lunes, 14 de junio de 2021

NOVENA EN HONOR A SAN JUAN DE MATA

Novena dispuesta por un devoto del Santo, y publicada en Valencia por Agustín Laborda en 1768, con licencia eclesiástica. El obispo de Barcelona, y posteriormente Arzobispo de Toledo Don Diego de Astorga y Céspedes concedió 40 días de Indulgencia a cuantos hicieren devotamente esta Novena.
   
ADVERTENCIAS PARA HACER ESTA NOVENA CON FRUTO
La diligencia principal es estar en gracia y amistad de Dios, y será muy de su agrado confesar y comulgar con debida disposición el día que se empieza la Novena, y algún otro día, si se pudiere: o por lo menos disponerse con Actos de Contrición, para merecer la Divina gracia.
    
En cualquier tiempo del año, según la devoción o necesidad, se puede hacer esta Novena. El tiempo más propio parece ser, o nueve días antes de la Fiesta del Santo, que es a 8 de Febrero: o asimismo, antes del día 23 de Junio, en que nació el Santo. O los mismos días antes del día 17 de Diciembre, que fue el día de su felicísimo tránsito: o antes del día 7 de Mayo, día de su traslación de reliquias.
   
Puédese hacer en la Iglesia, donde haya Altar del Santo, o en casa teniendo algún Retrato o Estampa suya: y aunque sean muchos a un tiempo; bastará que lea uno solo, con que los demás atiendan devotamente y recen el Padre nuestro, las veces que se prescribe.
  
NOVENA AL GLORIOSO PATRIARCA SAN JUAN DE MATA, FUNDADOR DEL ORDEN DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD, ABOGADO ESPIRITUAL CONTRA LAS CALENTURAS
      

Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
   
ACTO DE CONTRICIÓN.
Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador Padre, Redentor mío. Por ser Tú quien eres, Bondad infinita, y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. También me pesa que puedas castigarme con las penas del infierno. Ayudado de tu divina gracia propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.
   
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS.
Dios y Señor, Majestad suprema, Sabiduría increada, bondad infinita, uno en esencia y trino en personas, que para testimonio de vuestra Divina providencia poblasteis la Iglesia de insignes y bien esforzados varones, para que con sus virtudes y ejemplos la hermoseen y defiendan; entre los cuales colocasteis al gran Padre y Patriarca San Juan de Mata, Fundador del Celestial Orden de la Santísima Trinidad, a quien escogisteis para primero y verdadero imitador de vuestro Hijo, redimiendo las almas de la cadena de la culpa, y a sus cuerpos de la esclavitud más penosa. Yo el más humilde de sus devotos os doy infinitas gracias por el mucho aprecio que hicisteis de nuestro Santo, morando en esta vida, y viviendo allá en la Gloria; pues le concedéis poder tan dilatado que continuamente franquea sus piedades a cuantos llegan a su aras necesitados, logrando vida los muertos, salud los enfermos, los desconfiados remedio, consuelo los afligidos, la esterilidad sucesión, libertad los pobres cautivos, auxilio los pecadores y favores los justos. En cumplimiento de mi devoción os pido, Beatísima Trinidad, por los merecimientos de mi abogado el Señor San Juan de Mata, fervoricéis lo desmayado de mi tibieza y encendáis mi corazón con el fuego de vuestro Divino amor; para que con vuestra Divina gracia, logre el fruto de esta Novena, perseverar en vuestro santo servicio hasta mi fin, y después gozaros eternamente en la Gloria. Amén.
   
DÍA PRIMERO – 30 DE ENERO
Padre mío San Juan de Mata, ejemplo de abstinencia y Maestro de penitencia, pues desde los pechos de tu Madre predicaste el ayuno. Milagroso Protector de cuantos buscan tu amparo. Redentor prodigioso, que no solo redimiste los Cuerpos del Cautiverio, sino las Almas de la tirana esclavitud del Demonio. Por aquellos tan repetidos Laureles que alcanzaste de las furias infernales, por aquel imperio tan Soberano que te dio la Majestad Divina, para reprimir al Infierno su astucia y soberbia, humildemente te suplico, Santo mío, postrado a tus pies, me defiendas de las asechanzas y lazos del Demonio, ahora y en la hora de mi muerte, para que sea yo libre de enemigo tan cruel, y cante en tu compañía las gracias por siglos eternos a la Beatísima Trinidad. Y también te suplico me alcances todos los demás favores que pido a nuestro Señor por medio de esta Novena; y entre ellos la especial gracia que deseo, si conviene al servicio de Dios y bien de mi Alma. Amén.
   
Ahora rezará tres veces el Padre nuestro, Ave María y Gloria Patri, en acción de gracias a la Santísima Trinidad, por habernos dado tan singular Abogado y Protector. Después dirá la Oración siguiente, que repetirá todos los días.
Omnipotente Dios y Señor, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Bondad infinita, que gustáis que los hombres os pidan para derramar en ellos vuestras misericordias: Pídoos primeramente la exaltación de vuestra Santa Fe Católica: pídoos la Paz y Concordia entre los Príncipes Cristianos: pídoos la extirpación de las herejías: pídoos, Señor, que libréis las Provincias Católicas de peste y de toda suerte de plagas: pídoos por la conservación de los Justos en vuestra Divina gracia, y por la conversión de los pecadores: pídoos por los pobres Cautivos Cristianos, para que les esforcéis en vuestra Santa Fe y libréis del Cautiverio: pídoos por las Almas del Purgatorio: Y finalmente os pido el alivio de todas las necesidades espirituales y temporales de todos los vivos, y difuntos: Y todo esto os lo pido por los merecimientos de mi Protector San Juan de Mata, en cuyo nombre os pido principalmente lo que sabéis deseo, o lo que fuere más de vuestro Divino agrado. Amén.
     
Este día enseña San Juan de de Mata a ejercitar la virtud del ayuno, y más la abstinencia de los vicios, a cuyo fin me aprovechará mucho si sé retirarme del comercio de las criaturas. Y todas las buenas obras de este día las ofrezco a Dios nuestro Señor por la exaltación de la Santa Fe Católica.
   
Ahora recogido algo en su interior, pedirá a Dios por medio del Santo aquella gracia que desea conseguir.
   
GOZOS DEL GRAN PATRIARCA SAN JUAN DE MATA
   
Por grande Redentor,
Vuestra Gloria Dios dilata:
Santo Padre Juan de Mata,
Sed benigno Protector.
    
De Vos la Virgen María,
A vuestra Madre en visión,
Reveló la perfección
Que tendríais algún día:
Y que Dios os elegía
De Esclavos Libertador;
Santo Padre Juan de Mata,
Sed benigno Protector.
    
La Nobleza, que heredasteis,
La esmaltasteis glorioso;
Pues liberal, y piadoso,
Con los Pobres os portasteis:
Y con la virtud hallasteis
Esmalte más superior
Santo Padre Juan de Mata,
Sed benigno Protector.
    
La Gracia muy soberana
Desde Niño ya teníais;
Pues que mamar no queríais
Días cuatro en la semana;
Emprendiendo con gran gana
De la abstinencia el rigor;
Santo Padre Juan de Mata,
Sed benigno Protector.
    
En París, brillante Estrella,
Lucisteis con gran doctrina;
Y siendo en perfección Divina,
Borla mas docta, y mas bella:
Y por único en aquella,
Manda el Cielo seáis Doctor;
Santo Padre Juan de Mata,
Sed benigno Protector.
    
Al tomar el Orden Santo,
Vieron todos, desde luego,
Una Columna de fuego
Sobre Vos, con grande espanto:
La que pregonaba cuánto
Era vuestro Sacro ardor;
Santo Padre Juan de Mata,
Sed benigno Protector.
    
Un Ángel visteis volando,
Que Hábito blanco vestía,
Con señas que redimía
A dos Cautivos trocando:
La Cruz del pecho mostrando,
Os señala Redentor;
Santo Padre Juan de Mata,
Sed benigno Protector.
    
Fundáis por alto destino
Orden Celeste, y Sagrado,
De la TRINIDAD nombrado,
Porque es su Autor Uno y Trino:
Cuyo instituto Divino
Da al Mundo grande olor;
Santo Padre Juan de Mata,
Sed benigno Protector.
    
A todo Pobre, y Cautivo,
El Santo instituto mira;
Quien lo sabe, en Vos admira
Ardor tan caritativo:
Al que es muerto, y al que es vivo,
Alcanza vuestro favor;
Santo Padre Juan de Mata,
Sed benigno Protector.
    
Vuestra grande protección,
Alcanza de Dios favores,
Quitáis penas y dolores
Con vuestra intercesión:
Cómo a Redentor el don
Dad, de Gracia, al Pecador;
Santo Padre Juan de Mata,
Sed benigno Protector.
    
Pues del primer Redentor
La Fe, vuestro amor dilata;
Santo Padre Juan de Mata,
Sed benigno Protector.
    
Antífona: Por la ardiente caridad con que amaba San Juan a los cautivos, entregó todo lo suyo, y no dudó en arriesgar su vida.
  
℣. Ruega por nosotros, Santo Padre Juan.
℟. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.
  
ORACIÓN
Oh Dios, que milagrosamente has instituido, por medio de Nuestro Padre San Juan de Mata, la orden de la Santísima Trinidad, para el rescate de los cautivos del poder de los sarracenos, haz benignamente que ayudados por sus méritos y por tu gracia, seamos librados de la cautividad del cuerpo y del alma. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
  
Alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar, y la Purísima Concepción de María Santísima Señora nuestra, sin pecado original desde su primer instante. Amén.
  
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
   
DÍA SEGUNDO – 31 DE ENERO
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Padre mío San Juan de Mata, a quien honró en tu dichoso nacimiento María Santísima, admitió su piedad por hijo, y amparó como Madre en todos tus ahogos: por la ardentísima devoción y amor purísimo, que toda la vida tuviste a la Reina de los Ángeles. Por los grandes prodigios y continuados favores que de su poderosa mano recibiste y consuelos celestiales que en su tierno corazón hallaban todas tus aflicciones. Humildemente postrado a tus pies te pido, Santo mío, me alcances de nuestro Señor el verdadero amor y tierna devoción a esta Soberana Reina, para que sabiendo amarla, acierte a agradarla y servirla, y logre el que me haga bueno su Hijo querido; me ampare y defienda en todos mis trabajos, hasta que asegurado de todos los peligros; dé a su Majestad y a ti las gracias en el Cielo. Y también te suplico, Santo Padre mío, me alcances todos los demás favores que pido a nuestro Señor, por medio de esta Novena; y entre ellos la especial gracia que sabes deseo, si conviene al servicio de Dios y bien de mi Alma. Amén.
   
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
   
Este día enseña el Santo a sus Devotos a ocuparse en alabanzas a María Santísima, y exhortar a los Fieles a su devoción, y hacer por su amor alguna obra de caridad; y todas las obras de este día se ofrecerán a nuestro Señor por la Paz universal de la Cristiandad.
   
DÍA TERCERO – 1 DE FEBRERO
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Glorioso Padre mío San Juan de Mata, por aquel ilustre sacrificio que hizo en nombre tuyo tu piadosa Madre, aun antes de parirte, consagrándote por mano de María Santísima al Cielo. Por aquella tan heroica resolución, con que renunciaste toda la gloria y honra vana del Mundo, caduca y perecedera, ofreciendo a Dios todas tus acciones y pensamientos. Te pido humildemente, Santo mío, postrado a tus pies, me alcances verdadero amor de Dios y pureza de corazón, para que limpio de imperfecciones, pueda ofrecer alma, vida, acciones y pensamientos a los pies de la Santísima Trinidad. Y también te suplico me alcances todos los restantes favores que pido a nuestro Señor por medio de esta Novena; y entre ellos la especial gracia que sabes deseo, si conviene al servicio de Dios y bien de mi Alma. Amén.
         
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
   
Este día enseña el Santo Patriarca a sus Devotos, a que encaminen todas sus acciones a la mayor honra y gloria de Dios; y todas las buenas obras de este día se ofrecerán a nuestro Señor por el Sumo Pontífice, y todo el Estado Eclesiástico.
   
DÍA CUARTO – 2 DE FEBRERO
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Padre mío glorioso San Juan de Mata, escogido por la poderosa mano de Dios para empleos tan ilustres, como ejercitaste en el Mundo. Por aquella humildad excelente que tanto sobresalió en tu Alma entre todas las virtudes con que te adornó el Altísimo; pues siendo sabio y capaz de los mayores puestos, de todos te reputabas indigno, por aquel horror que te daban las Dignidades, y el amor con que mirabas los oficios humildes, te suplico, Santo mío, postrado a tus pies rendido, me alcances del Divino Redentor la verdadera humildad, para que yo haga el cabal concepto que debo tener de mí. Desterrad de mi corazón todo impulso de soberbia y vanidad, para que haga asiento en mi Alma tan excelente virtud. También te suplico me alcances de nuestro Señor los demás favores que deseo conseguir por medio de esta Novena, y entre ellos la especial gracia que sabes deseo, si conviene al servicio de Dios у bien de mi Alma. Amén.
   
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
   
Este día enseña el Santo Patriarca a sus Devotos a ejercitarse en actos humildes, como son servir a un pobre, hacer la cama a algún enfermo en el Hospital, o cosas semejantes; y éstas, y las demás buenas obras de este día, se ofrecerán a Dios por los que están en pecado mortal.
   
DÍA QUINTO – 3 DE FEBRERO
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Padre mío muy amado, San Juan de Mata, consuelo de afligidos y refugio de los necesitados. Por aquella ardentísima caridad que inflamaba tu noble corazón para utilidad del prójimo, obrando con él los ejercicios altos de misericordia que tanto te ilustran, como son la conversión de los pecadores más obstinados; el hospicio de los pobres Peregrinos; la asistencia de los enfermos y la Redención de los Cautivos, sin poder apagar, ni aun entibiar esta ardiente llama toda la agua del Mar, ni las avenidas de la tribulación, ni la amenaza del cuchillo. Te pido, Santo mío, humildemente postrado a tus pies, enciendas en mi helado corazón la noble llama de esta excelentísima virtud. Y también te suplico, Santo mío, me alcances de nuestro Señor los demás favores que pido por medio de esta Novena; y entre ellos la especial gracia que sabes deseo, si conviene al servicio de Dios y bien de mi Alma. Amén.
   
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
   
Este día enseña el Santo a sus Devotos a hacer algunas obras de misericordia con el prójimo, como son dar limosna al pobre, visitar al preso, consolar al afligido, &c. Y todas las demás obras buenas que se hicieren en este día se han de ofrecer a Dios por los que se hallan en el artículo de la muerte.
   
DÍA SEXTO – 4 DE FEBRERO
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Padre mío amantísimo, San Juan de Mata, a quien nos puso la Divina Providencia por ejemplar, para que pusiésemos en Dios toda nuestra confianza. Tú, Santo mío, que en las peregrinaciones, en los trabajos y en los ahogos, despreciando los humanos auxilios, solo esperabas el favor del Cielo. Por las grandes mercedes y asistencias que te alcanzó de Dios esta grande confianza se vio en tantas y tan raras maravillas, como obró en confirmación de esta virtud la Divina Omnipotencia. Te suplico, Santo mío, postrado a tus pies, me alcances de la Divina Majestad una esperanza tan firme, que solo de su Soberana mano espere todo el bien. Y también te suplico me alcances todos los demás favores que pido a nuestro Señor, por medio de esta Novena; y entre ellos la especial gracia que sabes deseo, si conviene al servicio de Dios y bien de mi Alma. Amén.
   
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
   
Este día nos enseña el Santo Patriarca a encaminar todos nuestros deseos al último fin, que es Dios, y a hacer alguna buena obra, que sea de honra y gloria suya; y ésta, y las demás buenas obras de este día se han de ofrecer a Dios por la conversión de los Infieles.
   
DÍA SÉPTIMO – 5 DE FEBRERO
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Bienaventurado Padre mío San Juan de Mata, nuevo Moisés en el ejercicio de redimir, y puntual imitador de su obediencia, por quien obró la poderosa mano de Dios tantas maravillas. Por lo muy agradable que fue a Dios esta tan heroica virtud. Te suplico, Santo mío, postrado a tus pies, que me enseñes a ser obediente, y me alcances la gracia para enfrenar este indómito corazón, sordo siempre a las inspiraciones Divinas y rebelde a las Santas Leyes. También te suplico, Santo mío, me alcances todos los demás favores que pido a nuestro Señor por medio de esta Novena; y entre ellos la especial gracia que sabes deseo, si conviene al servicio de Dios y bien de mi Alma. Amén.
   
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
   
Hoy enseña el Santo Patriarca a ejercitar la virtud de la obediencia a cada uno según su estado, creyendo firmemente que obedeciendo a los Superiores se obedece a Dios en ellos. Y así estos actos de virtud, como las demás buenas obras de este día, se han de ofrecer a nuestro Señor por los que se hallan en alguna tribulación espiritual o temporal.
   
DÍA OCTAVO – 6 DE FEBRERO
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Padre mío muy amado San Juan de Mata, que con increíble fortaleza, paciencia y constancia sufriste tantos trabajos, penas y fatigas por la gloria de Dios, provecho de las Almas, y por sacar Cautivos de las bárbaras cadenas. Por aquel Señor que tanta fortaleza te dio para llevar tantos trabajos, y sufrir tantas tribulaciones. Te pido humildemente, Santo mío, postrado a tus pies, me alcances de la Divina Majestad constancia, fortaleza y paciencia para sufrir por su amor cualquier trabajo que fuere servido de enviarme en este Mundo, recibiéndolo con alegría, como prenda que viene de su Santísima mano. También te suplico, Santo mío, me alcances todos los demás favores que pido a nuestro Señor por medio de esta Novena; y entre ellos la especial gracia que sabes deseo, si conviene al servicio de Dios y bien de mi Alma. Amén.
   
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
   
Hoy nos enseña el Santo Patriarca a ejercitar la virtud de la paciencia en las adversidades que a cada paso se nos ofrecen; y estas mortificaciones, con las demás buenas obras de este día, se han de ofrecer a Dios por los Enfermos, Peregrinos y Navegantes.
   
DÍA NOVENO – 7 DE FEBRERO
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
   
ORACIÓN
Glorioso Padre mío San Juan de Mata, por aquellas vivas ansias, que teníais de gozar ya de la Santísima Trinidad perpetuamente en la Gloria. Por aquellos admirables ejemplos de humildad, penitencia y pobreza, desengaño y resignación que nos dejaste al tiempo de morir, Por aquel Soberano solio que ya gozas, libre de estas temporales miserias, te suplico, Santo mío, postrado a tus pies, me alcances de la Divina Majestad una buena muerte, con perfecto dolor de mis culpas, para que logre el recrearme con tu presencia eternamente en la Gloria, y allí te dé las debidas gracias por el singular patrocinio que ejercitaste conmigo en la Tierra. Y mientras logro esta dicha, te pido, Santo mío, me alcances de nuestro Señor los demás favores que pido por medio de esta Novena; y entre ellos la especial gracia que sabes deseo, si conviene al servicio de Dios y bien de mi Alma. Amén.
   
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. La Oración y los Gozos se dirán todos los días.
   
Hoy nos enseña el Santo Patriarca con su Santa muerte tan prevenida a contemplar en la que nos espera, ajustando bien las cuentas, para que sea dichosa; y esta meditación con las las demás buenas obras de este día, se aplicarán por los Fieles Cautivos, para que nuestro Señor los saque de sus trabajos; a cuyo fin los ayudará el que pudiere con alguna limosna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.