña reparáis
De los vicios, en las Ovejas
Para que no se pierdan ellas
Pronto remedio las dais:
La caridad aplicad
Curando la llaga recibida.
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.


Cuando alguna Oveja va
Fuera de camino; con amor,
Vos, cual amoroso Pastor,
Alargáis vuestra mano;
La más perdida encuentra
En vuestros brazos cabida.
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.

En un bosque estais sentada
Centinela vigilante,
A toda hora estáis guardando
Vuestra devota grey:
Con esta Oveja humanada,
Que es nuestro amparo y ayuda.
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.
 
Sus ovejitas le forman
Una corona de rosas,
Y con voces armoniosas
AVE MARÍA le entonan:
¡Oh, qué moda tan florida
En que el alma se mejora!
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.

Si por ventura la bestia fiera
Vuestro rebaño embistiese,
Luego al punto retrocede
Por temor del golpe que espera
De Vos, que sois verdadera
Pastora bien prevenida.
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.

  
San Miguel su espada alzando
Contra el lobo carnicero,
Defensa al pobre cordero
Que se va de Vos apartando;
AVE MARÍA balando
La Oveja es socorrida.
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.
   
Libradnos del basilisco
Con vuestro báculo santo,
Cubridnos con vuestro manto
En este divino aprisco,
Porque el alma arrepentida
Diga sois su valedora;
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.
    
Sois la Judit más valiente,
La Raquel más amorosa,
Sagrada Ester más hermosa
Valedora de su gente:
Del pecador luz y vida,
Y su amante bienhechora:
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.
          
En la tierra y en los mares
Es en todo prodigiosa,
Y se ostenta milagrosa
Con portentos singulares:
Pues lo muestra sin medida
Como gran consoladora:
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.
   
En un bajel ya perdido
En su trinquete se vio,
Y a su presencia surgió
De las aguas sumergido:
Y la gente enternecida
Dio gracias a su Pastora:
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.
   
Con sus cintas y sus flores
Cura toda pestilencia,
Si el enfermo en su dolencia
Las aplica a sus dolores:
Sednos, pues, en la partida
Y en el tránsito Consoladora:
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.
    
Como Pastora del Cielo
En las sagradas Misiones,
Almas convierte a millones
Con soberano desvelo:
Es de la culpa homicida,
De la muerte triunfadora:
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.
   
Al alma descaminada
Por el mundo va buscando,
Y de tierra en tierra andando
Como fina enamorada;
Seas, alma, agradecida,
Tus pecados gime y llora:
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.
 
Cuando todos nos viéremos unidos
De Josafat en el valle,
Haced no me vea en el trabajo
De estar entre los cabritos:
Sea yo de los elegidos,
Dadme en Vos cabida.
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.

 
En Valencia y Aragón,
En Cataluña y Castilla,
Hasta en las Indias y Sevilla
Se extiende vuestra devoción:
Vuestros devotos con razón
Os hacen de todo conocida.
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.

  
Guardadme del lobo voraz
Cuando sea de él combatida
Misericordia, Señora,
Que soy la oveja perdida.
      
℣. Hacedme digno de alabaros, oh Virgen Santa.
℟. Dadme virtud contra vuestros enemigos.
 
ORACIÓN
Oh Señor Jesucristo, Pastor bueno, que entregasteis la vida por vuestras ovejas, y, elevado en la cruz, nos disteis a la Virgen por Madre; concedednos, por su intercesión poderosa, seguiros ahora como Pastor nuestro en la tierra, y llegar después a la Pascua eterna en el cielo. Vos que vivís y reináis por los siglos de los siglos. Amén.
   
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.

DÍA SEGUNDO – 26 DE AGOSTO
Por la señal…
Acto de contrición.
   
MEDITACIÓN: MARÍA SANTÍSIMA, PASTORA DE LOS ÁNGELES.

ORACIÓN
Oh Soberana Señora, dulzura de los Ángeles, que siendo la porción más ilustre del Rebaño de Jesús, os conocen, veneran y sirven como la Angelical Pastora en la Montaña de la Gloria: Concededme aquel favor y obediencia de que necesito para agradar a Cristo Pastor de mi alma y a vos amada Pastora mía. Y ya que fuisteis el medio para reparar la ruina de las Ovejas Angélicas, sed también el medio eficaz con que queden reparadas las que han causado en mi alma la pereza y desobediencia. Encended en mi corazón el fuego de vuestro Amor, de manera que en toda mi vida me muestre rendida y obediente a Vuestras Voces, para encontraros en la hora de mi muerte amable Pastora, benigna Abogada y clementísima Marde. Alcanzadme también la gracia que os pido en esta Novena, a mayor Gloria de Dios y provecho de mi alma. Amén.

Rezar tres Ave Marías pidiendo a la Divina Pastora María Santísima nos alcance el Fervor y Obediencia para ser dignas Ovejas suyas. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
  
DÍA TERCERO – 27 DE AGOSTO
Por la señal…
Acto de contrición.
   
MEDITACIÓN: MARÍA SANTÍSIMA, PASTORA DE LOS BIENAVENTURADOS.
   
ORACIÓN
Oh Marde de amor y de hermosura, Pastora de todos los Bienaventurados, que como Ovejas justas, gozan en el Cielo vuestra soberana presencia, porque cuantos vivieron en el mundo siguieron vuestros pasos con la Virtud de la Caridad; haced que yo aborrezca el odio y la envidia, sea per medio de la Caridad digna Oveja de vuestro Rebaño mientras viva en este mundo, para que pueda después ofreceros aquellos obsequios y alabanzas que os ofrecen los Bienaventurados en el Cielo como a su amable Pastora. ¡Oh dulce y amada Madre!, alcanzadme con vuestra poderosa intercesión esta gracia, y la que os pido en esta Novena, a mayor gloria de Jesús, y provecho de mi alma. Amén.

Rezar tres Ave Marías pidiendo a la Divina Pastora María Santísima nos alcance la virtud de la Caridad, para ser dignas Ovejas suyas. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.

DÍA CUARTO – 28 DE AGOSTO
Por la señal…
Acto de contrición.
   
MEDITACIÓN: MARÍA SANTÍSIMA, PASTORA DE LOS JUSTOS QUE AÚN VIVEN EN EL MUNDO.
   
ORACIÓN
Oh Purísima Señora, que con vuestra piedad lograsteis ser Pastora querida de los Justos que viven en esta vida, a quien amáis no solamente como hijos, sino también como Ovejas: Haced, Señora, que así como los conserváis en la gracia de vuestro Hijo, logre yo también esta dicha, e infundid en mi alma una paz y concordia con todo el mundo, para que no caiga jamás en el precipicio fatal de la culpa, antes bien, siga las pisadas que me habéis dejado. Acordaos, Pastora mía, que si allá en el Calvario os acreditasteis Madre de los Justos, no lo seréis menos de los Pecadores; y así os suplico que no me abandonéis, mientras os alabo, por el oficio que tenéis de ser Pastora de los Justos. Concededme la gracia de ser Oveja pacífica de vuestro Rebaño, y la que os pido en esta Novena, a mayor gloria de Dios y provecho de mi alma. Amén

Rezar tres Ave Marías pidiendo a la Divina Pastora María Santísima nos alcance la virtud de la Paz y Concordia para ser dignas Ovejas suyas. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.

DÍA QUINTO – 29 DE AGOSTO
Por la señal…
Acto de contrición.
   
MEDITACIÓN: MARÍA SANTÍSIMA, PASTORA DE LOS PECADORES.
     
ORACIÓN
Oh Divina Señora, que para ganar a los Pecadores os mostráis vestida tan humildemente: ocultando las insignias de Reina con las de Pastora; compadeciéndoos de todos los que miráis sepultados en las sombras de la muerte; destruid con vuestro poderoso Cayado las cadenas de mis culpas y pecados; Destrozad con el martillo de vuestro Patrocinio al lobo infernal que me persigue; y encaminadme de manera que jamás me aparte de Vos ni de vuestro Hijo. Sobre todo, os pido que me concedais la Virtud de la Penitencia, con la cual llore mis culpas, que desde ahora detesto y abomino de todo corazón, como también que me amparéis en vida y no me dejéis en la muerte. Esta es la gracia que suplico, junto con la que deseo alcanzar en esta Novena, a mayor gloria de Dios y provecho de mi alma. Amén.

Rezar tres Ave Marías pidiendo a la Divina Pastora María Santísima nos alcance la virtud de la Penitencia, para que merezcamos ser contados entre las Ovejas dignas de su Rebaño, a quien ella tan cordialmente ama. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.

DÍA SEXTO – 30 DE AGOSTO
Por la señal…
Acto de contrición.
   
MEDITACIÓN: MARÍA SANTÍSIMA, PASTORA COMPASIVA DE LAS ALMAS DEL PURGATORIO.
   
ORACIÓN
¡Oh amparo de los afligidos y desconsolados! ¡Oh Pastora, cuidadosa de las Almas del Purgatorio, a quienes mitigáis continuamente con el apacible rocío de vuestra protección las llamas y ardores que padecen! Os ruego en este día que por aquel amor y cuidado que tenéis como Pastora, me libréis de aquellas llamas cuando el Juez eterno me condene a pagar todas mis culpas en aquella penosa prisión. Os suplico también que libréis del Purgatorio a aquellas pobres Almas, Ovejas estimadas de vuestro Rebaño, y que las encaminéis a las frescuras de la Montaña de la Gloria. Concededme la Virtud de la paciencia, para sufrir con contento todas las amarguras, para que así sea merecedor de vuestra gracia, y de la que Os pido en esta Novena, a mayor gloria de Dios y provecho de mi alma. Amén.

Rezar tres Ave Marías pidiendo a la Divina Pastora María Santísima nos alcance la virtud de la Paciencia para ser dignas Ovejas suyas. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.

DÍA SÉPTIMO – 31 DE AGOSTO
Por la señal…
Acto de contrición.
   
MEDITACIÓN: MARÍA SANTÍSIMA, PASTORA CLEMENTE DE LOS INFIELES, GENTILES Y PAGANOS.
   
ORACIÓN
¡Oh Benigna Pastora de las Almas, y qué grande es vuestra clemencia! Vos, no contenta de amar a las Ovejas que gustaron de la Sal de Sabiduría en el Santo Bautismo, queréis por Ovejas vuestras a los Infieles, a los Gentiles y Paganos, para traerlos de sus errores; practicando así lo que Jesús vuestro Hijo, que amó siempre a sus contrarios, hasta morir por ellos en una Cruz, como manso Cordero. Os suplico que me concedáis que yo tenga siempre presente la renuncia que hice en el Bautismo de todas las pompas y vanidades de este mundo, para poderme alistar en vuestro Rebaño y de vuestro Hijo; a fin de que me revista de las propiedades de Oveja, y camine a la perfección de la vida cristiana que profeso. Esta es la gracia que espero de vuestra piedad, junto con la que deseo alcanzar en esta Novena, a major gloria de Dios y provecho de mi alma. Amén.

Rezar tres Ave Marías pidiendo a la Divina Pastora María Santísima el verdadero fervor para caminar a la perfección Cristiana y poder ser ser dignas Ovejas suyas. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.

DÍA OCTAVO – 1 DE SEPTIEMBRE
Por la señal…
Acto de contrición.
   
MEDITACIÓN: MARÍA SANTÍSIMA, ELEGIDA PASTORA DE LAS OVEJAS HUMANAS AL PIE DE LA CRUZ DE JESÚS EN EL CALVARIO.
  
ORACIÓN
¡Oh Afligida Princesa! ¡Oh Pastora universal de los Cristianos!, a quien eligió el Señor, antes de expirar en la Cruz, cuando armada con la virtud de la Constancia y Valor, sufristeis los mayores dolores para hacerme Oveja vuestra: dadme gracia para seguiros con la Virtud de la constancia; y que siga firme como una columna en todos los desconsuelos, como lo estuvisteis Vos en la muerte de vuestro Hijo. Y ya que socorréis con tanto amor a todas vuestras Ovejas en sus penas y trabajos, miradme entre ellas como la más necesitada. Y si acaso por mis culpas me apartase de vuestro Santo Rebaño, no me dejéis, Madre mía, antes bien castigadme hasta que vuelva a Vos, y a más de esto concededme una constancia perfecta en llorar mis culpas; y juntamente la gracia que os pido en esta Novena, a mayor gloria de Dios y provecho de mi alma. Améu.

Rezar tres Ave Marías pidiendo a la Divina Pastora María Santísima nos alcance la Virtud de la constancia para ser dignas Ovejas suyas. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.

DÍA NOVENO – 2 DE SEPTIEMBRE
Por la señal…
Acto de contrición.
   
MEDITACIÓN: CON CUÁNTO GUSTO ACEPTÓ MARÍA SANTÍSIMA EL OFICIO DE PASTORA, PARA SER LA MÁS HUMILDE, Y PARA MÁS FAVORECERNOS.
   
ORACIÓN
¡Oh Amabilísima Reina y Divina Señora, Pastora cariñosa de todos los hombres y de toda la Iglesia Santa! Yo la más indigna Oveja de vuestro Rebaño, os doy gracias por haber aceptado gustosa esta Dignidad tan humilde. Haced pues, Señora, quo yo viva como Oveja, meditando bien y con espacio las verdades eternas en la la Santa Oración, de tal manera que esta me sirva siempre de alimento en esta vida. Y si las Ovejas se arrodillan cada día al posarse a descansar, haced también que a imitación suya, postrado todos los días a vuestros pies, me anime a tener Oración de vuestras glorias. Acordaos, Madre mía, de aquel gusto con que aceptasteis el Oficio de Pastora; gozadlo pues eternamente, y sea para más favorecerme, pues desde este día elegí ser siempre Oveja vuestra. Dadme también, por aquel amor que mostráis como Pastora de las Almas, vuestra Santa Bendición, y alcanzádme de vuestro Hijo una buena muerte, y la gracia que os pido en esta Novena, a mayor gloria de Dios y provecho de mi alma. Amén.
   
Rezar tres Ave Marías pidiendo a la Divina Pastora María Santísima nos alcance la virtud de la Oración para ser dignas Ovejas suyas. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.