sábado, 19 de diciembre de 2020

LA SIMBIOSIS MOLOC-PACHAMAMA

Traducción del artículo publicado en SEBIRBLU. Visto en ACTA APOSTÁTICÆ SEDIS.
   
 
En el escenario apocalíptico que está emergiendo siempre más nítido ante los ojos desencantados de quien conectado con el Cielo aprovecha los acontecimientos dramáticos y cada vez menos ocultos, avanzan ahora aparejadas las dos “bestias del mar y la tierra” tan bien descritas por Juan en Ap. 13.

Ya en otros artículos he tocado en este tema, AQUÍ, AQUÍAQUÍAQUÍ y AQUÍ pero, vista la aceleración que han tomado los eventos, prosigo en evidenciar los contornos inmediatos que se delinean en el horizonte.
   
Tornando ligeramente atrás en el tiempo, tal vez ninguno ha notado la importancia del 27 de septiembre del año pasado en Roma, cuando fue inaugurada la muestra: “Carthago. Il Mito immortale”.
   
Como acogida a los visitantes al ingresar al Coliseo estaba una terrible estatua del dios ligado a los cultos fenicios y cartagineses: la reconstrucción dorada de Moloch, proveniente del museo del cine de Turín, y utilizada en el antiguo filme mudo “Cabiria” de 1914, que fue dirigido por Giovanni Pastrone con el libreto de Gabriele D’Annunzio (conocido masón de 33º grado).
   
    
¡Una elección muy discutible para un lugar sacro, teatro de innumerables ejecuciones de mártires cristianos devorados por bestias feroces, quemados vivos, descuartizados, y de cuántas maneras!
   
Pero adentrándonos un poco en el aspecto simbólico-esotérico de aquesta efigie espantosa descubrimos que representa una antigua divinidad fenicio-cananea a la cual eran sacrificados por medio del fuego los niños, muchos de ellos recién nacidos.

A continuación, un pequeño fragmento del film “Cabiria”. Si no se puede visualizar en el smartphone, clicar AQUÍ.
   
El culto a Moloc (del hebreo “molek” = ‘rey’ pero también ‘sacrificio’) es antiquísimo. Se le hace mención también en la Biblia (Is. 30,33 y en varios pasajes del Levítico) indicando la Gehena (sitio al sur de Jerusalén) como lugar específico para los sacrificios humanos mediante el Tofet, una suerte de enorme horno.
   
Para esto, la Cábala o Élite judeo-masónica se reúne regularmente en la Bohemian Grove (Bosque de Bohemia) en California, para rendir homenaje a su propia versión de Baal representado en el búho pétreo de 15 metros llamado Moloc.
   
Es evidente la asimilación al dios púnico Molk o Baal Hammon venerado en Cartago, que comportaba también él algunas analogías con el mismo culto diabólico en un bosque consagrado y en un templo dedicado a los ritos. Las fuentes greco-romanas lo paragonaban a Cronos, padre de los dioses y devorador de sus hijos, identificado también como Saturno en la antigua tradición imperial.
   
La obra maestra del poeta inglés John Milton del 1667, «El Paraíso Perdido», describe a Moloc como uno de los principales guerreros de satanás y entre los mayores ángeles caídos que el diablo puede tener a su lado. En el infierno él perora la causa de una guerra inmediata contra Dios, con gran desprecio del Altísimo, y en seguida fue venerado en la Tierra como un numen pagano.
   
La estatua antropomorfa, expuesta al ingreso del celebérrimo Anfiteatro Flavio en la exhibición dedicada a Cartago, tiene todos los símbolos distintivos de la Masonería Sionista: desde los cuernos del toro a las alas del búho, desde los dos triángulos opuestos con los rayos de sol flameantes al grande ojo omnipresente, que se encuentra también sobre la frente, como se indica por siglos en el esoterismo oriental y egipcio.
   
Y bien, aún en Roma, 7 días después de aquel 27 de septiembre y precisamente el 4 de octubre de 2019, memoria de San Francisco de Asís, por iniciativa de Bergoglio entraba con pompa magna en los Jardines Vaticanos otro ídolo: la Pachamama, o Madre Tierra, a la cual eran sacrificados niños extrayéndoles el corazón con fines propiciatorios.
     
No quiero extenderme en esta cruda realidad, o sea la “Capacocha” (la ofrenda cruenta de seres humanos a la deidad pagana), pero hay muchos testimonios de hallazgos en las excavaciones de los arqueólogos (ver AQUÍ).
   
    
Tanto Moloc como la Pachamama, respectivamente el dios Toro y la diosa Madre, han dejado un legado tan fuerte para preocupar, y no poco, las siguientes religiones monoteístas.
   
El dios Baal, si bien desconocido a los más, era uno de los más venerados en el mundo antiguo, pasando de las tierras de Canaán hasta el Egipto y en todo el Mediterráneo, entrando prepotentemente en los cultos de muchos pueblos y dejando vestigios increíbles como el sitio de Baalbek en Líbano, y en Siria en Palmira.
   
¡La figura de Moloc, por la forma de Minotauro, devino el símbolo del paganismo más reaccionario y nefasto, hasta ser identificada como demonio magnífico y despiadado!
   
Entrambos ídolos: el dios Toro-Moloch y la diosa Madre-Pachamama exigen holocausto en base a la ancestral creencia que sean benévolos y generosos con los pueblos que los veneran: por una parte los autóctonos del área bíblica medio-oriental, y por otra parte los indígenas no sólo del Brasil, sino de todo el territorio amazónico que se extiende hasta diversos países latinoamericanos, como el Perú y la Bolivia.
    
Ahora, ¿no es por lo menos curioso que todos dos en el 2019, a distancia de 7 días uno de la otra fueran “insertados” con indiferencia tanto en el mundo laico (pero con raíces profundamente cristianas como el Coliseo) como religioso, o sea, en el corazón mismo de la Iglesia de Roma, en los Jardines Vaticanos, o precisamente en procesión en la Basílica de San Pedro?
    
La Cábala, o Élite en el poder, tiene un concepto obsesivo y supersticioso con los números, como ha explicado Cristine Lagarde AQUÍ. Aconsejo leer también AQUÍ, porque los dos escritos están relacionados.
    
Sigue el vídeo de los Jardines Vaticanos luego que Bergoglio se hace la Señal de la Cruz y después bendice a la “Pachamama”… (sic!). Quien no pueda verlo en el smartphone clicar AQUÍ
   
¿Cómo es posible no ver una única directriz diabólica en todo esto? Las dos “bestias” se están unificando bajo el mismo proyecto destructor para aniquilar dos mil años de historia del Cristianismo e instaurar el NOM con una sola pseudo-religión humanitaria… ¡y la gente no se da cuenta de nada!
   
Bergoglio, como ha hizo con el timbre herético emitido por el Vaticano en ocasión del 5º centenario de la Reforma protestante ‒sustituyendo la Virgen y San Juan al pie de la Cruz con Lutero y Melanchton‒ ha decidido hacer acuñar una moneda de 10 euros en honor de la Pachamama, la Madre Tierra (ver AQUÍ), ¡un enésimo insulto a la Virgen María, Verdadera Madre de la humanidad!
    
Entre los cambios radicales asumidos por la Falsa Iglesia, está también el anunciado el 25 de octubre de 2016 respecto a la Cremación de los difuntos, rechazada desde siempre por ser considerada anti-cristiana.
   
De improviso, en manera ambigua y “aparentemente” inexplicable, se han seguido las huellas de la Francmasonería francesa cuando, en 1789 con la revolución judeo-masónica, se comenzó a reintroducir esta primordial usanza pagana.
   
El Fuego, elemento esencial en el proceso crematorio (como en Moloc), asume un significado oculto preciso, y abre a la denominada “Gran Obra” de la Masonería.
    
El GOI (Gran Oriente de Italia), con deliberación del 26 de mayo de 1874, decretó que los hermanos masones italianos se comprometerán en promover en los Municipios el uso de la Cremación (ver AQUÍ). Lástima que los únicos en no estar de acuerdo son precisamente los muertos, como he expuesto AQUÍ.

La última estocada del pseudo-papa argentino, sin embargo, la relata magistralmente Gianni Lannes, cuyo artículo (ver AQUÍ) amerita ser reproducido en su totalidad:
«Aparte del nuevo coronavirus (una peligrosa distracción de masas, hay un experimento social a largo plazo, dirigido a subordinar peor a los seres humanos).
    
Mientras el agua entra en la bolsa en los Estados Unidos de América, el Papa Francisco, en el siglo míster Bergoglio (un jesuita ya coludido con la dictadura militar en Argentina, dirigida por la Casa Blanca y por la CIA) ahora adhiere al proyecto transhumanista de los millardarios de Davos que consideran “descartar” al meno un tercio de la humanidad, adicional a los superfluos ‒para eliminar, tal vez con la práctica vacunal trucada‒ que consumen demasiado y molestan.
    
En otros términos, Bergoglio esposa con Rothschild & socios. Singular coincidencia: precisamente el coronavirus es un producto registrado por ellos, precisamente en el 2015.
   
Ahora, el ‘papa’ Francisco ha anunciado que el Vaticano entrará en una «alianza global» con los grandes bancos internacionales, las sociedades planetarias y las organizaciones globalistas.
    
La iniciativa denominada “Council for Inclusive Capitalism” (ver AQUÍ; N. de R.), se autodefine como una organización pro-capitalista que mira a crear “economías y sociedades más fuertes, más justas y más colaborativas”.
    
Para la crónica documentada: el Estado del Vaticano no ha adherido a la Convención internacional del Consejo de Europa contra el tráfico de órganos humanos, y en el pasado, por décadas ha reciclado los narcodólares de las mafias de medio mundo.
     
Estos enemigos de la vida y de la libertad, en chaqueta cruzada, sastre y uniforme de ordenanza, que se hacen llamar “The Guardians”, se indican como una «colaboraciones histórica de administradores delegados y líderes globales que trabajan con la guía moral del Papa Francisco “para ejercer los poderes de los negocios por siempre”», atestigua su portal en Internet.
         
“Estamos respondiendo al desafío del papa Francisco de crear economías más inclusivas que difundan los beneficios del capitalismo en modo más equitativo y permitan a las personas realizar su pleno potencial”, afirma en el vídeo la heredera bancaria Lynn Forester de Rothschild.
    
Sustancialmente, los “Guardianes” son un peligro para la humanidad. En su lista, además de míster Bergoglio destacan los administradores delegados de Visa, Mastercard, Bank of America y British Petroleum, como también Lynn Forester de Rothschild, el presidente de la Fundación Ford Darren Walker, el presidente de la Fundación Rockefeller Rajiv Shah y el enviado especial para el clima de las Naciones Unidas Mark Carney.
     
El mal, se sabe, se manifiesta siempre bajo ropajes mentidos y el enemigo marcha a la cabeza de la gente.
    
“Los ‘The Guardians’, como son llamados los miembros de este consejo, son los máximos dirigentes de las principales multinacionales que han prometido emprender acciones valientes hacia la creación de un capitalismo inclusivo”, ha informado Forbes.
    
¿Capitalismo de rostro humano? Pero cuándo no. Precisamente tal capitalismo es el responsable impune de guerras, genocidios y crímenes contra la humanidad.
    
El Foro económico mundial, la ONU y otras instituciones criminales por decir poco, han pedido recientemente pidió un “gran reinicio” para reorganizar el sistema económico mundial, en un nuevo orden único que someterá ‒gracias a la tecnología digital‒ todo el género humano» (Cfr. AQUÍAQUÍ y ACÁ).
   
Bergoglio con el “Council for Inclusive Capitalism”
   
A esta lista de “fechorías” se agrega otra que, si no parece tan incisiva a primera vista, pone la cubierta, en mi concepto, sobre toda una serie “querida” de oprobios, omisiones y tal vez también de blasfemias, para buscar erradicar del todo el concepto de la “Santa Navidad” del corazón de los hombres, como teofanía prodigiosa del Hombre-Dios, Salvador del mundo.
   
Me refiero al horripilante nacimiento puesto este año en la plaza San Pedro, que no podía ser imaginado de la peor manera por ninguno, ¡ni en la más febril fantasía! Escuchad y leed el parecer de Vittorio Sgarbi AQUÍ.
   
Hablando con un diario local, el historiador del arte italiano Andrea Cionci ha preguntado si había un “íncubo o una obra maestra” (ver AQUÍ):
«Olvidad el rostro dulce de la Virgen, la encarnación tierna y luminosa del Niño Jesús, la dulzura paterna de San José y la devota maravilla de los pastores. Por primera vez en el centro de la columnata de Bernini, el Vaticano ha erigió una obra brutalmente posmoderna que se remonta a los años Sesenta.
    
En la elección de este pesebre se reúnen los temas del pontificado de Francisco: sobre todo el modernismo pesado y la ruptura drástica con la Tradición.
    
Las figuras recuerdan las máscaras de los antiguos y feroces samnitas, antepasados de los abruzos, que tenían una religión panteísta, animista, fetichista, mágica, un poco como la diosa andina de la fertilidad Pachamama».
¡He aquí un vídeo que da una idea completa de tanta belleza!… ¡Al menos el comentario es excelente! Quien no puede verlo en el smartphone, clicar AQUÍ.
   
Pero hay también un lado esotérico en este “horror” y de ello se habla profundamente en neovitruvian.com, donde una cosa me ha impactado particularmente: las analogías con Egipto, el mundo sumerio y Moloc… así, el círculo se cierra para volver al punto de partida de este post.
   
Después de esta exhibición de “abrazos” siempre más estrechos entre las dos “bestias” apocalípticas del mar y de la tierra que en total simbiosis están para presentar a nosotros, desprovistos y pobres mortales, el Anticristo, ¡ha llegado la “patada” final de la frustrada licuación de la sangre de San Genaro que ciertamente no levanta los corazones, ya exacerbados por esta “NAVIDAD” que se QUIERE hacer desaparecer a todo coste!
   
Mas… dice nuestro Señor:
«Cuando comiencen a suceder estas cosas, levantaos y alzad la cabeza, porque está cerca vuestra liberación»… (Lc. 21, 25-28). Cfr. AQUÍ y AQUÍ.

2 comentarios:

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.