lunes, 23 de noviembre de 2020

NOVENA EN HONOR A SANTA BIBIANA, VIRGEN Y MÁRTIR

Novena compuesta por un devoto agradecido de la Santa, y publicada en Madrid por la imprenta de Antonio Espinosa de los Monteros y Abadía en 1807, con las debidas licencias.
   
ADVERTENCIA
Deben los que se dedican a hacer esta santa Novena ejercitarse en los nueve días en oraciones, piadosos ejercicios y buenas obras, a gloria de Dios y honra de su Sierva Santa Bibiana, procurando avivar una gran confianza en los méritos de esta milagrosa Santa, esperando alcanzar de Dios por su intercesión lo que se la pide (si conviene) para la salvación de sus almas; y si no, que la Santa nos alcance de Dios el favor que les convenga para su eterna felicidad.
   
Será bien confesar y comulgar el día primero de la Novena, para que purificada el alma de las culpas, sean las obras hechas en gracia, meritorias de la vida eterna, y más eficaces para conseguir el beneficio particular que se pide en la Novena.
   
Para obligar a la Santa, se la podrán consagrar los obsequios que a cada uno le dictare su devoción, o los que le aconseje su Padre espiritual.

NOVENA A LA GLORIOSÍSIMA VIRGEN Y MÁRTIR SANTA BIBIANA
  
    
Puestos de rodillas delante de algún Altar o Imagen de Santa Bibiana, levantando el corazón a Dios, que está presente, y ofreciendo a su Majestad todas sus obras, palabras y pensamientos a su mayor gloria, honra de la Reina de los Ángeles la Virgen María, y obsequio de Santa Bibiana, hará la señal de la Cruz, y dirá de todo corazón:

Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
    
ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador y Redentor mío, por ser Vos quien sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; propongo firmemente nunca más pecar, y apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta. Ofrézcoos, Señor, mi vida, obras y trabajos, en satisfacción de todos mis pecados, y, así como lo suplico, así confío en vuestra bondad y misericordia infinita, que los perdonaréis, por los méritos de vuestra preciosísima Sangre, Pasión y Muerte, y me daréis gracia para enmendarme, y perseverar en vuestro santo amor y servicio hasta la muerte. Amén.
    
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Gloriosa Santa Bibiana, Virgen castísima y esclarecida mártir, abogada mía, amadísima, si es para gloria de Dios, honra vuestra, y bien de mi alma, que yo consiga lo que deseo y pido en esta novena, alcanzadme esta gracia del Señor y si no, pedid para mí de Dios lo que más me convenga para gloria suya y salvación de mi alma. Amen

DÍA PRIMERO – 23 DE NOVIEMBRE
Dios y Señor mío Jesucristo, que viniste al mundo a plantar la fe de los divinos misterios, para que con esta divina luz caminásemos a la vida eterna; yo os ofrezco los merecimientos, y en especial la excelente fe de mi especial protectora y dulcísima abogada Santa Bibiana y os pido, por aquella viva fe que le comunicasteis con un altísimo conocimiento de los misterios y verdades católicas, hasta llegar a ofrecer y dar la vida en obsequio de la misma fe, que encendáis en mi corazón una fe viva de todos los misterios y verdades divinas, que cree y confiesa la Santa Iglesia Católica y gracia para vivir de modo que se conforme mi vida con la fe que profeso y el favor que pido en esta novena a mayor gloria vuestra, honra de Santa Bibiana, y bien de mi alma. Amén.
   
Ahora se rezan tres Padre nuestros con tres Ave Marías y tres Gloria Patri a la Santísima Trinidad, en memoria de la especial devoción que la Santa Virgen Bibiana tuvo a este divinísimo misterio, siendo las postreras voces que articuló en su doloroso martirio la invocacion del Poder del Padre, la Sabiduría del Hijo, y el Amor del Espíritu Santo.

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Gloriosísima Patrona Mía, invicta mártir y castísima Virgen Santa Bibiana que desde tus tiernos años te consagraste al servicio de tu divino Esposo, despreciando por su amor, no solo tus grandes riquezas, sino también todas las esperanzas con que te brindaba el mundo por la nobleza de tu linaje, no haciendo caso de las amenazas, ni de los halagos con que intentó el Tirano Aproniano despojarte de la fe y de la virginidad, ni temiendo las iras del Apostata Juliano, apreciando más la humilde servidumbre de Cristiana, que toda las grandezas del mundo, ofreciéndote a padecer los más rigurosos martirios, hasta dar la vida por Cristo en el tormento de los azotes, yo el más tibio devoto vuestro, os pido me alcancéis de Dios gracia para imitar tan heroicas y excelentes virtudes, y para vivir de modo que tenga la dicha de acompañaros en la gloria. Amen

Ahora, alentando la confianza, se pedirá a Santa Bibiana el favor particular que se desea. Después se dirá la siguiente Oración a María Santísima Señora nuestra de la Buena Dicha, para que nos alcance de su amantísimo Hijo Jesús conformidad con su volun tad en todas nuestras tribulaciones:
Reina soberana de cielos y tierra, Madre verdadera de Dios Verdadero, y amparo de pecadores, consuelo de afligidos, refugio de atribulados, y Madre de todos los hombres: yo indigno esclavo vuestro, postrado a vuestros sacros pies, os pido humildemente que me asistáis con vuestra intercesión, para que acierte a llevar con paciencia y conformidad con la voluntad de Dios, todos los trabajos y tribulaciones interiores y exteriores que se me ofrezcan en esta miserable vida, y que alcancéis a mi alma una feliz paz interior, como fruto de una buena conciencia, cuyo favor espero alcanzar de vuestra dignación, por las grandes tribulaciones que tuvisteis en este mundo, y por la inalterable paz interior que lograsteis en el instante primero de vuestra concepción purísima y conservasteis hasta el último de vuestra vida, esperando por vuestra intercesión conseguir una buena muerte y después de ella acompañaros en el cielo por todos los siglos de los siglos. Amen.

Antífona: Ven, esposa de Cristo, recibe la corona, que el Señor te tiene preparada para siempre.
℣. Ruega por nosotros, gloriosa Santa Bibiana
℟. Para que seamos dignos de la gloria y gracia que pedimos.
    
ORACIÓN
Señor Dios, dispensador de todos los bienes, que en tu sierva Bibiana juntaste la palma de martirio con la flor de su virginidad, te pedimos por su intercesión unas contigo, por medio de la caridad, nuestro entendimiento, para que libres de todo peligro, consigamos premios eternos, por los méritos de Jesucristo, que contigo y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos. Amen.
    
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
   
DÍA SEGUNDO – 24 DE NOVIEMBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
  
Dios y Señor mío Jesucristo, que para alentar nuestra esperanza nos prometéis la vida eterna, y nos aseguráis los medios para conseguirla, yo os ofrezco los merecimientos de vuestra Sierva y mi Protectora Santa Bibiana y especialmente la generosidad con que supo despreciar todas las vanas esperanzas de la tierra, poniendo solo en vos toda su confianza. Yo os suplico que infundáis en mi corazón, un verdadero desprecio de todas las cosas del mundo y una firme esperanza de conseguir la salvación de mi alma y el favor que pido en esta novena, si ha de ser para vuestra mayor gloria, honra de Santa Bibiana, y bien de mi alma. Amén.
  
Las demás oraciones se rezarán todos los días.
   
DÍA TERCERO – 25 DE NOVIEMBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
  
Dios y Señor mío Jesucristo, que como tan amante de los hombres los encargasteis la correspondencia a las finezas de vuestro amor, yo ofrezco los merecimientos de vuestra Sierva y mi Protectora Santa Bibiana, y en especial el abrasado amor con que ardía su corazón, con el que no dudó dar la vida por su amado y os suplico encendáis mi alma con el sagrado fuego de vuestro divino amor, para que nada estime, ni ame sino a vos, único Dios y Señor mío y me concedáis el favor que pido en esta novena, a mayor gloria vuestra, honra de Santa Bibiana y bien de mi alma. Amén.
  
Las demás oraciones se rezarán todos los días.
   
DÍA CUARTO – 26 DE NOVIEMBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
  
Dios y Señor mío Jesucristo, que como tan amante de los hombres nos encargaseis el amor de nuestros próximos, yo os ofrezco los merecimientos de vuestra Sierva y mi Protectora Santa Bibiana y en especial el amor grande que tuvo a sus próximos, deseando y solicitando el mayor bien a sus mismos perseguidores y enemigos y os suplico avivéis en mi corazón la verdadera caridad con mis próximos, para que a todos los ame en vos y únicamente por vos y que me concedáis el favor que pido en esta novena, a mayor gloria vuestra honra de Santa Bibiana y bien de mi alma. Amén.
  
Las demás oraciones se rezarán todos los días.
   
DÍA QUINTO – 27 DE NOVIEMBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
  
Dios y Señor mío Jesucristo, que con la palabra y con el ejemplo nos enseñasteis la paciencia y sufrimiento en los trabajos y tribulaciones de esta vida, yo os ofrezco los merecimientos de vuestra Sierva y mi Protectora Santa Bibiana, y en especial aquella paciencia heroica con que sufrió por vuestro amor injurias, cárceles, cadena y la misma muerte, permaneciendo siempre constante, y aceptando con alegría todos sus dolores, aflicciones y penas como beneficios de vuestra misericordiosa mano, yo os suplico, amoroso Padre mío, que fortalezcáis mi corazón con semejante firmeza, para que de los trabajos y tribulaciones de esta vida acierte a fabricarme las felicidades del cielo y me concedáis el favor que pido en esta novena, a mayor gloria vuestra, honra de Santa Bibiana y bien de mi alma. Amén.
  
Las demás oraciones se rezarán todos los días.
   
DÍA SEXTO – 28 DE NOVIEMBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
  
Dios y Señor mío Jesucristo, que para manifestar el amor que tenéis a la virtud de la pureza, quisisteis nacer de Madre Virgen, y la dejasteis encomendada a San Juan Evangelista, el Virgen entre los apóstoles, yo os ofrezco los merecimientos de vuestra Sierva y mi Protectora Santa Bibiana y especialmente su castidad angélica y pureza extremada, la que conservó en medio de los combates de los hombres lascivos y de las persuasiones, que para que la perdiese le hizo la perversa Rifina, enemiga tanto de la fe, como de la castidad, yo os suplico me deis gracia para aguardar una castidad perfectísima en obras, palabras y pensamientos y que me concedáis el favor que pido en esta novena, a mayor gloria vuestra y honra de Santa Bibiana y bien de mi alma. Amén.
  
Las demás oraciones se rezarán todos los días.
   
DÍA SÉPTIMO – 29 DE NOVIEMBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
  
Dios y Señor mío Jesucristo, que para enseñarnos la conformidad de nuestra voluntad con la de nuestro Eterno Padre explicasteis vuestro afecto a esta virtud, conformándoos con la voluntad del Dios en el acto más heroico de perder la vida, porque esta era la voluntad de vuestro Padre, yo os ofrezco los merecimientos de vuestra Sierva y mi Protectora Santa Bibiana y especialmente aquella gran conformidad que tuvo con la voluntad de Dios en sus persecuciones, tormentos y martirio, y en haber perdido a sus santos padres Flaviano y Dafrosa y a su santa hermana Demetria, yo os suplico que me deis gracia para que yo conforme mi voluntad en todo y por todo con la vuestra, y que me concedáis el favor que pido en esta novena a mayor gloria vuestra, honra de Santa Bibiana y bien de mi alma. Amén.
  
Las demás oraciones se rezarán todos los días.
   
DÍA OCTAVO – 30 DE NOVIEMBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
  
Dios y Señor mío Jesucristo, que viviendo y muriendo en desnudez y pobreza nos quisisteis enseñar el desprecio de todas las cosas del mundo, yo os ofrezco los merecimientos de vuestra Sierva y mi Protectora Santa Bibiana, y en especial el ánimo generoso con que abandonó todas las cosas del mundo por imitar desnuda y pobre al desnudo Jesús, yo os suplico, Padre amoroso de las misericordias, que desarraiguéis de mi corazón el afecto desordenado a las cosas temporales y me deis gracia para que solo estime y busque las espirituales y eternas y el favor que pido en esta novena, a mayor gloria vuestra, honra de Santa Bibiana y bien de mi alma. Amén.
  
Las demás oraciones se rezarán todos los días.
   
DÍA NOVENO – 1 DE DICIEMBRE
Por la Señal…
Acto de Contrición y Oración Inicial.
  
Dios y Señor mío Jesucristo, que habiendo enmendado desde la cruz a María Santísima vuestra madre al discípulo amado San Juan Evangelista, quisisteis que todos los hombres la tuviésemos por nuestra madre, os ofrezco los merecimientos de vuestra Sierva y mi Protectora Santa Bibiana y especialmente el amor dulcísimo con que veneró siempre a esta reina, teniéndola por maestra en sus acciones, por guía en sus caminos por protectora en sus tribulaciones y en su glorioso martirio, yo os suplico que me deis gracia para que mi corazón se deshaga en ternísimo afecto para con María Santísima, con el cual la ame como Madre, la respete como Señora y la reverencie como Reina y también os pido me concedáis, por intercesión de esta divina Señora y de la gloriosa Santa Bibiana, el favor que pido en esta novena, a mayor gloria vuestra, honra de Santa Bibiana y bien de mi alma. Amén.
  
Las demás oraciones se rezarán todos los días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.