miércoles, 30 de diciembre de 2020

SE SALIERON CON LA SUYA: APROBADO EL ABORTO EN LA ARGENTINA

   
A las 4:15h (hora local) de hoy, el Senado de la Nación Argentina, en debate presidido por la Vicepresidenta Cristina Elisabeth Fernández Wilhelm Vda. de Kirchner [En Argentina, el Vicepresidente de la Nación es Presidente del Senado, sin derecho a voz ni voto -salvo en caso de empate- N. del E.] aprobó con 38 de 72 votos el el Proyecto de ley sobre la Regulación del Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo y la Atención Postaborto (en castellano, LEY DEL ABORTO), luego que el día 11 fuera aprobado con 131 votos de 257 posibles en la Cámara de Diputados. Habían pasado más de 36 años desde la primera marcha callejera para su despenalización, el 7 de Marzo de 1984.
   
Los votos a favor de dicha iniciativa, con la cual el aborto queda no sólo despenalizado hasta la semana 14 de gestación (después de esa semana, lo será sólo si el embarazo fue producto de violación o si estuviera en peligro la vida y la salud “integral” de la mujer -aunque según la senadora oficialista Norma Haydée Durango, el presidente podía retirar la palabra “integral” del texto legal en la sanción-), sino que queda incluido dentro del Programa Médico Obligatorio dentro del sistema de salud argentino, fueron de los siguientes senadores:
  • Ana Claudia Almirón (Frente de Todos – Corrientes),
  • Carlos Alberto Caserio (Frente de Todos – Córdoba),
  • Oscar Aníbal Castillo Reyes (Frente de Todos – Corrientes),
  • María Eugenia Catalfamo (Frente Cívico y Social de Catamarca – Catamarca. Estuvo en licencia de embarazo en el debate de 2018),
  • Eduardo Raúl Costa (Unión Cívica Radical – Santa Cruz),
  • Carmen Lucila Crexell (Movimiento Neuquino – Neuquén. Se abstuvo de votar en el debate de 2018),
  • Claudio Martín Doñate (Frente de Todos – Río Negro),
  • Norma Haydée Durango (Frente de Todos – La Pampa),
  • María Eugenia Duré (Frente de Todos – Tierra del Fuego),
  • Anabel Fernández Sagasti (Frente de Todos – Mendoza),
  • Silvina Marcela García Larraburu  (Frente de Todos – Río Negro. Viró su postura respecto al debate de 2018),
  • Nora del Valle Giménez (Frente de Todos – Salta),
  • Gladys Esther González  (Frente de Todos – Río Negro. A pesar de ser elegida como pro-vida en 2017, viró desde el debate de 2018; y en el debate de 2020 pidió una autocrítica a la Iglesia Conciliar),
  • Nancy Susana González (Frente de Todos – Chubut),
  • Ana María Ianni (Frente de Todos – Santa Cruz),
  • Edgardo Darío Kueider (Frente de Todos – Entre Ríos),
  • Sergio Napoleón “Oso” Leavy Martínez (Frente de Todos – Salta),
  • Martín Lousteau Gellón (Unión Cívica Radical – Ciudad Autónoma de Buenos Aires),
  • Daniel Aníbal Lovera (Frente de Todos – La Pampa),
  • Alfredo Héctor Luenzo (Frente de Todos – Chubut),
  • Ernesto Félix Martínez (Unión Cívica Radical – Córdoba. Se abstuvo de votar el artículo 16, sustitutivo del artículo 86 del Código Penal),
  • Roberto Mario Mirabella (Frente de Todos – Santa Fe),
  • Beatriz Graciela Mirkin (Frente de Todos – Tucumán),
  • Stella Maris Elisa Olalla de Moreira (Unión Cívica Radical – Entre Ríos),
  • Juan Mario Pais (Frente de Todos – Chubut),
  • Oscar Isidro José Parrilli (Frente de Todos – Neuquén),
  • Luis Carlos Petcoff Naidenoff (Unión Cívica Radical – Formosa),
  • María Inés Pilatti Vergara (Frente de Todos – Chaco),
  • Mariano Recalde Craig (Frente de Todos – Corrientes. Hijo del diputado Héctor Pedro Recalde), 
  • Matías David Rodríguez (Frente de Todos – Tierra del Fuego),
  • Laura Elena Rodríguez Machado (Frente de Todos – Córdoba. Se abstuvo de votar el artículo 16, sustitutivo del artículo 86 del Código Penal),
  • María de los Ángeles Sacnun (Frente de Todos – Santa Fe),
  • Silvia Estela Sapag (Frente de Todos – Neuquén),
  • Humberto Luis Arturo Schiavoni Perié (Propuesta Republicana – Misiones),
  • Guadalupe Tagliaferri (Propuesta Republicana – Ciudad Autónoma de Buenos Aires),
  • Jorge Enrique Taiana (Frente de Todos – Buenos Aires),
  • Pamela Fernanda Verasay (Unión Cívica Radical – Mendoza), y
  • Alberto Edgardo Weretilneck (Juntos Somos Río Negro –Río Negro. Su voto se obtuvo al prometerle el presidente Alberto Ángel Fernández Pérez un veto parcial).
En contra votaron:
  • Roberto Gustavo Basualdo (Producción y Trabajo – San Juan),
  • Pablo Daniel Blanco (Unión Cívica Radical – Tierra del Fuego),
  • Inés Imelda Blas (Frente de Todos – Catamarca),
  • Néstor Pedro Braillard Poccard (Propuesta Republicana – Corrientes),
  • Esteban José Bullrich Ocampo (Propuesta Republicana – Buenos Aires),
  • Maurice Fabián Closs Olsson (Frente de Todos – Misiones),
  • Julio César Cleto Cobos (Unión Cívica Radical – Mendoza),
  • Alfredo Luis de Angeli (Unión Cívica Radical – Entre Ríos),
  • Silvia Elías de Pérez (Unión Cívica Radical – Tucumán),
  • Carlos Mauricio “Camau” Espínola (Frente de Todos – Corrientes),
  • Mario Raymundo Fiad (Unión Cívica Radical – Jujuy),
  • Silvia Giacoppo (Unión Cívica Radical – Jujuy),
  • María Teresa González (Frente de Todos – Formosa),
  • Claudia Ledesma Abdala de Zamora (Frente de Todos – Santiago del Estero),
  • Cristina del Carmen López Valverde (Frente de Todos – San Juan),
  • Juan Carlos Marino (Unión Cívica Radical – La Pampa),
  • Julio César Martínez (Unión Cívica Radical – La Rioja),
  • José Miguel Ángel Mayans (Frente de Todos – Formosa),
  • Dalmacio Mera Figueroa (Frente de Todos – Catamarca),
  • Gerardo Antenor Montenegro (Frente de Todos – Santiago del Estero),
  • José Emilio Neder (Frente de Todos – Santiago del Estero),
  • Claudio Javier Poggi (Avanzar San Luis – San Luis),
  • Carlos Alberto Reutermann (Santa Fe Federal – Santa Fe),
  • Antonio José Rodas (Frente de Todos – Chaco),
  • Juan Carlos Romero (Justicialista 8 de Octubre – Salta),
  • Magdalena Solari Quintana (Misiones – Misiones),
  • María Belén Tapia (Unión Cívica Radical – Santa Cruz),
  • José Rubén Uñac (Frente de Todos – San Juan), y
  • Víctor Zimmermann (Unión Cívica Radical – Chaco).
La única abstención fue la del senador Guillermo Eugenio Mario “Kiko” Snopek Grisolia (Frente de Todos – Jujuy. Hijo del fallecido gobernador de Jujuy Guillermo Eugenio Snopek y cuñado de Gerardo Morales, gobernador de Jujuy y miembro de la UCR; había votado en contra en el debate de 2018), quien defirió el asunto a una consulta popular; y hubo cuatro senadores ausentes: José Jorge Alperovich León (Frente de Todos – Tucumán. Está en licencia no remunerada para defenderse de unas denuncias de presunto abuso sexual por parte de su sobrina segunda Florencia León), Carlos Saúl Menem Akil (Frente de Todos – La Rioja. Hospitalizado por una infección urinaria), Adolfo Rodríguez Saá (Frente de Todos – San Luis), y María Clara del Valle Vega (Mediar Argentina – La Rioja).
   
Aun cuando falta el control de constitucionalidad (ya se anunció que se demandará el proyecto recién aprobado), el Presidente de la Nación argentina Alberto Ángel Fernández Pérez se salió con la suya, puesto que él veía la legalización del aborto como parte de su programa de gobierno, y logró aprobarlo (según denuncias de los senadores Silvia Beatriz Elías de Pérez y Mario Raymundo Fiad) por medio de presiones a los congresistas para legislar contra los pobres (contemporáneamente, en la Cámara de Diputados cursa un proyecto de ley de movilidad pensional que repercutirá en un recorte a los jubilados para terminar pagando la reforma judicial, según denunció el legislador porteño Sergio Abrevaya) y promesas que no se van a cumplir (el “Programa de los 1.000 días”, con el que se pretende proteger la salud y bienestar de las madres gestantes y los niños menores de 3 años, apenas fue aprobado después de la despenalización del aborto -que Fiad señaló como “el fracaso del Estado al prevenir embarazos no deseados”, es “bastante declarativo y no prevé financiamiento”).
  
Mención aparte merece la CFK, que si bien solamente abrió la sesión y comunicó el resultado de la votación, en caso de un posible empate ella hubiese votado a favor de la legalización del aborto (en otro tiempo ella estaba en contra, pero cambió de opinión por su hija Florencia).
   
Y Bergoglio (y la Iglesia Conciliar que representa como su gerente y señor) también se salió con la suya, precisamente por su inconsistencia en el discurso: Mientras insisten a los laicos que defiendan la vida desde la concepción hasta la muerte natural, condenando el aborto con discursos blandengues que las más veces no van ni al caso por el uso y abuso de circunloquios, elipsis y omisiones voluntarias y alertan solamente de la radicalización de la polarización social (como es el caso del discurso de la inútil Conferencia Episcopal Argentina), los jerarcas aprueban como “moralmente aceptables” las vacunas obtenidas precisamente de líneas celulares derivadas de abortos (entre esas las vacunas actuales contra la falsa pandemia del corona).
  
Concluimos esta reseña con la siguiente columna, tomada de la bitácora aliada LEGIÓN CATÓLICA:
¡CUANDO LOS QUE GOBIERNAN SE TRANSFORMAN EN ENEMIGOS DEL PUEBLO!
Por NITO SOSA
   
Ayer fue un día histórico, los gobernantes dictaron dos leyes fundamentales en la vida de los argentinos, esas leyes, una fue la del aborto y la otra la que permite a los jubilados vivir con dignidad, porque se trata del aumento de lo que perciben los jubilados en sus haberes, ambas leyes son contra el pueblo argentino y significan dentro de lo que vengo exponiendo desde hace tiempo, estos gobiernos son GENOCIDA y DISOLVENTE DE NUESTRA PATRIA.
   
Por supuesto en esto incluyo a toda la dirigencia, porque todos los partidos votaron y aprobaron estas leyes, fueron oficialistas y oposición de igual manera. Es cierto: «que cuando los que gobiernan pierden la vergüenza, el pueblo pierde la razón», triste espectáculos lo daban jóvenes mujeres llorando emocionadas, abrazándose por la aprobación de tamaña ley genocida, se regocijaban ante la muerte.
  
Sin dudas, hemos involucionado y estamos volviendo a épocas precolombinas, cuando los nativos de aquellos tiempos, ofrendaban a sus dioses sacrificios humanos, hoy la Pachamama vuelve a reclamar su cuota de sangre. En Pleno inicio del siglo XXI el hombre ha sido reducido a la nada, vaciado de todo sentido sobrenatural, no es mas que un ente biológico de acuerdo a las nuevas posturas evolucionistas y materialistas, entonces, los que manejan el poder a nivel global consideran que el mundo tiene exceso de personas y como tal, imponen a las naciones, la muerte; los gobiernos obsecuentes y lacayos, obedecen.
   
Esto no es una cuestión que se origina en forma espontanea, sino que es un proceso que se viene dando desde hace tiempo. Hubo sacerdotes Católicos y protestantes de todo tipo que se opusieron a la ley del aborto, manifestando frente al Congreso, pero no es con una manifestación o con Cartas como la que publicara el Episcopado Nacional, donde expresa su contrariedad a dicha ley; absolutamente NO, de esta forma no se logra nada y las pruebas están a la vista.
   
Este proceso, repito, viene desde hace tiempo, donde ya los sacerdotes no cumplen con su misión de verdaderos Católicos, sino que gobierna para sus propios objetivos, para sus intereses partidarios, reforman todo a su gusto y placer, para que tras los delitos cometidos no sean juzgados, ellos cumplen con las premisas impuestas por los poderes internacionales y estos poderes vienen por nuestro territorio, pero lo quieren libre de argentinos.

2 comentarios:

  1. Que fuese legalizado el aborto con la condición de esterilizarlas, la gneración reguetón no merece reproducirse.

    ResponderEliminar
  2. Terrible.
    Me quedo casi sin palabras... Ya la veníamos venir a todo esto.
    En 2013 lo hicieron en Uruguay; y siete años después le tocó a Argentina.
    No voy a decir públicamente todo lo que opino que debería hacerse con esas zorras inmundas malditas brujas (y esos "legisladores"), por una cuestión de civismo y pudor.
    Sólo diré que se cuide Brasil...
    Y que se cuide Arabia Saudita (pese a no ser católico, uno de los pocos países con cierta decencia, que van quedando).
    Empiezan pidiendo "derecho a conducir vehículos"; te terminan destrozando la nación. Así son las femiorcos.
    Aborto, LIVG, femicidio, registro de "abusadores", Weinstein preso, me too... Es una locura total.
    ¡Qué Dios nos ampare!

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.