lunes, 21 de octubre de 2019

LOS ÍDOLOS USADOS EN EL SÍNODO, ARROJADOS AL TÍBER

 
Un vídeo en nombre de Michael Del Bufalo certifica que en el curso de una incursión al amanecer –tal vez esta mañana– fueron sustraídas de la iglesia romana de Santa María en Traspontina, ya sede de diversos ritos amazónicos presididos por la “sacerdotisa” lesbiana anglicana argentino-canadiense Emilie Teresa Smith (obviamente con el placet del archichamán Francisco Bergoglio), las hasta ahora célebres estatuillas de la Pachamama (cuya identidad fue confirmada en la rueda de prensa, aunque lo quieran negar Paolo Ruffini y sus secuaces del Vaticano). Fueron en seguida arrojadas al Tíber frente al Castillo de Sant’Angelo. Aquí el vídeo de la operación:
  
 
El hombre que grabó el vídeo hizo la siguiente declaración vía telefónica:
«Esto fue hecho por una sola razón. Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, su Santísima Madre, y todos los que siguen a Cristo, están siendo atacados por miembros de nuestra propia Iglesia. ¡No aceptemos esto! ¡No permanezcamos más en Silencio! ¡Comencemos a actuar AHORA!
  
Porque amamos la humanidad, no podemos aceptar que la gente de cierta región no deban ser bautizados y por tanto les sea negada la entrada al Cielo. Es nu estro deber seguir las palabras de Dios, como nuestra Santísima Madre lo hizo. No hay un segundo camino de salvación.
 
Christus vincit, Christus regnat, Christus ímperat!».
 
Por su parte Paolo Ruffini La Loggia, prefecto del Dicasterio para las Comunicaciones (ex-director de RAI Tre, hijo del partisano democristiano Attilio Ruffini -sobrino del cardenal Ernesto Ruffini- y de Zina Maria La Loggia -hermana del político Enrico La Loggia-), calificó el hecho como una “bravata”, diciendo: «Ya hemos repetido varias veces aquí, que las estatuas indígenas representan la vida, la fertilidad, la madre tierra; y ver [en ellas] símbolos de paganismo es ver mal donde no hay mal. [Arrojarlas al Tíber] me parece que es un gesto que contradice la experiencia de diálogo especial que desde el Sínodo debería guiar siempre a todos. No sé qué más añadir al respecto, aparte de que el robo es una bravata que se comenta por sí sola». Los padres carmelitas calzados, que regentan la iglesia, presentaron por medio de fray Antonio Soffiantini (curador de la muestra de la asociación “Casa Comune”, vinculada a la REPAM) denuncia penal ante la policía italiana contra dos sujetos que fueron detenidos tras ir por la estatua mayor a las 10:30h (hora local), que comenzó la investigación (aunque el valor material de los ídolos es irrelevante, además de tener la cara de Bergoglio).
   
  
ACTUALIZACIÓN (5 de Noviembre de 2019: El protagonista de este acto es el barón Alexander von Tschugguel zu Tramin, político conservador y activista católico tradicionalista de Austria. En una entrevista, relató que tomó la decisión de arrojar los ídolos al Tíber al enterarse in situ que el Sínodo tenía finalidad política y que en el Amazonas no se realizaban bautizmos «porque no hace parte de la cultura indígena local» (cuando el mandato de Nuestro Señor Jesucristo es claro: «Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a todas las naciones, BAUTIZÁNDOLAS EN EL NOMBRE DEL PADRE, Y DEL HIJO, Y DEL ESPÍRITU SANTO, y enseñándoles a guardar lo que os he mandado. EL QUE CREYERE Y SE BAUTIZARE, ESE SE SALVARÁ; EL QUE NO CREYERE, SE CONDENARÁ»), y ver que había gente adorándolos en los Jardines Vaticanos, contraviniendo el primer mandamiento de la Ley de Dios: «Yo soy el Señor tu Dios, NO TENDRÁS OTROS DIOSES DELANTE DE MÍ».
  
   
Von Tschugguel señaló que había permanecido en el anonimato para darle protagonismo al hecho de arrojar las pachamamas al Tíber, pero que decidió salir a la luz pública como autor de esta hazaña en respuesta al apoyo recibido de muchos fieles y clérigos.

4 comentarios:

  1. Un antropólogo consultado por Life Site News dijo que la estatua «técnicamente constituye una suerte de trasposición “amazónica” de las complejas especificidades del culto andino a la Pachamama; una variación sobre el tema o, aún mejor, una suerte de sincretismo transamericano en el cual convergen elementos andinos, afroamericanos y New Age. Un ídolo inventado e iconográficamente “camuflado” con pintura facial “amazónica”, usado en Roma como un instrumento de presión política y religiosa».

    https://www.lifesitenews.com/news/symbol-of-life-or-pachamama-vatican-and-repam-synod-organizers-divided-on-identity-of-mysterious-statue

    ResponderEliminar
  2. David Fabbri (52), que en anteriores oportunidades señaló al presidente del consejo de ministros Giuseppe Conte Roberti como «satanista masón miembro del Partido del Demonio comandado por George Soros», anatematizó a los jueces del Tribunal de Menores de Bolonia por el caso de los niños de Bibbiano, arrojó bananas a ex-ministra de integración y cooperación internacional congoleña Kashetu “Cécile” Kyenge en un evento del PD, y puso imágenes del Duce Benito Mussolini con el epígrafe «Por un mundo más pulido, vuelve a la vida, tío Benito» en todo el centro de Rímini, reivindicó la incursión en la iglesia Santa María en Traspontina en la que las estatuas fueron arrojadas al río Tíber.

    https://www.youtube.com/watch?v=EYd3dqVArW0

    ResponderEliminar
  3. Die soon, pope Francis. With God’s help, you will kick the bucket today, and no tears on your tomb. I hope one day your corpse will follow the Pachamama statues in the Tiber.

    Down there, at the bottom of it, eaten by animals, is where it belongs.

    ResponderEliminar
  4. «Saludos desde Argentina. Estoy admirada de que los verdaderos católicos estén viendo la pura maldad detrás de todo su culto a la Pachamama, que está profundamente arraigado en las tradiciones de los pueblos amerindios en el norte de Argentina, Bolivia y Perú. La Pachamama representa la “madre tierra” en la forma de una mujer, y estas estatuillas con el vientre rojo describen un importante ritual pagano en el cual las mujeres derraman su sangre menstrual en el suelo como una ofrenda a la madre tierra. Muchas mujeres hacen esto en esos rituales.

    Argentina y Latinoamérica en general no son verdaderamente católicos, los remanentes de siglos de paganismo previo a Colón son constantes y difíciles de borrar, incluso las personas que dicen ser católicas participan en estos rituales, y tristemente el viejo sucio Bergoglio pasa alentando este horrible mal».

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está estrictamente prohibida. La administración del blog se reserva el derecho de publicación, y renuncia expresa e irrevocablemente a TODA responsabilidad (civil, penal, administrativa, canónica, etc.) por comentarios que no sean de su autoría.