sábado, 15 de agosto de 2020

NOVENA EN HONOR A SAN BARTOLOMÉ APÓSTOL

Traducción de la Novena publicada en el libro “Notizie istoriche sull’arrivo, e traslazioni del sacro corpo di s. Bartolomeo appostolo in Benevento principale protettore di essa città” por don Emanuele Annecchino, canónigo del Insigne Colegio de San Bartolomé en Benevento, e impresa en el seminario de esa ciudad en 1792, con aprobación eclesiástica.
  
MODO DE HACER LA NOVENA
  1. Escuchar cada día de la Novena devotamente la Santa Misa.
  2. Comulgar el primer día de la Novena, y en el día de su festividad.
  3. Hacer alguna limosna en honor del Santo.
  4. Procurar con eficacia en todos los nueve días la enmienda de aquel vicio que más predomina en el corazón, y atender con modo particular la adquisición de la Santa Pureza.
   
NOVENA EN HONOR A SAN BARTOLOMÉ APÓSTOL

    
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
℣. Oh Dios, venid en mi auxilio.
℞. Señor, apresuraos a socorrerme.
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℞. Como era en el principio, y ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
 
DÍA PRIMERO - 15 DE AGOSTO
Glorioso Apóstol y Principal Protector nuestro San Bartolomé, vos que por vuestras ilibadas costumbres, apenas visto por el Divino Salvador, fuisteis llamado al Apostolado con esta maravillosa invitación: «He aquí un verdadero Israelita, en quien no hay engaño», y lo seguisteis devotamente y con todo el corazón. ¡Cuánto he sido, y soy disímil a Vos! ¡Cuán grande y continua ha sido mi desobediencia a las Divinas llamadas! Obtenedme del Señor, ¡oh Santo Apóstol!, que yo conozca aquella mi ingrata desobediencia; que vea y tema el peligro de la muerte eterna, a la cual me expongo; que la llore y la deteste todos los días de mi vida; y que desde aquel punto sea siempre hallado del Señor fiel y exacto al corresponder a sus voces; diligente y fervoroso en imitar vuestros ejemplos.
   
Rezar un Pater noster, Ave María y Gloria.
  
GOZOS EN HONOR A SAN BARTOLOMÉ
   
Pues Apóstol escogido,
Fuisteis de Cristo al desvelo;
Dadnos favor y consuelo,
Bartolomé esclarecido
.
     
De Ciro y sangre real
Os han hecho descendiente,
Mas de pescador prudente,
Galilea os dio el caudal:
Y pues habéis merecido
Ser ciudadano del Cielo:
Dadnos favor y consuelo,
Bartolomé esclarecido
.
    
En alta contemplación
Siempre el Cielo os advertía,
Que cien veces noche y día
Frecuentábais la oración:
Y pues el divino oído
Penetrábais desde el suelo:
Dadnos favor y consuelo,
Bartolomé esclarecido
.
    
De Astarot, que muchos daños
En los enfermos causaba
Fingiendo que los curaba
Deshicisteis los engaños:
Y pues quedó enmudecido,
De vuestra eficacia al celo:
Dadnos favor y consuelo,
Bartolomé esclarecido
.
    
Insigne os llamó Profeta
Berit, ídolo feroz;
Y a vuestra celestial voz
Le dio el nombre de trompeta;
Y pues en vos perseguido,
No halló el demonio repelo:
Dadnos favor y consuelo,
Bartolomé esclarecido
.
    
De Polimio, rey famoso,
A una hija endemoniada,
Y de Astarot desahuciada,
Disteis salud y reposo:
Y pues de ella fue excluido
Satanás con vuestro anhelo:
Dadnos favor y consuelo,
Bartolomé esclarecido
.
    
Sogas atándole esctrechas
El ídolo derribaron,
Y en su templo se mostraron
Cruces por Ángeles hechas:
Y pues el rey convertido
Rasgó de su engaño el velo:
Dadnos favor y consuelo,
Bartolomé esclarecido
.
    
Astiages enojado
De maravillas tan raras,
Heriros mandó con varas
Y que fuéseis desollado:
Y pues fuisteis así herido
De amor de Dios Mongibelo:
Dadnos favor y consuelo,
Bartolomé esclarecido
.
    
Cruelmente os desollaron;
Pero en martirio tan fuerte,
No os pudo vencer la muerte,
Por lo cual os degollaron:
Y pues dolor tan sentido,
No hizo en vos el menor duelo:
Dadnos favor y consuelo,
Bartolomé esclarecido
.
    
Milagros pudiera hartos
Cantar en vuestra alabanza,
Pues dais muy cierta esperanza
En los riesgos de los partos:
A quien os llama afligido
Librad de aqueste recelo:
Dadnos favor y consuelo,
Bartolomé esclarecido
.
    
Protector sois singular
Contra fieras tempestades,
Anunciáis serenidades
Al que os llegare a invocar:
Pues se remonta rendido
Hoy tan alto nuestro vuelo:
Dadnos favor y consuelo,
Bartolomé esclarecido
.
    
Al que os reclama afligido
En su mal y desconsuelo,
Dadle favor y consuelo,
Bartolomé esclarecido.
   
℣. Rogad por nosotros, bienaventurado San Bartolomé.
℞. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.
  
ORACIÓN
Oh Señor Jesucristo, que quisisteis visitar por medio de vuestro bienaventurado Discípulo Apóstol San Bartolomé a la India, y coronasteis con innumerables milagros y martirio, y le disteis potestad para poner en fuga a los demonios y fantasmas: os suplicamos nos concedáis que por sus méritos y oraciones seamos librados de las insidias de los demonios y de todos nuestros enemigos, visibles e invisibles. por vuestra diestra poderosa; e invocado su nombre consigamos la salud de alma y cuerpo.
 
Gobernad, Señor, os suplicamos, por los méritos y la intercesión de vuestro Apóstol San Bartolomé, esta ciudad, y acumulad siempre vuestros beneficios, y defendedla con vuestra gracia, para que libres de toda perturbación, os sirvamos con tranquila y sincera servitud. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
   
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
DÍA SEGUNDO - 16 DE AGOSTO
Por la señal…
℣. Oh Dios, venid en mi auxilio.
℞. Señor, apresuraos a socorrerme.
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℞. Como era en el principio, y ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
  
Vos, ¡oh glorioso Apóstol y Principal Protector nuestro San Bartolomé!, que admitido entre los Apóstoles del Redentor, fuisteis fiel al seguirlo y acompañarlo en todo lugar, que fuisteis el testigo más asiduo de sus milagros, y en especialidad entre los otros Apóstoles, en aquellos tres días de la Pasión y muerte del Divino Maestro, fuistes preso de un tan vivo dolor de verlo tan maltratado, que, retirado de Jerusalén pasasteis los tres días de la Pasión derramado continuas lágrimas vuestros ojos: ¡oh, qué grande es esta mi infidelidad! ¡Oh, cuántas veces he faltado a aquellas solemnes promesas que juré a Dios en el Santo Bautismo, que ratifiqué tantas veces al recibir los otros Sacramentos! Vos, ¡oh Santo Apóstol!, obtenedme de Dios este espíritu de fidelidad, tanto que no piense en otra cosa sino en seguir al Salvador en sus instrucciones, acompañarlo en sus penas, llorar su Pasión y muerte ocasionada por mis pecados, y comience desde este punto a hacer frutos dignos de penitencia.
 
Rezar un Pater noster, Ave María y Gloria. Los Gozos y la Oración se rezarán todos los días.
   
DÍA TERCERO - 17 DE AGOSTO
Por la señal…
℣. Oh Dios, venid en mi auxilio.
℞. Señor, apresuraos a socorrerme.
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℞. Como era en el principio, y ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
  
La voz del Señor en vuestra lengua, ¡oh gloriosísimo Apóstol San Bartolomé!, fue siempre voz de virtud soberana y divina. En vuestra predicación, en vuestro celo fue tal, y tanto el número de las conversiones, que causó estupor en los mismos Paganos, y admirábanse en todas las provincias de la pureza, la templanza, y todas las mayores virtudes que resplandecían en los nuevos fieles. En vuestra intercesión alce ahora el Sumo Dios sobre nosotros su brazo omnipotente, como lo levantó ya en vuestra predicación. Dé el Señor a sus ministros aquella voz de virtud que os dio a vos, se conserve en toda la Iglesia la Religión inmaculada que con tantos sudores fundasteis con vuestras obras; y haced que, con celo fervoroso operemos siempre nuestra eterna salvación y la edificación de nuestros prójimos; y que así seamos santificados por vuestro celo, como lo fueron los nuevos fieles.
   
Rezar un Pater noster, Ave María y Gloria. Los Gozos y la Oración se rezarán todos los días.
   
DÍA CUARTO - 18 DE AGOSTO
Por la señal…
℣. Oh Dios, venid en mi auxilio.
℞. Señor, apresuraos a socorrerme.
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℞. Como era en el principio, y ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
  
El ser probado por Dios con muchas tribulaciones ha de ser para un seguidor de Jesucristo argumento de alegría y de contento. Así enseñábais a los primeros Cristianos, ¡oh glorioso Apóstol San Bartolomé!, y más con los ejemplos que con las palabras nos enseñáis esta verdad. En las prisiones, en las cadenas, en las persecuciones de los bárbaros y de Astiages, extrañamente irritado por la conversión del Rey Polimio su hermano, vos hallásteis las más delectables consolaciones: vuestro espíritu se beatificaba en las dulzuras del Sumo Bien. Confrontando esto, ¡cuánto debería confundirme y compungirme! Aquellas ordinarias incomodidades, que son inseparables de este lugar de exilio, bastan para llenar mi espíritu de amargura, y transportarme a mil impaciencias. Por vuestra intercesión me conceda el Señor gracia para que en lo venidero comience a practicar vuestras enseñanzas, e imitar vuestros ejemplos; y si no sé alegrarme de ser tribulado, sepa al menos, que vienen de Dios mis tribulaciones, y sepa llevarlas con humildad y resignación.
  
Rezar un Pater noster, Ave María y Gloria. Los Gozos y la Oración se rezarán todos los días.
  
DÍA QUINTO - 19 DE AGOSTO
Por la señal…
℣. Oh Dios, venid en mi auxilio.
℞. Señor, apresuraos a socorrerme.
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℞. Como era en el principio, y ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
  
Para obedecer a su Divino Padre vino Jesucristo a esta tierra, hizo siempre en todas las cosas la voluntad de quien lo había enviado, y a lo último padeció y murió en la Cruz, dejando a todos los Cristianos un ejemplo perfecto de obediencia. Vos, ¡oh glorioso Apóstol San Bartolomé!, fuisteis entre los primeros fundadores de esta celestial doctrina, y en demostrar la práctica en vos mismo. Nunca tuvieron las operaciones de vuestra vida Apostólica otra regla, otro motivo, que la voluntad divina: y vuestra muerte no fue otra cosa que un holocausto de vuestra amorosa obediencia. Por vuestro Patrocinio obre en nosotros el Señor una constante ejecución de su voluntad hasta la muerte; donde juntamente con vos sigamos a Jesucristo, e imitemos su ejemplo, y con vos seamos admitidos en el Cielo a cantar las victorias de la Divina Misericordia preparadas a los verdaderos obedientes.
  
Rezar un Pater noster, Ave María y Gloria. Los Gozos y la Oración se rezarán todos los días.
  
DÍA SEXTO - 20 DE AGOSTO
Por la señal…
℣. Oh Dios, venid en mi auxilio.
℞. Señor, apresuraos a socorrerme.
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℞. Como era en el principio, y ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
  
Vos, ¡oh grande Apóstol de la Armenia San Bartolomé!, que con tanta fidelidad y constanza correspondisteis al excelso don de la Fe, que protestábais no saber otra cosa sino a Jesucristo crucificado, porquien fuisteis tan celoso en vuestro ministerio, que por ventisiete años atendisteis a la más laboriosa predicación en la Licaonia, en la Albania, en las Indias y en la Armenia, que fuisteis denominado Apóstol del verdadero Dios: nuestras voces son de Cristianos, pero no son ya tales nuestras obras. Esta fe tan estéril de tantas operaciones será un día nuestra condena. Vos por tanto, impetradnos una fe viva y firmísima en el creer; collante, generosa, y perseverante hasta la muerte en el obrar santamente; donde podamos eternamente bendecir y agradecer al Señor el habernos concedido la gracia de la Fe, y la corona eterna de la justicia.
 
Rezar un Pater noster, Ave María y Gloria. Los Gozos y la Oración se rezarán todos los días.
  
DÍA SÉPTIMO - 21 DE AGOSTO
Por la señal…
℣. Oh Dios, venid en mi auxilio.
℞. Señor, apresuraos a socorrerme.
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℞. Como era en el principio, y ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
  
¡Oh, cuánto fue maravillosa y divina aquella esperanza y confianza que vos tuvisteis siempre en Jesucristo, oh glorioso Apóstol San Bartolomé! En las Indias, en la Armenia, en todo lugar, en todo tiempo vos encontrásteis gravísimas oposiciones y peligros extremos. Armado de confianza celestial superásteis y vencisteis todas las dificultades en el nombre de Jesucristo. ¡Ah!, por esta esperanza heroica que ejercitaste en la tierra, por aquellos gloriosos frutos que en vuestro Apostolado aquella virtud, y por aquel premio tan ubertoso, que gozáis ahora en el Cielo, impetrad a todos nosotros una firme y generosa esperanza Cristiana, que nos obtenga de Dios la observancia de su Ley y la salvación eterna; nos anime y nos conforte a cooperar siempre fielmente a todas sus gracias, y nos ponga en posesión de la eterna herencia en el Cielo.
 
Rezar un Pater noster, Ave María y Gloria. Los Gozos y la Oración se rezarán todos los días.
  
DÍA OCTAVO - 22 DE AGOSTO
Por la señal…
℣. Oh Dios, venid en mi auxilio.
℞. Señor, apresuraos a socorrerme.
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℞. Como era en el principio, y ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
  
Nuestro Divino Maestro y Salvador, en el tiempo de su predicación, recorrió el país del pueblo Hebreo, sanando toda clase de enfermos, y recolmando a todos de beneficios. Vuestra benéfica caridad, ¡oh grande Apóstol San Bartolomé!, fue muy similar a la del Redentor. De las Indias os llevaron a la Armenia, y llamasteis a vida los muertos, restituisteis la perfecta sanidad a los enfermos, curasteis al instante a los paralíticos, sanasteis a todos los enfernos, por lo que fuisteis llamado el hombre de los milagros. Similares prodigios obrasteis, cuando vuestro Santo Cuerpo de Lípari fue prodigiosamente transportado a vuestra predilecta Ciudad de Benevento. Nosotros vuestros devotosi estamos enfermos, y enfermos de enfermedades espirituales de toda clase, estamos afligidos por innumerables tribulaciones. Ah, recúbranos la sombra de vuestra protección. Mirad a esta vuestra Ciudad, y perpetuad en los siglos venideros con beneficios siempre mayores las magnificencias de vuestro patrocinio. Volved siempre más venerable y glorioso vuestro Sepulcro, y protegednos siempre en todo suceso, en forma que nosotros por prueba admiremos y bendigamos vuestra amorosa beneficencia.
   
Rezar un Pater noster, Ave María y Gloria. Los Gozos y la Oración se rezarán todos los días.
  
DÍA NOVENO - 23 DE AGOSTO
Por la señal…
℣. Oh Dios, venid en mi auxilio.
℞. Señor, apresuraos a socorrerme.
℣. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
℞. Como era en el principio, y ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
  
Gloriosísimo Apóstol San Bartolomé, vos obtuvisteis del Señor la más bella virtud de estar todo animado e investido del espíritu de Jesucristo. Aquel espíritu es espíritu de amor y de caridad: y el espíritu de caridad y de amor fue aquel que siempre sobresalió en vuestra vida Apostólica. En veintisiete años de vuestro Apostolado anduvo siempre avanzando en voz esta caridad, nunca fue pagada ni quieta, sino cuando fijado en una Cruz, después de haber convertido al rey Polimio con toda la familia, y doce ciudades del reino, fuisteis desollado vivo, y no cesando de predicar la Divinidad de Jesucristo, os fue cortada la cabeza. Ah, ¡oh Santo Apóstol, vos que quisisteis que reposaran vuestros venerados restos en esta ciudad de Benevento, que quisisteis fuese glorificado vuestro Sacrosanto Sepulcro, impetrad también para nosotros una chispa de aquella Divina caridad. El espíritu de la caridad de Jesucristo animaba aquel avance de vida que nos quede; y el último acto nuestro en esta tierra, sea un acto perfectísimo de caridad, que cerrando felizmente nuestros días mortales, ponga principio a los eternos, en los cuales junto con vos amemos, bendigamos y agradezcamos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo por todos los siglos de los siglos. Amén.
   
Rezar un Pater noster, Ave María y Gloria. Los Gozos y la Oración se rezarán todos los días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.